lunes, enero 04, 2016

¿QUÉ PINTA LA BANDERA INDEPENDENTISTA EN EL AUDITORIO DE BARCELONA? ESTUPEFACCIÓN, MALESTAR Y ENTUSIASMO AL FINAL DEL ESPECTÁCULO DEL CORO, BALLET Y ORQUESTA DEL EJÉRCITO RUSO DE SAN PETERSBURGO



Todo el espectáculo iba desarrollándose de forma grata, bella y emotiva. Mas de cien artistas, y de forma alternativa,  hacían acto de presencia en el amplio escenario exhibiendo diversa vestimenta folclórica multicolor rusa. El coro alterna el uniforme del ejército de tierra con el de la marina. La música, los bailes y las voces, plenas de armonía y energía. Espectáculo trepidante cuya cadencia se va incrementando a medida que avanza hasta su desenlace final. Estoy haciendo referencia al "Coro, Ballet y Orquesta del Ejército Ruso" que actuó en el Auditorio de Barcelona el pasado 2 de enero. No es la primera vez que asisto y espero que no sea la última.


Tras la interpretación, siempre aclamada, de "Kalinka" y ya en el tramo final del espectáculo, es habitual que se interprete alguna pieza de carácter local. "Granada", ejecutada magistralmente,  sería una de las elegidas y el público la aplaudió enfervorecido. Como en otras ocasiones, el himno oficial de Cataluña, "Els segadors", será la que se interprete como colofón del espectáculo. Y así llegó ese momento... Lo que causó estupefacción, malestar y entusiasmo fue la aparición y la presencia de la "bandera estelada independentista" junto con la rusa al tiempo que se desgranaban las voces y notas de dicho himno.


Creo que utilizar un espacio público, como es el del Auditorio, para exhibir una bandera que no representa a Cataluña en su conjunto es un tremendo error, una falta de respeto a la pluralidad de la sociedad catalana y un menosprecio hacia  la "senyera" oficial cuatribarrada. Por supuesto, la iniciativa de ese gesto no hay que atribuirla a la dirección del espectáculo ruso...

Breve debate en Facebook: AQUÍ

27 comentarios:

  1. De acuerdo, Luis Antonio. Siempre hay algún boix-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que a veces coincidimos, Pedro.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Eso se llama politizacion de la sociedad y siempre trae consecuencias.

    Yo me he criado con Kalinka, mi padre tenia un cassette en el coche y los domingos íbamos al pantano de Burgos u otros sitios escuchando "Los coros del Ejercito Rojo" que asi se llamaban entonces. Me las se de memoria (sin saber ruso, que tiene más merito jejeje), les he visto hace muchos años en Burgos y me gustaron mucho. Antes eran mas "marciales"...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese gesto contribuyó a dividir a los presentes que, hasta ese momento, estaban compartiendo y disfrutando de un bello espectáculo. No es para felicitar a quien tuviese tan "brillante" idea...

      Saludos

      Eliminar
  5. Lo echan todo a perder, es una pena.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una auténtica pena...

      Saludos, Francesc

      Eliminar
  6. Me parece lamentable la utilización del arte como medio para sus pretendidas ansias de ruptura...
    No dejan títere con cabeza.
    No digo más.
    Besos y feliz Noche de Reyes, Luis Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has dicho bastante y lo comparto.

      Besos, estimada Marinel

      Eliminar
  7. Los agitadores, que en vez de estar empapándose de buenos momentos ;lo único que saben hacer, es fastidiar con estas salidas de tono...que a veces acaban como el rosario de la aurora.

    ¡Felices Reyes Luis Antonio!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente, la "sangre no llegó al río". Unos aplaudieron al espectáculo, otros al himno, otros a la bandera independentista. Supongo que también a todo el conjunto. Y otros se quedaron sentados en silencio. Los silbidos, escasos. División de opiniones que dejó un regusto amargo en no pocos... De alguna manera se aguó un poco la fiesta

      Abrazos

      Eliminar
  8. Yo nunca he esistido a un espectáculo así... pero me gusta cuando los he visto por televisión...

    En cuanto a lo que dices sobre la bandera... estoy totalmente de acuerdo contigo...

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda alguna, la presencia de la misma no fue oportuna ni justificada. Supongo que otros pensarán todo lo contrario...Hay gustos para todo

      Abrazos

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. U-topia9:18 p. m.

