viernes, marzo 04, 2016

CORRESPONSABILIDAD EDUCATIVA




34 comentarios:

  1. Buen consejo y muy cierto que si muchos llevaran al pie de la letra o por lo menos intentaran ponerlo en practica otro gallo cantaría .... A mi me dio resultado y ahora tengo una de mis hijas en el segundo gremio.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente, las familias que más deberían visitar las escuelas y colaborar con los maestros son las que se dejan ver menos por esos lares...

      Interpreto que tu hija también es docente. Bienvenida y mucho ánimo.

      Saludos

      Eliminar
  2. Un mal ejemplo en el hogar echa al traste todo el esfuerzo del docente. Los padres son la pieza fundamental y luego sigue todo lo demás. La educación es una responsabilidad que debe compartir por toda la sociedad, desde los padres hasta las más altas instancias, inclúyase monarquía, padres de la pátria, políticos, artistas, medios de comunicación etc.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que en este país, la educación no tiene la categoría de tema de Estado. Y así nos va... Cada partido va a la suya.

      Un abrazo, Francesc

      Eliminar
  3. Un mal ejemplo en la escuela echa al traste todo el esfuerzo de los padres.Los maestros son la pieza fundamental en la enseñanza de los hijos y no creo que los padres seamos buenos profesores, en todo caso debemos ser referentes en cuanto a conductas y responsabilidades sociales. Nunca me encargaría de la enseñanza de mis hijos, no creo que sea bueno, y no es por dejadez, es porque las vinculaciones de familia son diferentes a la enseñanza académica. La educación se imparte en casa y la enseñanza en la escuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los padres no se les debe exigir que sean también maestros. Pueden colaborar, pero la responsabilidad de enseñar compete a la escuela. Además, no es fácil ser profesor de los propios hijos... En la educación en valores y principios de sus hijos sí tienen la mayor de las responsabilidades.

      Saludos

      Eliminar
  4. Lo que pone en esa pizarra es cierto y así debería ser... pero en la práctica no es así... y si se buscaran las razones del por qué no es así... nos daríamos cuenta de cuál es el problema...

    Digo esto encajonado entre los dos colectivos, pues a mí esto me toca de cerca por ambos lados... podría hacer un análisis profundo sobre el tema, pero...

    En fin, la docencia no es fácil... ser padres tampoco... colaborar los unos y los otros algo muy extraño, salvo en raras excepciones (colegios que funcionan con estatus de cooperativas).

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que he escrito en la pizarra es un simple diagnóstico y una sugerencia. Pocos lo cuestionan, pero los que deberían aplicarse...no lo hacen. El ejercicio de la autocrítica tanto en el sector docente como en el familiar tampoco se lleva a cabo como sería deseable.

      Me quedo con las ganas de conocer tu análisis profundo y me consta que te sobran conocimientos y experiencia para llevarlo a cabo... Tus razones tendrás y yo las respeto.

      Porque no es fácil ser padres o profesores, razón de más para estrechar la colaboración entre ambos. Al fin y al cabo, el objetivo es común: sacar lo mejor de los hijos/alumnos para su propio desarrollo como personas.

      Abrazos

      Eliminar
    2. Mis conocimientos son muy limitados y muy humildes...

      No son razones "raras", para mi la educación (sistema educativo) es la piedra angular de la sociedad (o sociedades, para los nacionalistas, yo no lo soy)... es un tema complejo y su análisis requiere de muchos puntos y contrapuntos y de muchas perspectivas y horizontes...

      En este asunto subyacen profundas cuestiones sobre estructura y metodología, en cuanto a planificación, desarrollo y objetivos... y unos lo ven de una manera y otros de otra y algunos de ninguna...

      Estoy totalmente de acuerdo con lo que me contestas en el último párrafo de tu respuesta... al fin y al cabo, de eso debería ir la educación: de extraer lo mejor de cada alumno y de conducir a cada uno a buscar y a encontrar lo mejor de todo... ¿pero cómo? Ahí es donde está la "oveja" del asunto... ¿cómo podemos conseguir esa simbiosis entre padres y profesores para optimizar al máximo una educación integral e integradora?

