viernes, febrero 10, 2017

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL TUMBA TODAS LAS INICIATIVAS DEL "PARLAMENT" CATALÁN




Una ex compañera y amiga independentista, a la que tengo en gran estima, me envía por WhatsApp esta especie de manifiesto en el que se muestran los múltiples agravios que recibe Cataluña por parte del Tribunal Constitucional español. No es fácil entablar diálogo o debatir con independentistas. No tengo la menor duda de que ellos piensen lo mismo de los que no están en esa órbita...Los sentimientos y emociones alumbran por una y otra parte y se nubla y enmudece lo que debería imperar: la racionalidad argumental. Esa y no otra  es la razón de que la división entre independentistas y unionistas se vaya acentuando cada vez más y la convivencia de este país, antaño de acogida y cosmopolita, se vaya ensombreciendo. No es excepcional que, para evitar la confrontación, se eluda el tema, mirando hacia otro lado o abordando temas de lugares más comunes: tiempo, fútbol, la familia, la salud, etc.

Siento no alcanzar a apreciar la bondad del texto del periodista Jofre Llombart, "Un escrit senzillamemt boníssim". En mi opinión, la dimensión formal, aunque secundaria,  deja mucho que desear. Es reiterativa, monótona y cansina. Me gustan los sonidos de percusión, pero cuando los toques son los mismos no puedo evitar una sensación de hastío...

a).- Versión traducida:

Un escrito sencillamente buenísimo
Jofre Llombart

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar un impuesto a los bancos para grandes fortunas y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba proteger a los ciudadanos que han sido estafados por hipotecas o preferentes y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba garantizar que las familias pobres tengan luz, agua y gas en los meses de invierno y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar un impuesto por cada piso vacío y dedicarlo a alquiler social y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba hacer políticas de igualdad entre hombres y mujeres y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba que el catalán es la lengua vehicular en la escuela y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar un impuesto a las centrales nucleares y destinar su importe a la protección ambiental y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba prohibir el fracking y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar una tasa a las operadoras de Internet para dedicarlo a la cultura y el TC lo tumba.

Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba prohibir las corridas de toros y el TC lo tumba.

Este resumen se lee en dos minutos, pero la lista -que podría ser el triple de larga- se ha ido gestando con años.

Faltan las becas universitarias, las infraestructuras ferroviarias, las matrículas a los coches, los horarios comerciales, y un centenar de competencias más en las que se le ha dejado claro que, por más mayorías que haya en el Parlamento, a la hora de la verdad quedarán en papel mojado porque la última palabra la tiene siempre Madrid.

Después de 38 años de Constitución y de inicio de la presunta descentralización, el legado jurídico nos deja bien claro el modus operandi: se traspasa la competencia a la Comunidad Autónoma, se ejerce, pero si la ley no gusta a la administración estatal, una de dos: o el TC la tumba o se redacta una ley española que, como dice la Constitución, tiene un rango superior a la autonómica que, en la práctica, queda anulada.

Y cuando te preguntas si vale la pena continuar con un estado así, resulta que preguntártelo también está prohibido. Como también está prohibido -y con riesgo de prisión- permitir hacer un debate en el Parlamento sobre cómo podría ser un estado que no prohibiera tanto.
Esto también está prohibido.

Y así, de prohibición en prohibición, cada vez hay más personas que en lugar de hacerse la pregunta prohibida empiezan a tener ya la respuesta. Sin que nadie se lo haya preguntado porque está prohibido.

Y cuando después de una pregunta prohibida tienes una respuesta convencida? entonces ya no hay tribunal que lo tumbe.

