lunes, junio 15, 2015

¿LEY O JUSTICIA?

.

Por dos conductos diferentes me acaba de llegar la conocida frase de Henry David Thoreau, anarquista, escritor, filósofo y ambientalista estadounidense. Por supuesto se trata de una frase incuestionable y con la que comulgo incondicionalmente.

Siempre he dicho a mis alumnos que en un estado democrático hay que respetar las leyes y si estas no nos gustan debemos poner los medios para cambiarlas. A los partidarios de la independencia unilateral en Cataluña les manifiesto lo mismo. Sin embargo, no estoy convencido de que sea nada fácil llevar a cabo este cometido porque los que legislan, aunque hayan sido elegidos en las urnas, no siempre tienen a la Justicia, a la libertad y a la sociedad como referentes.  

Y cuando me preguntan qué medios debemos utilizar para mejorar la legislación haciéndola más justa, acostumbro a responder que cualquiera puede ser valido mientras no suponga el uso de la violencia. ¿La desobediencia civil es violencia?, me preguntan...

A decir verdad, y a manera de conclusión, no acabo de tener nada claro este asunto...





21 comentarios:

  1. Creo que aunque no es lo mismo, van de la mano... desobediencia implica infringir la leyes y de eso se agarran los del poder...
    Y volvemos al cocepto de democracia que hace un ratito hablaba con Max... el poder del pueblo seguirá siendo una utopía porque son los estados los que tienen el poder... y el pueblo siempre será una marioneta no tomada en cuanta a la hora de hacer las leyes.

    abrazos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que los seres humanos tenemos ideas distintas sobre lo que es justo o injusto y sobre el respeto que merece o no la legalidad vigente. Se acostumbra a pensar que lo que le perjudica a uno no es justo y así no vamos conjuntamente a ninguna parte...

      Abrazos, Carlos

      Eliminar
    2. María, en el comentario siguiente, lo explica muy bien y con conocimiento de causa

      Eliminar
  2. Tiene razón CARLOS, por mucho que la desobediencia civil se refiera a incumplir las leyes por convicción, no deja de ser desobediencia y por tanto no esta exenta de la correspondiente sanción en su caso... y sintiéndolo mucho mi querido LUSI ANTONIO, aunque suena preciosa la frase que has colgado, para alguien que como yo se dedica a usar las leyes como masa de pegar ladrillos (tú me comprendes;) me permito decirte que la justicia no existe como tal... y no porque campe la injusticia que es lo que todos pensamos, no. Verás, en los juzgados lo que se aplica es derecho.. no se imparte justicia como ampulosamente se supone ¿por qué? pues porque lo que para ti es justo, para el de enfrente es injusto, lo que para ti es hacer justicia para el de enfrente es cometer la mayor de las injusticias... hay justicia divina y poética, justicia gitana y paya... juncia legal, moral y natural ¿ de qué justicia hablamos?

    Por eso debemos desengañarnos, la justicia mi querido profe es una entelequia, el término más relativo y mal interpretado que existe porque admite miles de interpretaciones, de ahí que a veces el fallo de una sentencia resulte imposible de entender si no se usa el lenguaje jurídico para interpretarla. Fuera de ahí.. todo es posible. Injusto o justo... verdad o mentira ¿ qué sabemos nadie en realidad?

    No sé... creo que me fui por los cerros de Úbeda, perdón!

    Muuuchos besos LUIS ANTONIO y suerte ahí .. maaadre lo que te/os espera.. si te decides por la desobediencia civil y te detienen ¡¡ silba !! ... al menos asistencia en comisaría tienes, eso sí, tú por favor me traduces el catalán, de lo demás me encargo yo ( sieempre voy provista de lima para emergencias ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo por justicia, de carácter social, aquella que se refiere a las nociones fundamentales de igualdad de oportunidades y de derechos humanos, más allá del concepto tradicional de justicia legal. Creo que la justicia debe basarse en la equidad y en fundamentos éticos.

      Entiendo, estimada María, que cada uno "hace de su capa un sayo" y eso impide una coincidencia en la concepción de lo que llamamos justicia, una entelequia, según tú.

      En realidad, los que más hablan de "desobediencia civil" son los independentistas que una y otra vez insisten en que, desde el poder central, no se respetan los derechos humanos, sobre todo de los pueblos que, insatisfechos con su situación actual, quieren labrar su propio destino...

