martes, septiembre 15, 2015

EL CUENTO DE LOS LECHEROS JUNQUERAS Y MAS



"El cuento de la lechera" ha dado lugar a una expresión popular, que se usa cuando alguien imagina o sueña con algo imposible. Su significado es similar al de la expresión "hacer castillos en el aire" (hacerse ilusiones, ¿vanas?)
Nunca me ha gustado este cuento, salvo el desenlace. La lechera es egoísta, presumida y solo aspira al beneficio propio.  Por eso me gusta el final... Se lo merece. Sin embargo, tengo que reconocer que el deseo de mejorar que manifiesta la lechera es totalmente humano y plausible. Igual pienso de los independentistas... Esta convicción me llevó en su momento a leer "És l´hora dels adéus" de Xavier Sala i Martín, pero no me convencieron sus tesis. Este economista magnifica las ventajas y pasa de puntillas sobre los indudables problemas que generaría a corto y medio plazo. Sin embargo, me consta que este libro goza de múltiples simpatías, por no decir devociones, entre los secesionistas.  Un reproche que hago a estos, pero que siempre cae en saco roto, es la escasa o nula consideración que tienen por los que no piensan como ellos, por los que están sumidos en el silencio... En el cuento de la lechera, solo ella sufre las consecuencias del despiste que le provoca la caída. En el tema de la secesión, las consecuencias de ese proyecto, que a muchos nos resulta desafecto, insolidario e increíblemente arriesgado, nos perjudicaría a todos, caso de llevarse a cabo fuera de la legalidad, sin reconocimiento internacional y con un apoyo exiguo...
Todo esto viene a cuenta porque Josep Borrell y Joan Llorach acaban de publicar un libro con connotaciones de la legendaria fábula de Esopo/Samaniego en el título: "Las cuentas y los cuentos de la independencia". Para estos autores, Junqueras y Mas son una especie de "lecheros" que prestan más oído a  las emociones plenas de ensueños y entelequias que a la hipotética verosimilitud de sus planteamientos independentistas. También denuncian mentiras y argucias poco éticas para captar voluntades...
Así pues, y con ánimo de completar la información escuchando a unos y a otros, he leído "Las cuentas y los cuentos de la independencia"  y aunque echo a faltar conocimientos sobre cuestiones fiscales y económicas para opinar con un mínimo de criterio, tengo la sensación de que ha valido la pena y me ha aclarado bastantes dudas. No todas, ¿eh? El capítulo 4, especialmente, el que trata de los 16.000 millones de euros que el Estado español sustrae a Cataluña, ha sido bastante didáctico y esclarecedor.  Como ya se han hecho algunas reseñas de este libro, cometido que no voy a mejorar, he seleccionado la que expongo a continuación y que pertenece a José B. Terceiro (El País):