B).- Versión original:

Un escrit senzillamemt boníssim

Jofre Llombart

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova cobrar un impost als bancs per a grans fortunes i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova protegir els ciutadans que han estat estafats per hipoteques o preferents i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova garantir que les famílies pobres tinguin llum, aigua i gas els mesos d’hivern i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova cobrar un impost per cada pis buit i dedicar-lo a lloguer social i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova fer polítiques d’igualtat entre homes i dones i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova que el català és la llengua vehicular a l'escola i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova cobrar un impost a les centrals nuclears i destinar-ne l’import a la protecció ambiental i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova prohibir el fracking i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova cobrar una taxa a les operadores d’Internet per dedicar-lo a la cultura i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Catalunya és un país on el seu Parlament aprova prohibir les corrides de toros i el Tribunal Constitucional ho tomba.

Aquest resum es llegeix en dos minuts, però la llista –que podria ser el triple de llarga- s’ha anat gestant amb anys.

Hi falten les beques universitàries, les infraestructures ferroviàries, les matrícules als cotxes, els horaris comercials, i un centenar de competències més en les que se li ha deixat clar que, per més majories que hi hagi al Parlament, a l’hora de la veritat quedaran en paper mullat perquè la última paraula la té sempre Madrid.

Després de 38 anys de Constitució i d’inici de la presumpta descentralització el llegat jurídic ens deixa ben clar el modus operandi: es traspassa la competència a la Comunitat Autònoma, s'exerceix, però si la llei no agrada a l’administració estatal, una de dos: o el Tribunal Constitucional la tomba o es redacta una llei espanyola que, tal com diu la Constitució, té un rang superior a l’autonòmica que, a la pràctica, queda anul·lada.

I quan et preguntes si val la pena continuar amb un estat així, resulta que preguntar-t’ho també està prohibit. Com també està prohibit –i amb risc de presó- permetre fer un debat al Parlament sobre com podria ser un estat que no prohibís tant.

Això també està prohibit.

I així, de prohibició en prohibició, cada vegada hi ha més persones que enlloc de fer-se la pregunta prohibida comencen a tenir ja la resposta. Sense que ningú els ho hagi preguntat perquè està prohibit.

I quan després d’una pregunta prohibida tens una resposta convençuda? llavors ja no hi ha tribunal que ho tombi.

27 comentarios:

  1. Amigo Luis Antonio, lo que está pasando es una auténtica pena. Las gentes enfrentadas, los gobernantes ocupándose de emociones en vez de gobernar, unas entidades extrapralamentarias marcando el tono de la política, unos medios de comunicación que tergiversan la realidad y manipulan las noticias... y mientras tanto más precariedad, más corrupción, recortes de la sociedad del bienestar, la educación pública por los suelos y la sinrazón adueñándose del panorama social y de las relaciones personales. Da pena.
    Saludos
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría tener argumentos para suavizar esa penosa impresión de la sociedad actual que se desprende de tu comentario. Pero no se me ocurre nada y bien que lo lamento...

      Un abrazo, Francesc

      Eliminar
  2. Los nacionalismos ( TODOS ) separan , dividen , enfrentan a los ciudadanos . Dicho esto hablemos de Cataluña , conozco algo Barcelona desde mi juventud , especialmente por motivos deportivos por una parte y por motivos de salud por otra , siempre me he encontrado como en mi casa, siempre he admirado la modernidad , el dinamismo de Barcelona , en tiempos de la dictadura era para mi gratificante ir a Barcelona , tenia la sensación de estar algo mas cerca de Europa , En Cataluña siempre ha habido un sentimiento independentista en parte de algunos ciudadanos NO de todos , podría decir que Izquierda Republicana de Cataluña ha sido desde antaño el símbolo de este sentir , ahora bien actualmente me cuesta entender que CIU y sus mas altos dirigentes tuvieran de verdad este sentimiento , ¿ que esta ocurriendo ahora con todo esto según mi entender ? pues que tanto a los Mas , Pujol etc etc les interesa envolverse con la bandera del independentismo por razones puramente PARTICULARES ( corrupción) y al PP les interesa " combatir " el independentismo par razones políticas partidarias , de manera que se auto alimentan entre ellos , lo peor es que en este " cambalache " esta perjudicando gravemente a multitud de ciudadanos tanto catalanes como del resto de España , en fin LUISANTONIO esta es mi opinión de este MAS que lamentable despropósito , Un sincero y cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo `pensando lo mismo que lo que escribí en el año 2007:

      "Presumo de tener en gran estima tanto a Aragón como a Cataluña. Es perfectamente compatible el afecto, la simpatía e incluso el amor hacia equipos, identidades territoriales y personas diferentes. Este afecto compartido no es ciego. Cuando hay litigios entre ambas comunidades, como ocurre en la actualidad, -Aragón reclama el arte sacro de la Franja, y es un tremendo error, por no decir otra cosa, que la Enciclopedia Catalana ubique el Aneto y la Maladeta (Huesca) en el Pirineo Catalán o Països Catalans- tomo partido incondicional por la parte agraviada, en este caso, Aragón.

      El contexto acostumbra a condicionarnos bastante. En Cataluña presumo, sobre todo, de turolense y en Aragón, paradojas de la vida, a veces ejerzo de catalán, según las circunstancias. Si viajo al extranjero, hago valer mi condición de español y siento proximidad y muchas cosas en común con cualquier persona de una u otra comunidad española y, por supuesto, no soy ajeno a los lazos que nos unen con todos los de habla hispana. Pero también me siento, cada vez más, europeo. Y espero que algún día pueda sentirme, por encima de identidades limitadoras y fruto del azar, sobre todo, ciudadano del mundo. A decir verdad, y en esto discrepo con muchos, sueño con que las fronteras desaparezcan paulatinamente.

      Al respecto se me ocurre una reflexión que ya he expresado en algún otro escrito. Nacemos en el lugar donde residen o deciden nuestros progenitores. El desarrollo de nuestra vida quedará marcadamente condicionado por este hecho en el que no hemos participado. Este acontecer, ciertamente fortuito, permitirá a unos acceder en mayor o menor grado al beneficio del estado del bienestar. Otros, por el contrario, distantes de este mundo, esperarán resignados la caída del “maná” o harán turno, al amparo de la noche, para embarcar furtivos en pateras o cayucos temerarios y cruzar el tenebroso “Jordán salado”

      Sin embargo, haya el destino decidido que nazcamos en una “kasba” al otro lado del Atlas, en Senegal o en un lugar privilegiado del llamado Primer Mundo, nadie impedirá que todos –y esa es la gran paradoja- tengamos un sincero afecto, a veces peligrosa pasión, por nuestro pueblo, por nuestra tierra sea cual fuere ésta. Cuando las circunstancias nos obligan a abandonarla, casi siempre es con pesar. Es lógico, queremos lo que conocemos y tocamos. La nostalgia, el extrañamiento o la morriña se convierten en muchos casos en sombra y desarraigo perenne. En ese mundo hipotético sin fronteras, con el que sueño a veces, no cabrían estas emociones encontradas.

      Lo expuesto hasta aquí pretende expresar que amo a la tierra que me vio nacer y también la de acogida, pero rechazo la amenaza de sentimientos nacionalistas y más aún si son de corte excluyente. Añadiré más, aborrezco los nacionalismos radicales tanto de corte centralista como periférico. Viajar, leer y establecer comunicación con personas de otros ámbitos y culturas sin prejuicio alguno son buenos antídotos contra la fiebre del “talibanismo intolerante”. Ahí está la historia europea que recoge las consecuencias de las confrontaciones nacionalistas radicales... Quizás la Europa con fronteras permeables signifique un primer paso que conduzca, aunque de forma lenta pero inexorable, hacia ese mundo soñado...sin fronteras"

      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  3. Es tan fácil de darse cuenta de los defectos y endeblez jurídica y democrática de ese texto que nos copias, que no merece ser debatido en sí mismo, como tal texto. Es una evidencia de lo que ocurre, como lo es el alarmante comportamiento de los últimos gobiernos españoles.
    Sí me alarma lo que dices, que yo también he podido comprobar. El crecimiento del desasosiego, de la falta de diálogo. El crecimiento de la consigna emocional facilona en las partes extremas de las posiciones. Y la falta de propuestas que puedan atemperar. El tiempo dirá, claro. Pero qué mal que todo lo tengamos que dejar a la labor del tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que haces un diagnóstico muy acertado y, como a ti, me desespera la falta de propuestas o negociaciones que puedan suavizar o desencallar esta penosa situación que nos lleva a no sé dónde...