      A veces sí que tienta lo de desobedecer ciertas leyes, pero para que dicho acto tuviera eco habría que hacerlo en comunión con muchísimas personas más y eso sí que es una vana ilusión. Ni las dictaduras provocan estos actos de sumisión que estarían plenamente justificados.

      Silbaré, no a cualquier himno, sino a tu atención, cuando me vea en esa coyuntura y no tengo la menor duda de contar con tu asesoramiento técnico y humano.

      Muchísimos besos, María

      Eliminar
    2. Actos de "insumisión", quería decir...

      Eliminar
  3. Bueno... el termino Justicia es relativo, las leyes son concretas. De esta forma para algunos es justo aquello de "ojo por ojo y diente por diente" y para otros es una animalada, la Justicia va por barrios y el algunos barrios es justo apedrear mujeres "infieles para sus maridos" y en otros nos gustaría apedrear a los que apedrean, en nombre de la Justicia, eso si.

    Respecto a los gobernantes que dicen que saltarse las leyes es justo, estoy de acuerdo, a mi me parece justo no pagar la contribución o la renta, sin embargo ellos pensaran que no es justo, independientemente de su color, que para eso son todos del mismo.

    Asi que ojito con los que dicen eso de saltarse la ley para cuando a ellos les conviene, porque a otros, a lo mejor... o a lo peor, también les parece justo saltarse otras y si no hay leyes cada uno hacemos lo que nos da la gana, que no esta mal, pero.....seguramente..... a estos que se les llena la bocaza con Justicia para algunas cosas y callan para otras no le gustaría.

    Al igual que hay que tener mucho cuidado con eso de insultar a tus vecinos, llamarles ladrones, insultar su himno y demás tropelías de unos payasos con infulas, porque ya lo dijo Newton (y este, para la física no conocía de política), "Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria". Esto puede verse como una amenaza y no lo es, tan solo es un ley física.
    Las leyes nos igualan, la Justicia es relativa.

    ¿Hay leyes injustas? SI, pero los gobernantes en el ámbito de sus aplicaciones deben hacer y legislar leyes justas, en vez de ir dando lecciones a otros sin corregir sus actuaciones, ojo al tema.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como principio, estoy de acuerdo en que en un estado de derecho deben respetarse las leyes aunque no nos gusten o puedan parecernos injustas, pero hay que poner los medios para mejorarlas. Y solo en el supuesto de que el poder no facilite dicha reforma demandada socialmente cabría hablar de "desobediencia civil". Asumiendo las consecuencias, claro, como bien dice Pedro Ojeda Escudero.

      En una dictadura es otra cosa. Las leyes acostumbran a ser opresoras e irrespetuosas con los derechos humanos y las libertades...Se acatan por temor, pero no por convicción...Salvo los adictos de este sistema que siempre los hay...

      Saludos

      Eliminar
    2. El problema que deben encontrar los legisladores de buena fe a la hora de legislar "leyes justas" es que todos no tenemos el mismo concepto de lo que es justo o deja de serlo. Supongo que habrás leído el comentario de nuestra experta en Derecho, María...

      Eliminar
  4. Todo acto de resistencia pasiva contra una ley que no nos gusta es válido. Pero hay que asumir sus consecuencias: no podemos pedir al Estado que queremos cambiar que nos proteja contra el Estado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las consecuencias acostumbran a ser tan duras que pocos se atreven, nos atrevemos, a llevar a cabo esos actos de desobediencia civil...Y todo acostumbra a quedar en un mero bla bla bla...

      Eliminar
  5. En una sociedad democrática las leyes se consensúan. Ya sé que hay gente (que se tiene por demócrata) que no quiere saber nada de las mayorías absolutas. pero esto, les recuerdo, es un supuesto, igual que los pactos, que contempla el proceso democrático. Y si uno acepta los pactos, también debe aceptar las mayorías absolutas. Bueno, a lo que íbamos, con mayorías absolutas o con coaliciones, las leyes tienen un respaldo de una mayoría que ha dado pleno derecho (con sus votos) a los encargados de legislar. A mí me parece que las leyes surgidas de estos planteamientos tienen un sabor a justicia claro. Si por justicia entendemos lo que la mayoría quiere. Porque la justicia en mayúsculas, esa que tiene el gran demiurgo, no existe en este mundo. O sea, que sí. Hay que acatar las leyes. No hay otra si uno quiere ser tildado de buen demócrata.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "En una sociedad democrática las leyes se consensúan" Así debería ser, pero la experiencia nos dice que ocurre todo lo contrario. Un partido alcanza el poder y generalmente no consensúa los llamados "temas de Estado" tales como las leyes de educación, sanidad pública, etc.