      A eso me refería en mi anterior comentario, pero tú sabes que un análisis profundo sobre ello requiere una extensión considerable de argumentos... no hay ninguna razón oculta más allá de eso...

      Creo que el marco educativo en cuanto a estructuras y estrategias, y en cuanto a su relación con el entorno y las familias precisa de una urgente revisión... pero solo es una opinión de este humilde "arquimeto", pues nada sé y en todo me meto...

      Abrazo.

      Eliminar
  5. En esto de la educación y la enseñanza hay padres y maestros que no están a la " altura " necesaria , en este país y debido a razones políticas , religiosas y sociales habidas durante muchos años la educación y la enseñanza han estado y están muy por debajo de lo que seria deseable y esto para un país es terrible . Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, pero también es injusto generalizar. Creo que los buenos docentes y los buenos padres son mayoría. Cierto es que su labor podría ser más eficaz si estuviese acompañada de más colaboración, recursos educativos, consideración social, leyes educativas consensuadas, etc.

      Saludos

      Eliminar
    2. Siento no coincidir con usted en esta ocasión en lo de la mayoría , los resultados son TAN deficientes que no avalan esta idea , consulte por ejemplo los informes PISA de los últimos años . Un cordial saludo

      Eliminar
    3. No he hablado de resultados académicos. Conozco los informes PISA desde que se aplican en España y los resultados mediocres en según que comunidades. No en todas. Cuando me refiero a la mayoría, estoy pensando en el contexto que conozco que no es reducido, por cierto.

      Eso no está reñido con lo que he manifestado de docentes y familias. A decir verdad enfocar la enseñanza de cara a esos informes mejoraría los resultados. Ya se están adoptando medidas. Saludos

      Eliminar
  6. Sabias palabras; entre todos podemos reforzar los conceptos.Juntos pero no revueltos, que todo hay que decirlo...Nadie tiene que ensombrecer el rol que tiene asignado profesionalmente y sobre todo el familiar.

    -Vamos a ver que pasa con la siguiente reforma , lo que esta claro que esta semana ya comienzan las sesiones de evaluación...

    Un abrazo estimado Luis Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras no se elabore una Ley de Educación consensuada a nivel estatal y con presencia notable de los sectores implicados, no hay motivos para la esperanza. Sin embargo yo doy mucha importancia - a veces más que a las propias leyes - a lo que se entiende por comunidad educativa: alumnos, profesores y familias.

      Abrazos, estimada Bertha

      Eliminar
  7. Buen consejo, aunque yo soy más partidario de desviar, en la medida de lo posible a esas edades, los modelos ejemplares a seguir por potenciar la propia autoestima de los niños.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que ven, sienten y palpan los alumnos de Educación Infantil y Primaria tiene mucha relevancia en el proceso de su desarrollo. En la adolescencia inciden e influyen más otras circunstancias: amigos, calle, etc. Dar confianza a los alumnos para que se alimente su autoestima es esencial.

      Un abrazo, amigo Krapp

      Eliminar
    2. https://youtu.be/mteP2e1Cqkc

      Eliminar
    3. https://youtu.be/mteP2e1Cqkc

      Eliminar
  8. Estoy de acuerdo con lo que pone en la pizarra y creo que a todos los docentes nos encantaría que así fuese. Qué diferente sería todo si la mayoría de los alumnos fueran respetuosos, tolerantes, etc y a la escuela fueran a aprender y a desarrollar sus habilidades. Sin embargo, con frecuencia la falta de educación y, sobre todo, de respeto hacia los demás es la protagonista, no nos queda más remedio que poner límites a quien no los conoce y a partir de ahí hacer lo que buenamente se pueda. Muchos alumnos provienen de entornos socioeconómicos desfavorecidos cuyos padres trabajan todo el día y donde se dan situaciones familiares muy problemáticas. Hay padres a los que educar a los hijos se les ha ido de las manos, no saben qué hacer con ellos. Toda esa complejidad se vierte directamente en el aula. Yo siempre he hablado muchísimo con los padres, pero, precisamente, aquellos con los que más necesitabas hablar, nunca aparecían.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los no docentes ademas de " encantarnos " que todos los padres y alumnos fueran ejemplares , también nos encantaría que todos los docentes fueran mejores . Un saludo

      Eliminar
    2. Lo que he puesto en la pizarra es harto conocido. No descubro nada, pero como bien dices no se dan por enterados aquellos a quienes va dirigido...