      Un abrazo, Pedro

      Eliminar
  4. J. Prat1:17 p. m.

    La paraula tancs no figura en la Constitució

    El TSJC avala el català com a llengua vehicular però obre la porta a excepcions

    La sentència avala el model català però recull el reconeixement del dret de les famílies que ho sol·licitin al fet que el castellà sigui vehicular en l'ensenyament dels seus fills.

    Jofre Llombart, periodista de El Mon a RAC 1, agrada molt als conversos a l'independentisme i que tenen una fe infrangible en el Procés i que es consideren els únics i autèntics catalans.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo tampoc he vist la paraula "tancs" en la Constitució. Suposo que es refereix al paper de les Forces Armades.

      Jofre Llombart, Mark Serra Parés, etc. són una espècie de peridistes/ayatolas que gaudeixen de gran predicamento entre els seguidors independentistes. Els seriosos, que també n'hi ha, dubto que els aplaudeixin segons quines coses. Tots dos, de cap manera contribueixen a suavitzar tensions. Més aviat les alimenten.

      Feia molt temps que no deixaves petjada en aquest espai, Jordi
      Salutacions

      Eliminar
    2. Jofre Llombart5:58 p. m.

      Buenas tardes, Luis Antonio. Leo con atención tu blog desde que un conocido me recomendó leer el post acerca de mi. Las opiniones son muy respetables pero mi artículo está lleno de datos y sentencias. Efectivamente me permití la licencia de utilizar 'tancs' en el lugar de Fuerzas Armadas, pero digo yo que para defender la unidad territorial, como establece dicho artículo, no se van a utilizar precisamente tirachinas. El artículo que reproduces es un simple resumen de las decisiones del Tribunal Constitucional. Siento la monotonía que te provoca pero el gota a gota ha sido así. Y fíjate. En ningún momento hago de 'ayatolá' de la independencia. Simplemente expongo que, después de tanta decisión que visualiza el poco poder político reservado para Catalunya, ni tan siquiera se permite votar su relación con España. Votar. Hablo de votar. En una votación puede ganar el sí como el no. Y yo, como mal ayatolá, voy a respetar lo que salga. El problema es que yo quiero que la gente que no quiere la independencia pueda votar NO mientras que la gente que no quiere la independencia quiere que yo no vote. Esa es la diferencia.

      Eliminar
    3. Buenas tardes, Jofre Llombart. Agradezco mucho tu comentario. A decir verdad echo a faltar opiniones diferentes a la mía porque en modo alguno me considero poseedor de ninguna verdad absoluta y sí creo, sin embargo, en que las ideas diferentes expuestas con respeto y sentido común enriquecen.

      Aprovecho para decirte que estoy a favor del referéndum, pero siempre y cuando sea legal. Mientras no se haga quedará la duda, pero te recuerdo que en todas las elecciones que se han llevado a cabo desde el 2010 y no han sido pocas, salvo la del 9N - los partidos claramente independentistas no han superado nunca el 50 % de los votos...¿Cuántas más habrá que hacer para que muchos se convenzan de que no hay mayoría suficiente para tomar un determinación tan aventurada y plena de incertidumbres? Aprovecho para decirte que no creo en la panacea de la República Catalana. Todo lo que requiere fe me cuesta aceptarlo. Los argumentos racionales me convencen más...

      Vaya por delante que mi opinión del gobierno del PP es pésima y que con su intransigencia no hace más que complicar las cosas. Pero la intransigencia del Gobern, que no parece contemplar otras opciones, no es menor, ¿eh?