Josep Borrell y Joan Llorach desmontan los argumentos económicos usados a favor de la independencia: las balanzas fiscales ‘a la alemana’ o la pérdida de 16.000 millones
Las cuentas y los cuentos de la independencia rememora la fábula de la lechera de Esopo/Samaniego, en versión masculina, pues también hay lecheros: Junqueras y Mas, ambos a dos, a los que les pueden más sus emociones que la verosimilitud de sus planteamientos. Una entelequia independentista a dúo disonante, diseccionada en un libro de fácil lectura que requiere, por parte del lector, cierta dosis de curiosidad intelectual y un apreciable grado de vocación de aprendizaje.
El libro analiza críticamente sus argumentos en favor de la independencia de Cataluña. Su diagnóstico es rotundo: Junqueras y Mas han estado engañando a los catalanes en muchas cuestiones. En particular, desmonta la extendida creencia de que, con la independencia, Cataluña dispondría, de forma inmediata y permanente de 16.000 millones de euros adicionales que “España les roba a los catalanes”. Esta argumentación obvia el detalle, nada menor, del coste de todos los servicios públicos que el Estado español presta a los catalanes desde fuera del territorio catalán, y que una Cataluña independiente tendría que asumir y pagar.
Los autores, dos ingenieros y economistas catalanes (el primero con una apreciable experiencia política española y europea), recuerdan el papel de los medios de comunicación públicos, y de los controlados por la Generalitat, que han actuado como propaladores de las tesis oficiales sin preocuparse por verificar la veracidad de tales afirmaciones. Se ha logrado así convertirlas en una cuestión de “dignidad” y que el independentismo sea cultural, mediática y socioeconómicamente hegemónico, lo que no quiere decir que, por el momento, la opción a favor de la independencia sea mayoritaria. El libro sostiene la idea de que los problemas de la relación entre Cataluña y el resto de España pueden resolverse sin tener que recurrir a soluciones tan traumáticas como la separación.
Soluciones de tipo federal como las aplicadas en Quebec, Massachusetts o Baviera presentan menos costes y más oportunidades, en un momento de la historia en que las relaciones entre los países han dejado de ser juegos de suma cero para convertirse en proyectos de integración creciente y prosperidad compartida. Y, en cualquier caso, adoptar como ejemplo a Irlanda (como lo hace Junqueras) vuelve a obviar aspectos tan dramáticos como los dos años de guerra con los ingleses, seguidos de otro año de guerra civil.
El libro, al margen de las emociones, en contra o a favor de la independencia, desvela con claridad cuánto hay de discutible o simplemente falso en las tesis proindependentistas. Se recopilan las declaraciones de Mas y Junqueras y se señalan las falsedades, los errores y las medias verdades. “Los cuentos que se han contado utilizando las cuentas mal hechas”.
Cuando Junqueras se refiere a la asfixia económica “producida por el expolio español, sufrido por Cataluña durante 26 años”, lo hace sobre la base de la siguiente afirmación: “Si cada año no desapareciese de nuestro país un 8% de nuestro producto interior bruto, en 10 años lo doblaríamos y cada 10 años seríamos el doble de ricos. Habríamos cuadruplicado nuestro producto interior bruto”. Como los autores señalan, Junqueras se ha quedado corto ya que, bajo su hipótesis, Cataluña no solo sería el país más rico del mundo, sino que (si Junqueras manejara correctamente el cálculo del interés compuesto) alcanzaría una renta per capita de más de 200.000 dólares (el doble de la renta de Qatar y cuatro veces mayor que la de Alemania). Resulta patente la falta de rigor de la argumentación de Junqueras.
A la sociedad catalana se la ha engañado con una inventada comparación con Alemania

Otra falacia manejada por ambos a dos es que España drena, vía déficit fiscal, una parte desproporcionada de los recursos de Cataluña, entre el 8% y el 9%. Añadiendo que todo lo que piden es, simplemente, que se la trate como Alemania a susLänder, que limita su déficit fiscal al 4%-4,5%, como demuestran las balanzas fiscales que el Gobierno alemán supuestamente publica anualmente. Estricta invención. No existen las balanzas fiscales en Alemania, ni limitación alguna al déficit fiscal de los Länder. A la sociedad catalana se la ha engañado con una inventada comparación con Alemania, el cuento de las balanzas fiscales alemanas que nunca existieron. Lo han ido contando por el mundo para recabar apoyo a su causa, sin conseguir más que el descrédito que merece quien demuestra estar tan mal informado o una manifiesta voluntad de engañar.
En el capítulo 4 se ofrece una clara y rigurosa exposición de los conceptos relacionados con la elaboración de las balanzas fiscales, su tipología y métodos de cálculo y especialmente la controvertida cuestión de la neutralización del déficit público estatal, los métodos utilizados para hacerlo y su relación con el ciclo económico. La Generalitat justifica el famoso déficit de 16.000 millones de euros calculándolo por un método muy particular, técnicamente llamado método del flujo monetario y neutralizando el déficit público estatal por los ingresos.Los autores explican cómo ese método produce la mayor estimación del déficit debido a lo artificioso e inadecuado de sus hipótesis, y que en absoluto se puede asimilar con el beneficio fiscal que aportaría la independencia.
El libro presenta numerosos ejemplos para mostrar lo falaz de suponer que a Cataluña solo la benefician los servicios públicos estatales que se producen en su territorio. ¿No se benefician los catalanes de la red de embajadas y consulados en el extranjero, aunque obviamente no haya ninguno en territorio catalán? ¿No benefician los servicios de defensa a los catalanes aunque el Ejército tenga escasa presencia en Cataluña? Las balanzas fiscales calculadas por el método de carga-beneficio tienen en cuenta estos aspectos, a diferencia de las de flujo monetario, que, al no tenerlos en cuenta, incrementan la estimación del déficit fiscal en casi un 50%.
El libro presenta numerosos ejemplos para mostrar lo falaz de suponer que a Cataluña solo la benefician los servicios públicos estatales