      Me gusta que digas lo de "poner límites" porque a veces tengo la sensación de que se evita utilizar dicha expresión y ponerla en práctica.

      Mi experiencia, mayoritariamente, ha transcurrido en la enseñanza concertada. Cuando escucho a colegas explicar historias cotidianas de algunos centros públicos me quedo muy afectado. Es de justicia reconocer que trabajar en según qué condiciones y contextos es duro y descorazonador.

      Yo soy partidario de que la enseñanza sea igual para todos, pero que haya pluralidad de centros para que se pueda elegir. El cheque escolar podría ser una fórmula para que todos pudiesen asistir al centro que quieran y el factor económico no sea un obstáculo. Ya sé que esto no es viable en pueblos y ciudades pequeñas...

      Conozco institutos en algunos barrios de Barcelona (el Raval, por ejemplo) con más del 80 % de alumnos extranjeros. Imagínate...

      Cuando observas, como bien señalas, que hay padres que no aparecen por la escuela se me va a tierra toda esa teoría de que a ellos corresponde educar en primera instancia...

      Abrazos, Angie

      Eliminar
    3. A galanygarciah: Tiene razón. Más arriba lo he escrito y lo reitero: "El ejercicio de la autocrítica tanto en el sector docente como en el familiar tampoco se lleva a cabo como sería deseable".

      Un problema que se da es que muchos padres y docentes culpan a los otros eludiendo las responsabilidades propias. Y así, leyes educativas al margen, no vamos a ninguna parte.

      Eliminar
    4. A galanygarciah: no puedo estar más de acuerdo con Vd. "nos encantaría que todos los docentes fueran mejores" Y puestos a expresar deseos, hagámoslos también extensibles a gobernantes, médicos, funcionarios, economistas...

      Eliminar
  9. Algo tan simple y tan complicado de realizar. La dejación de funciones de las familias es terrorífica para el futuro de sus hijos e hijas, pero esta a la orden del día y además lo suelen complementar con quitar autoridad a la escuela. Veamos si avanzamos en este terreno, pero para ello falta asumir las responsabilidades que nos pertocan a todos/as.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A todos, como bien dices, nos toca ser competentes y asumir responsabilidades en el ejercicio de la función que nos toque desempeñar. Sea la que sea...

      Abrazos

      Eliminar
  10. Muy claro, algo que sabemos pero no muchas veces no aplicamos. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es una de las incoherencias que caracterizan a la condición humana.

      Abrazos y gracias por la visita

      Eliminar
  11. En el concepto de educación entran muchos factores, pero hay dos que son básicos. En primer lugar, los padres y en segundo, la escuela. No puede existir el uno sin el otro. Son los dos igual de importantes. Y si uno falla, falla la educación. Otro tema es hasta dónde llega una y acaba el otro.
    Los valores y la conducta se aprenden en casa y luego se refuerzan en clase. Y las enseñanzas académicas, al revés. Pero si no existe esta correlación, la educación no será la oportuna.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Cada parte tendrá que asumir la responsabilidad que le compete.

      Un abrazo, Miguel

      Eliminar
  12. Siempre se ha dicho. Y es cierto: no hay escuela como la familia. Mala o buena. Se necesita un contexto muy favorable, mucha voluntad y un poco de suerte para salir bien de un mal hogar y un mal ejemplo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima que bastantes familias no estén en condiciones de educar y dar ejemplo...

      Eliminar
  13. Es tan obvio lo que dices que en este ocasión,
    sin que sirva de precedente no te puedo decir nada más que... AMÉN ;)

    MuaaaaaksS! enoorme mi querido corresponsable, amable y admirable profe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy pasmado de tu laconismo. ¿Estás bien?
      Muchos besos, estimada María

      Eliminar