      Un saludo muy cordial, Jofre

      Eliminar
    4. Jofre, otra cosa, retiro lo de 'ayatolá', pero que conste que algunos de tus seguidores te ven como una especie de adalid de la indepencia. A mí me gustaría que fuese un periodista independiente. ¿Es pedir mucho?

      Eliminar
  5. No soporto al TC y sus miserias politizadas y discriminatorias pero convertir a un territorio, a un género a una ideología en algo maravilloso por los agravios recibidos de la otra parte, me parece aparte de victimista gravemente peligroso para la estabilidad y la racionalidad de grupos e individuos. Luego llegarán las rebajas de primavera y el desencanto será terrible
    Saliendo del gastado tema soberanista catalán, ayer mismo me llamó la atención lo que vi en una página web muy de izquierdas. Resulta que fue el día de la mujer y la ciencia y el lema de este grupo era "Menos Newton y más Marie Curie". Creo que si Maria Salomea Skłodowska-Curie se echaría las manos a la cabeza ante semejante disparate. Una alucinación más del victimismo triunfante que para defender un género terriblemente discriminado se le quita valor a un tipo sobre el que se ha edificado parte de nuestro conocimiento de nuestra realidad solo pro le hecho de haber nacido hombre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comprendo que por esos lares estéis más que hartos de escuchar siempre la misma o parecida cantinela sobre el independentismo en Cataluña, pero los que estamos aquí no encontramos fácil evadirnos del tema. Y de aquí e adelante, me temo, esto va a ir a más...

      Me parece muy acertada la asociación que haces entra una y otra variedad de victimismo.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Están desestabilizando la convivencia que aunque siempre ha existido diversidad de opiniones y eso se notaba mucho en los barrios, pero si, que reinaba una tolerancia y con el resto de las regiones.Coincido contigo, que de escuchar tanto el mismo tono, ya es cansino.-Madrid como ejemplo y Cataluña como problema:eso no se lo cree nadie, les interesa estos roces para ir sacando a flote viejas iras,lo malo es que una minoría va a echar a pelear a una mayoría.Si no se razonan las partes esto salta.

    Que poder tiene la palabra y más para sacar las cosas de contexto.

    Un fuerte abrazo








    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que se ha trasladado a la sociedad un asunto que atañe sobre todo a los políticos gobernantes: la disputa del poder, la rivalidad entre Madrid y Barcelona, el centro y la periferia, etc.

      Y como consecuencia de todo ello, se involucra a las gentes dividiéndolas en dos bandos difícilmente reconciliables.

      Un fuerte abrazo, Bertha

      Eliminar
  7. Anónimo2:13 p. m.

    Acoso si castellano:

    http://www.huffingtonpost.es/sonia-sierra/el-acoso-a-las-familias-q_b_14675990.html?ncid=engmodushpmg00000003

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2:38 p. m.

    al (perdón)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No consigo que se abra el artículo propuesto, pero no me preocupa la salud del castellano en ningún sitio porque la gente inteligente sabe apreciar las bondades de una lengua de esta envergadura:

      - Su potente demografía: es la cuarta lengua más hablada del mundo por detrás tan solo del chino, el inglés y el hindi, y la cifra de hispanohablantes en el mundo se situará en breve en la barrera de los 500 millones.

      - Su apreciada funcionalidad: como lengua de comunicación internacional el español ocupa ya un lugar determinante en el escenario internacional al tiempo que abre las puertas del futuro profesional de todos aquellos que la estudian.

      - Su reconocido prestigio cultural: el español es el vehículo idóneo para acceder al rico patrimonio cultural de España e Hispanoamérica; la lengua, en nuestro caso la española, es la puerta de acceso ala producción cultural que se genera en todos los países de habla hispana en cualquiera de sus expresiones: literaria, artística, cinematográfica…

      Las lenguas, afortunadamente, no se aprenden solo en las escuelas.