Los autores explican cómo el cálculo utilizado por la Generalitat (el muy particular método monetario con neutralización del déficit estatal por los ingresos) deja de lado el hecho incontrovertible de que una Cataluña independiente debería financiar todos los servicios que ahora recibe del Estado, se produzcan o no desde el territorio catalán. ¿O es que no iba a tener su red de embajadas y consulados, su propia defensa y sus propios sistemas de gestión tributaria? ¿Es que alguien lo suministraría gratis?
El libro analiza en detalle los métodos y el significado de la “neutralización” del déficit público estatal, y muestra cuán equívoco es sumar los impuestos efectivamente pagados en el año con la estimación, utilizando el método que más la aumenta, de los impuestos que supuestamente habría que pagar en un futuro indeterminado para financiar dicho déficit.
Se recuerda que, como ha señalado el Tribunal Constitucional, la independencia es una opción política legítima. Pero los autores consideran que no tiene en la sociedad catalana el amplio y continuado apoyo social que requiere para convertirla en realidad. Y pretender hacerlo por la mayoría simple de diputados, cuando hace falta mayoría de 2/3 para reformar el Estatut o para decisiones de importancia infinitamente menor, como suprimir un organismo como TV3, es un despropósito. Y hacerlo de forma unilateral, rompiendo con la legalidad constitucional, es un viaje a ninguna parte. Una mayoría simple de diputados independentistas no puede proclamar la independencia sin situarse y situar a las instituciones catalanas fuera de la ley. Se trata de construir un Estado alternativo. Por si cupiera alguna duda, la reciente reiteración de Junqueras: su declaración de que “construir un nuevo Estado es mucho más importante que el hecho de que lo presida uno u otro”.
Después de constatar, en este inteligente y didáctico libro, la invalidez de las tesis de Mas y Junqueras se le viene a uno a la mente, en el mejor de los casos, el verso de Samaniego: “¡Qué palacios fabricas en el viento!”. En el peor, condenar la transgresión de la legalidad vigente del Estado español por su máximo representante en Cataluña.


25 comentarios:

  1. Muy interesante, gracias por la información y la recomendación del libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por dejar huella en este espacio.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Leere los dos, pronto. por lo demas , en la anterior entrada ya me he explicado, o no, no lo se... Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que te has explicado. Ya quisiera yo que muchos de aquí mostraran interés por lo que publican unos y otros...

      Saludos

      Eliminar
  3. Muy de acuerdo contigo, hay mas que perder que ganar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es casi incuestionable, aunque muchos no quieren verlo así, que una separación no pactada perjudicaría mucho ambas partes...

      Abrazos, Mari-Pi

      Eliminar
  4. interesante tu blog y de lo que hablas

    ResponderEliminar
  5. ¿Cómo han llegado súbitamente (hasta hace menos de un decenio el independentismo a duras penas llegaba al 20% en Cataluña) miles de ciudadanos/as a esta ceguera fanática del cuento de la lechera? La potenciación de la identidad y la autoconfianza en un mundo de dudas e inseguridades interiores, es el mecanismo psicológico que alimenta el nacionalismo. Identificarse con una nación permite atribuirse cualidades, nunca defectos, que el nacionalismo atribuye a esa idealizada colectividad. No sirve de nada visibilizar los datos del derrumbe social catalán, el nacionalismo como creencia que es, se mueve por emociones mesiánicas y nada razonado les apartará del camino de la “salvación” (=de la independencia).

    ¿Conoces el artículo de Vicenç Navarro?

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se tendría que poder ir clicando en la pregunta última pero parece que no fuenciona, dejo el enlace directamente:

      http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2015/09/14/las-causas-reales-y-ocultas-del-subdesarrollo-social-de-catalunya/

      Eliminar
    2. Yo cada vez desisto más de debatir en directo con independentistas conocidos porque, en general, todo intento de razonar choca con un tono pasional, emotivo y sentimental, o sea pura y mera irracionalidad.... El "seny" tan supuestamente propio brilla por su ausencia. Algunos, lo he comprobado, se cargan el libro de Borrell sin haberlo leído y ni tan siquiera ojeado...Uno llegó a decirme que es un catalán que se ha vendido a Madrid. La prueba, como argumento inapelable, es que vive allí...