    No me gustan las banderas, lo sabes. Me repele el patriotismo que conllevan y siempre veo fuera de lugar que aparezcan en un espectáculo musical. No es extraño que siendo el ballet del ejército ruso aparezca puesto que el nacionalismo ruso es hoy muy potente (igual que en la época soviética, Svetlana Aleksiévich lo recoge muy bien en "El fin del homo sovieticus") y ya no digamos en Cataluña. Yo me hubiera levantado y me hubiera ido, ese es mi propósito cuando me suceda en cualquier espectáculo.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me quedé con ganas de aplaudir exclusivamente al espectáculo. Marchar del mismo precipitadamente no era fácil cuando a un lado y a otro había espectadores puestos de pie aplaudiendo fervorosamente. También hubo algunos silbidos, pero no sé cómo interpretarlos. La verdad es que fue muy confuso todo.

      Abrazos

      Eliminar
  11. Supongo, mi querido LUIS ANTONIO, que esa bandera es puro oportunismo. Como dice LAURA, los coros y grupos de danzas rusos beben de esas mismas aguas de exaltación patriótica y desde fuera los movimientos independentistas despiertan simpatías porque queda muy romántico luchar contra el yugo opresor ... lo curioso es q se siente la opresión pero nadie discrimina de donde viene... simplemente se dispara al tun tun ... en fin, no sé, me temo que siempre que puedas mantén la calma y q no te quemen estos comportamientos porque mucho me temo que si no vas a terminar carbonizado por combustión espontánea viviendo donde vives ;)

    Un beso inmeeenso y ánimo ... le pienso pedir a los reyes para ti ( si no te lo han traído ya esta noche pasada) un extintor para situaciones como esta q apague tu indignación pero con sabor a fresas con nata q los de verdad deben dejar mal el estómago :- )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mantengo la calma y no me corto nada para manifestar lo que pienso esté con partidarios o no de las mismas ideas. Así es la democracia. No la concibo sin pluralismo ni discrepancias. Acabó el tiempo de las adhesiones incondicionales...

      Solo me sublevo airadamente contra los que alardean de estar en posesión de la verdad absoluta y los que excluyen a los diferentes. También me apenan los que siguen las consignas dócilmente... Afortunadamente, y por ahora, partidarios y detractores de la independencia guardamos las formas... Que no es poco.

      Espero ese estintor con sabor a fresa para saborearlo haya o no fuego

      Muchos besos, María

      Eliminar
  12. No creo que haya nada político, una mera confusión aunque a lo mejor está propiciada por gente de dentro que les ofreció esa bandera cuando pidieron una. Recuerda lo del Himno de la República en la Copa Davis. En Galicia han pasado cosas parecidas en alguna ocasión.
    No le doy relevancia, al menos viendo otras cosas como por ejemplo que el tipo que encabezaba la CUP, Antonio Baños, se desdiga de sus repetidas negativas a la investidura de Mas en período preelectoral con argumentaciones que no se cree ni un niño de 5 años. Esos personajillos que viven instalados en una supuesta superioridad intelectual y que luego a la menor prueba de fuego se le rompen las costuras y demuestran que son bastante mierdas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencido de que esa bandera se entregó intencionadamente a los miembros del espectáculo ruso y que la Dirección del Auditori está detrás. Yo sí le di relevancia, quizás porque no es lo mismo estar presente que no estarlo...

      Eso no quita que sí esté de acuerdo con lo que manifiestas sobre Antonio Baños.

      Un abrazo

      Eliminar
  13. si no hubiese tantas tribunas para hacer política, no estaría mal
    pero utilizar un espectáculo popular y sin previo aviso enarbolar un emblema que os divide no es independentista, ni de izquierdas, ni popular, ni revolucionario, es simplemente sectario
    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Estás muy lejos, pero tienes las ideas muy claras. Las comparto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Respuestas
    1. Ese es el problema...Pagado por todos en beneficio de no muchos.

      Eliminar
  16. Yo estoy pensando en el desconcierto de todos los artistas participantes ante la mezcla de aplausos y silbidos. Si tú lo estabas, imagínate ellos. Dichosas banderas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos ponían cara de estupor...La eterna guerra de banderas... Qué cansina resulta.

      Besos, Angie

      Eliminar