      Saludos

      Eliminar
  9. Luis Antonio:
    Yo creo que eres algo injusto. La sociedad catalana no sólo se divide entre independentistas y unionistas. Hay otra amplia gama que también tiene sentimientos, emociones y razones para pensar de diferente manera. Una de ellas es simplemente poder expresarse. En relación a la convivencia, no creo que antaño esta sociedad era de acogida y cosmopolita y de pronto dejó de serlo. En la propia familia convivo con personas que piensan distinto y no pasa nada. Si pienso que deberíamos llegar a una etapa de diálogo, debate y acuerdo. Nicolás Sartorius sostenía en El País de ayer: “La Democracia expansiva” que en el fondo la fortaleza del Estado democrático depende de algunas cuestiones relevantes y entre ellas citaba la “cohesión territorial, sustentada en la conciencia de compartir un proyecto solidario. Hoy zarandeada por las cuestiones identitarias y el grave problema de Cataluña. Problema político de primer orden que sólo empezará a remitir si se aborda una reforma constitucional en sentido federak que otorgue a nuestro sistema territorial de una nueva racionalidad compartida.”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé a qué otra gama te refieres. Respecto al tema del independentismo hay dos grandes grupos: partidarios y detractores. Luego están, si acaso, los que "pasan" del tema o no se deciden por ninguna de las dos opciones anteriores. Naturalmente, los grupos en modo alguno son homogéneos. Yo mismo mantengo mucha distancia de algunos que, como yo, se declaran contrarios a la independencia y se niegan a negociar otra salida porque temen se hagan excesivas concesiones.

      La visión, amigo Pedro, de tu microcosmos social o del mío, en modo alguno son representativas. La sociedad catalana, y ahí están las encuestas y los estudios sociológicos, está muy dividida por este asunto. Y prueba de que la convivencia está afectada es que muchos evitan hablar del tema para que no salten "chispas" emocionales y sentimientos encontrados.

      ¿Necesidad de expresarse? Todos, piénsese de una manera u otra, la tienen. Todos la tenemos-

      Muchos partidos están en contra de la reforma constitucional y la España Federal, que yo sepa, solo está propuesta por el PSOE que, para más inri, está en uno de sus peores momentos...

      Un abrzo, Pedro

      Eliminar
  10. El TC como su nombre indica tiene como misión asegurar que cualquier normativa que se dicte se enmarque dentro d los límites constitucionales... No se trata de cuestionar si son buenas o malas las leyes que aprueba el parlamento catalán, se trata de que nadie puede decidir sobre materias o temas sobre los que no tiene competencia. Rajoy no puede ir a La Comisión europea a decirle que cada comisario pague 10 euros por cada refugiado muerto de frío por muy buena idea que sea, porque no es nadie para decidir eso allí. Si un presidente de escalera modifica las señales de tráfico de la calle, no se cuestiona si son o no adecuadas, él no es quien para decir nada que no se refiera a la convivencia vecinal dentro de su edificio, FIN.

    La ignorancia y la manía que tenemos de mezclar churras con merinas nos hace confundirlo todo.

    Y sí mi querido LUIS ANTONIO, la sociedad catalana cada día esta más dividida y crispada es tan obvio que asusta, así que no veo ni injusto, ni exagerado decir lo que dices... ojalá lo fuera.


    Te mando montón de besos y aun abrazo fortísimo por si te sirve de consuelo... supongo que no.


    .. imponer la normas de Así que ¿ velar por el sometimiento de cualquier norma a la Constitución

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón...
      La ultima frase debió irse a la papelera y se me quedó ahí olvidada (como si no estuviera ; )

      Eliminar
    2. Me ha gustado muchísimo, estimada y admirada abogada María, lo que manifiestas sobre este asunto relativo a las competencias. Espero que lo lean quienes se lamentan de estos continuados rechazos
      Yo aplaudo muchas de las iniciativas del Parlement catalán, sobre todo las referentes a cuestiones de carácter social, pero que sean loables no significa, como bien dices, que tengan que apoyarse ya que no le compete a dicha institución legislar sobre las mismas.