      Seguiré en otro momento con lo de Vicenç Navarro

      Abrazos,Luna

      Abrazos

      Eliminar
    3. Interesante artículo, el de Vicenç Navarro. Muestro un fragmento:

      "Es, pues, una anomalía histórica que sea ahora la derecha (CDC), la sucesora de las derechas que colaboraron con el régimen dictatorial, la que lidere el movimiento de defensa de Catalunya, pues históricamente ha sido la izquierda y no la derecha la que lo ha hecho. Soy consciente de que ERC legitima esta dirección. Pero hay que ser conscientes de que si gana Junts pel Sí, el gobierno liberal responsable del enorme subdesarrollo social de Catalunya continuará gobernando Catalunya con el apoyo de ERC. Esta es una realidad que quieren ocultar.

      La ANC es un movimiento popular predominantemente de extracción de clase media, un movimiento de protesta frente a la situación actual, que tiene que valorarse positivamente, siempre y cuando no sea instrumentalizado, como está ya ocurriendo, por las derechas, lo cual es probable como consecuencia de la gran presencia de CDC en su dirección. No es por casualidad que los documentos que han aparecido bajo su firma, el de defensa y el de sanidad, sean profundamente liberales y conservadores. Y nunca (repito, nunca) durante estos años de crisis, han hecho ningún acto de apoyo a las reivindicaciones populares. Lo más que han hecho para mostrar su sensibilidad social ha sido fotografiar-se con los dirigentes sindicales. Por lo demás ha habido un enorme silencio sobre el dramático deterioro de la situación social en Catalunya, creada, en gran parte, por las políticas aprobadas por el partido gobernante en Catalunya.

      Pero hay que ser conscientes de que hay muchas sensibilidades en este movimiento, incluyendo sensibilidades de izquierda. Es importante potenciar estas fuerzas señalándoles a la vez que incluso lo que desean, la independencia de Catalunya, no lo conseguirán sin ayuda de fuerzas progresistas en el resto de España, que también hoy están presionando para que haya cambios en España, tales como la aceptación de que España es una entidad plurinacional. De lo que tales fuerzas independentistas de izquierda tienen que darse cuenta es que no puede alcanzarse la independencia por una vía antidemocrática, como lo está intentando Junts pel Sí. La ley electoral catalana, copia de la española, es escasamente proporcional, lo que explica que la vía de Junts pel Sí sea alcanzar una mayoría parlamentaria (que declare la independencia), y ello a pesar de que no cuenten con el apoyo de una mayoría del pueblo catalán, una vía inaceptable desde el punto de vista democrático y que crearía un enorme problema en Catalunya, solidificándose las dos Catalunyas.

      De ahí que la única vía democrática sea la de conseguir y realizar el derecho a decidir, que la mayoría de la población desea. Derecho a decidir es también derecho a elegir, y una alternativa sería la independencia. Hoy el 80% de catalanes son soberanistas, pero solo el 42,9% son independentistas. El 50% no lo son.

      Lo que debería hacerse es resolver los enormes problemas sociales que tienen las clases populares, causados por el maridaje de las clases dominantes de Catalunya y de España, que ejercen una enorme influencia sobre las instituciones políticas. De ahí que las clases populares de Catalunya y del resto de España deban aliarse en contra de tales clases dominantes, requiriendo una coordinación y no un enfrentamiento con las fuerzas políticas que están luchando al sur del Ebro. La liberación de las clases populares de Catalunya está relacionada con la liberación de las clases populares del resto de España. Así de claro"

      Eliminar
  6. He de reconocer que me asombra tu arrojo. Tratar de poner cordura y sensatez en éstos momentos con respecto al 27-S, es lisa y llanamente un pérdida de tiempo. Resulta muy similar al “Toro de la Vega”.

    Al margen del resultado, lo que realmente me tiene desconcertado es como una sociedad –teóricamente inteligente y muy avanzada- como la catalana se ha dejado llevar por la parafernalia y verborrea de unos personajes tan mediocres. ¿De verdad se creen que todas esas promesas se van a cumplir?. ¿Qué puede pasar si como primera medida –y no resultaría muy difícil convencer a los del otro lado- boicotearan los productos catalanes?. Borrell lo dijo en La Sexta: Lérida o Lleida, exporta más a Aragón que a Francia.