      "Si por justicia entendemos lo que la mayoría quiere". No sé si la mayoría estemos de acuerdo. En la medida que nos afecten o no determinadas leyes, nuestra valoración de las mismas es cambiante...

      El problema de nuestros representantes políticos es que se distancian con facilidad y frecuencia de las sociedad a la que dicen representar y servir. Sus leyes, me pregunto, responde a intereses sociales o partidistas...

      Un abrazo, Miguel

      Eliminar
  6. hay leyes que son intrínsicas, nacen con nosotros, como el derecho a la vida, a la libertad, a la elección del destino, a los gustos, a la educación, al trabajo, a la dignidad, la reproducción, a la salud, a la vivienda y la satisfacción alimentaria; otras son actos políticos que en gran medida obedecen a intereses económico-políticos,
    lo raro de este mundo es que los derechos más inherentes a nuestro ser, son siempre amenazados, ninguneados, reprimidos, olvidados, entonces vale preguntarse ¿donde están las leyes?
    qué difícil vivir en un mundo convertido en mercado en lugar de humano
    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Omar, este mundo es más mercado que humano.Y así nos va...

      Un abrazo

      Eliminar
  7. No sé si has leído el libro de Thoreau de donde está extraída esa frase que resaltas: Desobediencia civil y otros escritos. Algunos otros fragmentos que reflejan su posicionamiento al respecto:

    Su propuesta de acción contra el gobierno es “retirar su apoyo personal y pecuniario al gobierno” (98).
    Habla de la “revolución pacífica”: no pagar impuestos y evitar capacitar al estado para cometer actos de violencia y derramar la sangre de los inocentes (101).
    “A mi modo, en silencio, le declaro la guerra al Estado…” (111).
    Si un hombre piensa con libertad, sueña con libertad e imagina con libertad, nunca le va a parecer que “es” aquello que “no es”, y ni los gobernantes ni los reformadores ineptos podrán en realidad coaccionarle (115).

    Qué maravilla esta última afirmación.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “Acepto de todo corazón la máxima: «El mejor gobierno es el que gobierna menos», y me gustaría verlo puesto en práctica de un modo más rápido y sistemático. Pero al cumplirla resulta, y así también lo creo, que «el mejor gobierno es el que no gobierna en absoluto»; y, cuando los hombres estén preparados para él, ese será el tipo de gobierno que tendrán. Un gobierno es, en el mejor de los casos, un mal recurso, pero la mayoría de los gobiernos son, a menudo, y todos, en cierta medida, un inconveniente”

      Pasaje de: Henry D. Thoreau. “Desobediencia civil y otros escritos"

      Tengo el libro, pero no finalicé su lectura. Ahora es el momento...

      Abrazos

      Eliminar
    2. Te recomiendo uno pequeñito titulado Caminar.

      Abrazos!!

      Eliminar
    3. Me lo acabo de bajar en el e-book. Gracias por tu orientación bibliogràfic. Abrazos

      Comienza así:

      "QUIERO decir unas palabras en favor de la Naturaleza, de la libertad total y el estado salvaje, en contraposición a una libertad y una cultura simplemente civiles; considerar al hombre como habitante o parte constitutiva de la Naturaleza, más que como miembro de la sociedad. Desearía hacer una declaración radical, si se me permite el énfasis, porque ya hay suficientes campeones de la civilización; el clérigo, el consejo escolar y cada uno de vosotros os encargaréis de defenderla”

      Pasaje de: Henry David Thoreau. “Caminar.” ePubLibre, 1862-06-01. iBooks.

      Eliminar
  8. Orlando7:31 p. m.

    Las leyes en España estan hechas mal, y la que no esta mal hecha , esta de mas, como la absurda y terrible ley del menor, que se ha cargado de un plumazo la magica receta de el tortazo , o cachetada cuando
    se ha de dar , en cuanto al resto , solo estan hechas para algunos, pues todos estos ladrones de guante blanco se limpian el culo con ellas .

    Y claro , ¿que justicia va a haber ? .

    ResponderEliminar
  9. No tengo claro que el tortazo o la cachetada sean tan educativos y mágicos como das a entender. La razón es muy simple: no siempre se dan cuando se han de dar...

    Saludos

    ResponderEliminar