      Lo que tendría que hacer el Parlament es sacar los "colores" al Gobierno Central para que tales objetivos
      se lleven a cabo. En este caso, el T.C. no tendría por qué tumbar tales iniciativas.

      Lucha por el poder, no hay más historia...

      Una gran lección, María. Muchas gracias y muchos besos

      Eliminar
  11. Anónimo11:30 p. m.

    Una salida para Cataluña
    Mas plantea una alternativa

    Existe una tercera vía entre la independencia y el inmovilismo. Y corresponde al Estado plantearla. Ese es el meollo de la intervención ayer en Madrid del expresidente de la Generalitat, Artur Mas. Una afirmación de sentido común con la que estamos completamente de acuerdo y que ofrece una oportunidad que debe ser plenamente aprovechada. Sin duda que hablamos de un espacio tan estrecho como precario en el que moverse será harto complicado y en el que el éxito requerirá tanta paciencia como flexibilidad. Razón por la que es necesario adentrarse en esa senda cuanto antes

    El independentismo es un proyecto agotado y sin posibilidades de éxito. Desde que se pusiera en marcha hace cinco años no ha logrado nada positivo: ni sumar a una mayoría de catalanes a dicho proyecto ni recabar ni un mínimo apoyo internacional. Al contrario, ha fracturado a la sociedad catalana, anulado políticamente a la que históricamente ha sido la primera fuerza política en Cataluña, Convergencia i Unió, dejado el gobierno de la Generalitat al albur de los caprichos de una fuerza radical y asamblearia como las CUP y privado a los catalanes de un gobierno que resuelva sus problemas reales y legisle en su beneficio.

    Pero también hay que reconocer que el inmovilismo practicado por el Gobierno de Rajoy, negando cualquier posibilidad de diálogo político a la vez que confiándolo todo a una estrategia judicial que sin duda enconará el problema en lugar de encauzarlo es una estrategia negligente que, además, alimenta en la parte contraria a los elementos más radicales.

    Tiene por tanto todo el sentido que frente a los que quieren aprovechar la situación de bloqueo actual para doblar la apuesta secesionista, convocar un referéndum ilegal y provocar un choque de trenes con el Estado forzándole a tomar medidas de fuerza como la intervención de la autonomía, haya quienes, como Artur Mas, pero con él millones de catalanes, se planteen como ineludible la apertura de una genuina negociación política sobre una posible tercera vía.

    Que el expresidente haya hecho este planteamiento en Madrid y en un foro académico no le quita valor ni mérito a la reflexión sino que le añade. Muestra que cuando se apaga la llama de la olla a presión política y mediática en la que se ha convertido la política catalana y se crean los espacios adecuados para la reflexión, las propuestas de sentido común se imponen por su propio peso. Es evidente que en el guante que tiende Artur Mas al Estado también hay una reivindicación de su propio papel como intermediario y garante de una solución negociada. Y que sus acciones pasadas muestran que no ha dudado en practicar el oportunismo con tal de asegurar su supervivencia política. Pero todo ello no resta un ápice de valor a su reflexión. Con Mas o sin Mas es obvio que hay una salida para Cataluña y que no es ni la salida de España ni de la Unión Europea sino una salida negociada que resuelva de forma consensuada el problema del encaje de Cataluña en España.

    ResponderEliminar
  12. Muchos abogamos por la tercera vía, pero peligra esta hoja de ruta si intervienen en su gestión políticos tan incoherentes, soberbios y ambiciosos como Artur Mas...

    ResponderEliminar
  13. Como decía María, todo se reduce a cumplir las leyes. Uno no puede legislar fuera del marco constitucional. Y ya está. Lo demás no es materia legislativa sino, política. Y la política no es sana si está fuera de las leyes. Primero hay que cambiar las leyes. Y las leyes, como ya ocurrió en la transición, se pueden cambiar desde las leyes, lo otro, a mí no me vale.
    Es pura rabieta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra volver a saber de ti, amigo Miquel. No puedo estar más de acuerdo con lo que expones. Luego paso a visitar tu espacio

      Un abrazo

      Eliminar