    Sospecho que en la noche del 27, el resultado dejará resuelto el problema. Deseo que el independentismo acepte el resultado como ocurrió en Escocia. Las reglas de juego no son óptimas, pero son las que disponemos. Ya lo dijo Groucho: Si no le gustan mis principios, tengo otros.

    La Constitución española de 1978 en su Disposición Adicional Primera consagra el respeto y amparo de los derechos históricos de los territorios forales, retrotrayendo la legislación hasta 1841 y por ello estos territorios, constituidos actualmente como las comunidades autónomas de Navarra y País Vasco, conservan la independencia en aspectos como el derecho tributario, fiscal o civil entre otras peculiaridades.

    Hasta 1978, desde 1939, dichos fueros se mantuvieron en Álava y Navarra. En Guipúzcoa y Vizcaya, fueron suprimidos por la dictadura franquista al ser consideradas "provincias traidoras"

    Tiempo han tenido el resto de Comunidades, en el caso de Cataluña poder ,–ha compartido apoyos a gobiernos centrales- para exigir un cambio.

    Luis Antonio, recuerda: siempre nos quedará Teruel. Aún bajo cero.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de arrojo. Simplemente me apetece expresar lo que siento y compartir lo que sienten los demás. Me gustaría distanciarme más de este asunto, pero viviendo aquí es prácticamente imposible. Tendría que enclaustrarme en un convento de clausura o en un búnker...

      Me pregunto, a veces, si el éxito del independentismo se fundamenta en gran medida en que vende ilusión...Los partidos, que no están por la misma labor, expresan temores y buenas intenciones, pero poco más.

      Es muy interesante la mención que haces a los fueros. Esos privilegios que mantienen históricamente despiertan envidias y desconciertan a los que quisieran que la igualdad de derechos y deberes de todos los ciudadanos españoles fuese una realidad y no una falacia...

      Según como se pongan las cosas, no descarto empadronarme en Teruel, a pesar del frío y la distancia. Espero que no haya necesidad de llegar a eso. En Barcelona han nacido mis hijos, mi mujer y yo llevo residiendo más de 2/3 de vida. Eso pesa mucho...

      Abrazos, Benjamín



      Eliminar
  7. Solo quería felicitarte por seguir ahí, cuando hace tiempo que algunos abandonamos el barco.
    Un abrazo fuerte y hasta siempre Luís Antonio.
    Cristal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho saber de ti, estimada Cristal. Tendríamos que contactar algún día por teléfono para ponernos al día. Te recuerdo con mucho afecto.

      Seguimos por aquí, no sé hasta cuándo, porque hay necesidad de expresar inquietudes, ideas y esperanzas. Lo más triste, sin embargo, es comprobar que amigos virtuales o no van desapareciendo y no siempre se saben las causas. Con otros, afortunadamente, se sigue manteniendo la comunicación aunque sea por otros medios.

      Un fuerte abrazo y hasta cuándo tú quieres, Cristal

      Eliminar
  8. Gracias Pau por proporcionarnos una gran tarde-noche de baloncesto. Catalán tú –espero que nadie lo ponga en duda- por la demostración de que se puede ser ambas cosas. Es posible que tus años americanos te hayan convencido de que 50 estados –tan distintos entre sí- no impiden que cuando llega el momento todos ellos se sientan patrios.

    Deseo que los vendedores de crecepelo –siempre acabo en el viejo Oeste- aparquen sus carromatos y comprendan que ésta aventura innecesaria resulta tan peligrosa como el viaje emprendido por los antigüos colonos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin restar un ápice a los méritos de todo el equipo, hay que reconocer que Pau Gasol hizo un partidazo histórico. A los que disfrutan con el baloncesto, sean independentistas o no, les tuvo que agradar mucho el juego, la fuerza y la confianza que mostró este grandísimo jugador en todos los aspectos...

      Los vendedores de pócimas y sueños siguen teniendo muchos acólitos, Quizás porque la realidad que nos envuelve, además de anodina, es de color grisáceo tirando a negro...

      Eliminar
  9. Mi querido LUIS ANTONIO, si alguien se esfuerza al máximo en cualquier tema en ser ecuánime eres tú, pero es que en este de la pugna independentista están ganando méritos para tu beatificación jaja no sé, a lo mejor a tu natural preocupación por lo próximo de las elecciones catalanas se suma tu natural didáctico, el caso es que a mi me parece que no hace falta ser ingeniero, ni economista, ni siquiera saber demasiado de contabilidad para saber que las cuentas de una posible secesión en Cataluña no le saldría rentable a nadie y menos que a nadie a los catalanes , sea como sea mil gracias por estas dos propuestas antagónicas... no obstante ¿sabes lo que creo ocurre mi querido profesor? cuando el cerebro está paralizado por las emociones y los vendedores de humo tienen aducidos a sus seguidores da igual que al final del camino haya un precipicio... las ovejitas van una tras otra felices al desfiladero... siento la comparación porque puede parecer exagerada pero ahora mismo mi sensación es que los yihadistas y los secesionistas van a la par .. unos se embarcan en la yihad siguiendo a Mahoma por Alá en pos de un paraíso celestial y otros a la secesión de España a falta de un profeta, cien del calibre de Pujol/ Mas/ Junqueras etc. etc.. a falta de dios adoran a u supuesto becerro de oro y a falta de paraíso por una Cataluña del tipo casino Mónaco o duty-free shops Andorrana, solo que estos minúsculos países llevan autofinaciándose siglos, no deben nada a nadie ( que se sepa) y son autosuficientes .. Cataluña mal que le pese a quien le pese es dependiente a todos los niveles, sus máximos clientes somos el resto de los españoles y si sale fuera de España, tal cual han manifestado todos los organismos internacionales sale de Europa ...se auguraron todos los cataclismo habidos y por haber si Grecia salir de la zona euro ¿ Cataluña de verdad es más fuerte que Grecia? ¿ es inmune a todo? xD! puro sentido común Srs.. 2 y 2 son 4 por más que algunos pretendan ver 22 ;)

    Sea como sea respeto profundamente el derecho de todo el mundo a defender sus sueños e ideas, pero por favor sin suicidarse ni inducir al suicido colectivo, mucho menos si con él solo se benefician unos cuanto corruptos que pretenden irse de cositas inventándose un país donde sus fechorías resulten impunes. Quiero mucho al pueblo catalán y se de su inteligencia y cordura.. sabrá elegir bien, sin duda!


    Muchísimo besos, mi enhorabuena por tu santa paciencia y por seguir instruyéndonos en nuestra ignorancia... que tus conciudadanos hagan la mitad de deberes que tú, tienes ganada la matrícula de honor cum laude... suerte en la elecciones, si vale de lago yo quiero que os quedéis pero a gusto, no a la fuerza, ojalá Rajoy fuera mejor anfitrión ... ¿ y si independizamos a Rajoy?;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los lecheros y vendedores de humo, por un lado, y los que auguran catástrofes apocalípticas, por el otro, están convirtiendo esta campaña en una competición de despropósitos a cual más gordo...

      Estoy de acuerdo en lo de independizarnos de Rajoy y también de Mas y cía. Creo que saldríamos ganando la mayoría...

      Lo más previsible de todo este entuerto es que la división que se palpa y se sufre en la sociedad catalana se agudice más. Espero equivocarme...

      Un placer gozar de nuevo de tu presencia por estos lares, estimada María. Gracias por tus generosas palabras.

      Ahí van mis besos y abrazos como muestra del afecto en que te tengo

      Eliminar
  10. ESTIMADO AMIGO TENDRÁS QUE IR PREPARÁNDOTE EL PASAPORTE, (PASSAPORT)
    sobretodo para ir a tu querida Teruel.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no llegue esa disyuntiva de tener que elegir. Prefiero seguir aquí y allá sin fronteras ni pasaportes.¿Por qué tener que elegir entre dos "cosas" que ya se tienen?

      En caso extremo, siempre quedará Teruel como bien dices....

      Saludos

      Eliminar
  11. El problema del independentismo catalán es tan simple como difícil de solucionar. Cuando lo que obra es la pasión y no la razón, no hay que cansarse razonando, porque las razones de los independentistas están en su corazón, no en su razón.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este el es drama, que el debate racional y la generosidad con el que piensa diferente brillan por su ausencia.

      Algunos tienen las razones en el corazón, como bien dices, y otros en el bolsillo...Estos últimos me merecen relativa consideracion.

      Un fuerte abrazo, Miguel

      Eliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar