domingo, enero 18, 2015

CORRUPCIÓN POLICIAL, JUDICIAL Y POLÍTICA (II): Un juzgado censura cinco minutos de 'Ciutat morta'


Un año y medio después de su estreno, el documental 'Ciutat morta', -alegato sobre el complejo caso del 4-F al que siguió años después el suicidio de la joven Patricia Heras- se emite al fin esta noche en Televisió de Catalunya, en el espacio Sala 33, pero con cinco minutos menos. El recorte se debe a una medida cautelar del juzgado 25 de Barcelona, al considerar que algunas imágenes y opiniones sobre el exjefe de Información de la Guardia Urbana de Barcelona, Víctor Gibanel, podrían violar su derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen, ha confirmado horas antes de la emisión uno de los directores del filme, Xapo Ortega.


Presumiblemente, este es el fragmento censurado del documental que
 ofreció ayer el Canal 33 de la Televisión de Cataluña

"Ha cometido un grave error", ha opinado el director sobre la denuncia de Gibanel, que llega un año y medio después del estreno: el documental se ha proyectado en más de 150 pases y una veintena de festivales. "Nosotros no podemos difundirlo -añadió el director-, pero tampoco controlar lo que hagan otras personas. Y las redes sociales son imparables". Acertó. La censura ha provocado el efecto Streisand: publicidad y espectadores indignados. Los cinco minutos recortados ya corrían de tuit en tuit horas antes de la emisión del filme.

El objetivo del documental de Ortega y Xavier Artigas: "Intentar denunciar un caso que sigue abierto, como seguimos viendo con esta denuncia", ha apuntado Ortega. "Es un grave caso de corrupción política, y que es sistemática". El 4 de febrero del 2006, una fiesta en una casa ocupada terminó con carga policial y siete detenidos. Los jóvenes acabaron en el Hospital del Mar de Barcelona. Allí coincidieron con Patricia Heras y su amigo Alfredo, que habían tenido un accidente de bici. Los policías "los involucraron" y Heras fue a prisión. En un permiso, se suicidó.

La productora del documental emitirá próximamente un comunicado, según ha adelantado Ortega.
Fuente: El Periódico de Cataluña, 18/I/2015


REACCIONES A LA PROYECCIÓN DE "LA CIUTAT MORTA"

Numerosas personas se manifestaron en la Plaça de Sant Jaume, ayer sábado, al finalizar la proyección de este documental en el Canal 33.

La prensa de Cataluña, por fin, se ha hecho eco de este escandaloso asunto.

Reproduzco dos artículos que me han impactado:

AL CONTRATAQUE
'Ciutat morta' (o cómo la mierda flota)
Opinión 18-01-2015 > 20:58
JORDI ÉVOLE

·   Ya no lo tienen tan fácil. A muchos que creían tenerlo todo muy bien atado, se les ha escapado el control de lo que no querían que se supiera. Siguen teniendo la sartén por el mango, pero el mango cada vez es más corto. Y no se enteran de que el mundo ya no es como ellos habían soñado, si es que esa gente alguna vez tuvo sueños.
·        
Los esfuerzos políticos, mediáticos, policiales o judiciales para silenciar la historia de 'Ciutat morta' habrían triunfado en otra época. Pero ya no. Empujando desde abajo se puede lograr que una noticia silenciada por los de arriba llegue a ser portada. Los autores del documental, Xavier Artigas y Carlos, Xapo, Ortega no lo tuvieron fácil. Intentaron, sin éxito, coproducirlo con TV-3. Pero para ser justos creo que no lo hubiesen logrado con ninguna tele: ni con otras públicas, ni con ninguna gran privada, incluido el grupo en el que trabajo. Lo hubiesen logrado si se hubiese sabido de antemano la enorme audiencia que tendría. El negocio -casi siempre- funciona así. Pero Artigas y Ortega no se rindieron. Lo autofinanciaron con un micromecenazgo de más de 4.000 euros, que sirvieron para pagar el 10%. El resto, horas de trabajo gratis. Valía la pena explicar esa historia.

Luego, proyecciones en salas alternativas, festivales, premios, y el silencio -con excepciones- de los grandes medios y el de casi todos los programas, incluido el que yo dirijo. Hasta que una pregunta parlamentaria de David Fernández de la CUP desbloqueó su emisión en la Televisió de Catalunya, una televisión que tiene un canal grande (TV-3) y otros más pequeñitos, como El 33. Adivinen por cuál se emitió. (Por cierto, un aplauso para Àlex Gorina).

¡Qué absurdo recorte!

Y, a la desesperada, uno de los policías aludidos en 'Ciutat morta' logró que un juez evitase la emisión de cinco minutos del 'docu'. ¡Qué absurdo! El documental se estrenó hace año y medio, se ha proyectado en multitud de salas, se puede descargar gratis, y esos minutos han sido los más retuiteados en las últimas 24 horas. Resultado: más de 250.000 visitas. Lo dicho, no se enteran.

Los autores del documental están agotados pero satisfechos. Y no les debe faltar un puntito de rabia por todos aquellos, yo el primero, que hemos hablado tan tarde de los dramáticos, injustos y tristísimos hechos que narra. Ojalá hubiesen querido participar todos los implicados: los exalcaldes o los jefes y compañeros del policía que resultó gravemente herido, para contar con todos los puntos de vista. Pero no contestaron a la invitación.


Gracias Xavi y Xapo por mostrarnos otra versión de los hechos, la que se quiso silenciar, gracias por denunciar la tortura y por no estigmatizar a nadie por algo tan superficial como su estética. Y, sobre todo, gracias por descubrirnos la ironía, la sensibilidad y la poesía de Patricia Heras.

Por qué aterra ‘Ciutat Morta’
Lucía Lijtmaer | El Diario | 18/01/2015

Es imposible olvidar  Ciutat Morta una vez la ves. Si además eres barcelonés, es muy probable que la película te persiga por las calles, acechándote. Sería muy fácil decir que te quita un velo de delante de los ojos, pero más bien puede que te suceda lo contrario. De repente, sobre monumentos, esquinas, paseantes, hay algo pegajoso que lo cubre todo. Los ciudadanos que hayan visto la película, por primera vez emitida en la televisión pública catalana, deberán enfrentarse a todo ello. A lo siguiente:

1. El poder público como cómplice y encubridor de un caso de violencia y tortura policial tras las irregulares detenciones de cinco ciudadanos durante una pelea -que se saldó con un guardia urbano gravemente herido- en un antiguo teatro ocupado. Su posterior encarcelamiento habría podido ser evitado cuando el entonces alcalde Joan Clos relató tener conocimiento de un informe policial que probaría la inocencia de los detenidos. La posterior desaparición de ese informe hace evidente el necesario conocimiento e implicación del concejal de Seguridad y Movilidad Jordi Hereu (después alcalde), el ex concejal de Ciutat Vella Carles Martí, y la ex consellera de Interior, Montserrat Tura.
2. El papel de la justicia: la jueza Carmen García Martínez, del Juzgado de Instrucción Nº 18 en Barcelona envió a prisión provisional a los jóvenes Juan Pintos, Álex Cisternas y Rodrigo Lanza que habían sido claramente torturados, y les privó de libertad durante dos años, a la espera de juicio, sin llegar a esclarecerse de qué se les acusaba. La Audiencia Provincial de Barcelona condenó en enero de 2008 a los detenidos -incluyendo a Patricia Heras, que no estaba presente en el lugar de los hechos- a penas de hasta cuatro años basándose exclusivamente en los testimonios de los policías presentes. La pena fue posteriormente aumentada a cinco años en el caso del detenido Rodrigo Lanza.
3. La policía: los agentes Bakari Samyang y Victor Bayona que torturaron a los acusados la noche del 4 de febrero de 2006, fueron los mismos que declararon como testigos en contra de los acusados durante la celebración del juicio. Posteriormente fueron condenados a prisión, con penas de más de dos años, por haber torturado en dependencias policiales a un joven de Trinidad y Tobago. Los agentes, de 34 y 38 años, acaban de obtener la jubilación. Recibirán una pensión vitalicia de entre 1.600 y 1.800 euros mensuales. Durante la proyección del documental el sábado pasado en la televisión pública, la reacción de Mossos d’Esquadra en las redes sociales  fue de mofa.

4. Los médicos. De todo el metraje de Ciutat Morta el papel de los médicos en el Hospital del Mar supone un indicio aterrador: la llegada de unos veinteañeros sangrando y en estado de shock, custodiados por los agentes de la policía, es recibida con indiferencia por el personal médico del hospital, que no hacen preguntas ni dan señal de alarma.
5. Los medios de comunicación: con honrosas excepciones -quizás el más claro sea el de La Directa- el caso 4F ha sido omitido de los medios catalanes. Esto ha continuado con la repercusión del documental, y ha llegado a extremos delirantes con la televisión pública catalana: TV3 desestimó la compra de la película incluso cuando fue premiada en Málaga. La presión ciudadana en las redes obligó a la cadena a asegurar que el documental se emitiría antes de que acabara 2014. Tras idas y venidas -que incluyeron la pregunta directa al director de Televisió de Catalunya sobre el retraso en emitir el documental por parte del diputado de las CUP David Fernández en sesión parlamentaria- la película ha sido emitida previa censura.
Si jueces, policía, representantes públicos, medios de comunicación y especialistas sanitarios omiten y por tanto se hacen cómplices de un caso así, ¿qué le queda a la ciudadanía?
Y entonces, el velo pegajoso que cubre la ciudad se revela. Lo que muestra, con su olor a muerte, es demasiado aterrador para ser olvidado.





30 comentarios:

  1. LO he grabado cuando pueda lo veré...Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. He oído hablar de esa película, casi desde su estreno en San Sebastián, y hasta la he buscado en Internet sin encontrarla, supongo que ahora será más fácil. Para ser sinceros no me extraña, no hubo autentica transición política en las comisarías de España -no importa a que cuerpo pertenezcan- la única renovación fue provocada por la cuestión biológica de los protagonistas, poco más. Nunca tampoco ha habido intención de erradicar las viejas prácticas heredadas, por eso sigue pasando lo que pasa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo parece indicar que la "culpa" de estos torturados y encarcelados jóvenes fue su condición social de inmigrantes que se hallaban por allá... En el caso de Patricia y su compañero, la estética "extrema" de su indumentaria y físico parecieron soliviantar a los policías, cargados de prejuicios hacia lo diferente... Una auténtica pena. Sin duda, estos policías ignoran lo que son los derechos humanos y la presunción de inocencia...

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Ni pena ni hostias, he visto por fin el vídeo y resulta revelador. La cuestión es tener pintas raras, ser gay o ser un tipo con acento extranjero, es decir un potencial enemigo, para que te caigan los golpes y te comas los marrones. Vivimos en un estado policial disfrazado de libertad, una mentira aseada para que fructifique el engaño. Paseamos tranquilamente por nuestras calles seguras porque no nos consideramos sospechosos aunque a pocos metros, en los oscuros callejones, están matando a palos a algún tipo que vive o hacen vivir al margen de lo correcto y justificable.

      Eliminar
    3. Tengo que darte la razón. La palabra "pena", además de desafortunada, no es la que define mi estado de ánimo, tras conocer este cruel episodio. Lamentablemente, juzgar a los demás por sus apariencias no es una tara exclusiva de los policías. En nuestra sociedad abundan las personas cargadas de prejuicios hacia los que les resultan anticonvencionales, diferentes o estrafalarios, según sus cánones.

      Eliminar
  3. No puedo opinar, porque no estoy muy al tanto de este tema, pero me gusta aprender, es interesante lo que pones.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, para opinar con un mínimo de criterio hay que ver dicho documental...

      Besos, Rusaca

      Eliminar
  4. ...viendo el telediario de la cuatro han sacado un pequeño comentario acerca de esta noticia.

    Un abrazo feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta la proyección de dicho documental, los medios de Cataluña apenas habían hecho referencia al mismo. Ahora no han tenido más remedio que asumirlo con más o menos relevancia

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Muy interesante enterarme de que en todas partes se cuecen habas, mi estimado Luis Antonio. Aquí acaba de suceder algo muy serio. Han matado a un fiscal que investigaba a la primera mandataria y el atentado de la AMIA. La situación es realmente seria. Comprenderás la razón por la cual he optado por escribir sobre otras temáticas.

    Un fuerte abrazo desde un verano lluvioso.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "En todas partes cuecen habas, y en mi casa, a calderadas". Efectivamente, así es. Supongo que la diferencia entre unos países y otros es cualitativa y cuantitativa...

      De tu país, como puedes imaginar, ha llegado la noticia - de primera página - de la muerte del fiscal
      Nisman. Me imagino las especulaciones que despertará dicha muerte...

      Muchos besos, Fer

      Eliminar
  6. Mil gracias por toda la información que vas ampliando sobre este asunto LUIS ANTONIO, se nota que lo has tomado con mucho interés y eso confirma lo que ya sabíamos, que eres una persona tremendamente comprometida con todo lo que sucede. Como ya te comenté mi opinión al respecto, solo me queda dejarte un beso muy grande, desearte una buena semana a pesar de todo y mucho cuidado si sales de noche visto lo que contáis de los Mossos d’Esquadra...

    - Una única apreciación personal, el último artículo que publicas, el de Lucía Lijtmaer de El Diario - me parece que ofrece información parcial, alguna equivocada y hasta podría atentar contra la intimidad de quienes da nombres y apellidos ) un periodista creo debe limitarse a informar u opinar, nunca a dictar sentencias condenatorias, si tiene pruebas de delitos de los que acusa que las ponga a disposición de la autoridad competente tras denunciarlo... si se acusa de negligencia profesional a los demás, seamos serios por favor, que cada uno que se aplique el cuento y sea profesional en lo suyo, no en lo del vecino.


    Muaaaaaaaakss! cuídate mucho LUIS ANTONIO, te necesitamos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, más que Mossos d´Esquadra, han sido policías urbanos los que han protagonizado este cruel, vergonzos e injusto asunto.

      Me parece muy acertado y ajustado a derecho el comentario que haces del segundo de los artículos expuestos. Se nota que te mueves con soltura y competencia en estos asuntos espinosos.

      En Cataluña, este tema ha levantado muchas ampollas y se observan reacciones - solicitud de firmas, etc. - para que se siga investigando y castigando a los auténticos responsables de estos desafueros y que parecen hallarse en la sombra, dada su condición de personas "relevantes"...

      Muchos besos, María. Cuídate y sosiégate tú también....

      Eliminar
    2. Perdóname si no te he parecido sosegada ( la verdad es que tengo unos días complicados de trabajo:-) pero lo estoy ¿ sabes qué me ocurre con estos asuntos? comprendo perfectamente la indignación que genera cualquier injusticia - más si como aquí parece que ha habido una clara ocultación de lo ocurrido- lo que me indigna a mi veces es cómo es posible que todo el mundo condene a los demás con tantísima facilidad, cuando se necesita un conocimiento exhaustivo de hechos, circunstancias y derecho y además todos podemos estar señalados un día por cualquier dedo, vernos ante un tribunal y todos desearíamos que nos permitieran ejercer nuestro derecho a tener un juicio ... es como en medicina, operan los cirujanos tras diagnósticos, estudio clínico, , preoperatorio y muchas horas de práctica ... aun así a veces se les muere el paciente y a nadie se le ocurre cuestionar esa práctica quirúrgica ...

      Dicho esto, insisto, en este caso ojalá se llegue al final de todo, sean juzgados quienes deban y condenados si merecen serlo. Para ti de nuevo mi gratitud, si no es por ti, de esto no hubiera tenido noticia alguna y descuida jaja me sosegaré ... en otra vida quizá lo consiga .. nooo que es broma :))

      Muaaaaaaaaaaaaaaakks! buenas noches!

      Eliminar
    3. No hay nada que perdonar María, si acaso, agradecer tus reflexiones sobre la necesidad de tener "un conocimiento exhaustivo de hechos, circunstancias y derecho" para no reincidir en los errores y omisiones que achacamos a los demás...

      Espero, entonces, que no te sosiegues nunca...

      Muchos besos.

      Eliminar
  7. Has ampliado la información.-Por lo que veo, esto esta cogiendo empuje porqué como te comentaba antes en la Cuatro sacaron a relucir un poco del tema.Esperemos que esta denuncia de sus frutos y que los ciudadanos podamos tener fe en la justicia.-Nos comentaba un abogado que nos tuvo que llevar una denuncia; que ellos podían ser los mejores pero...Que la última palabra la tenían los jueces.

    Un abrazo feliz lunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Actualmente, y por fin, este suceso ocupa primeros planos en los medios de Cataluña. Ya tocaba...

      Sería deseable que no "quede en saco roto" y continúe el proceso hasta que se consiga implicar y juzgar a todos los responsables, por acción u omisión...

      Abrazos, Bertha

      Eliminar
    2. Según tengo entendido los responsables (de la condena perpetua que está pagando el guardia urbano que quedó en estado vegetativo de por vida) ya han sido juzgados y condenados por la audiencia provincial de Barcelona, condena reiterada y aumentada por el tribunal supremo.
      Esto no tiene ningún valor?

      Eliminar
    3. Parece ser que hay sobrado fundamento para dudar de la decisión judicial y por eso se quiere reabrir el caso. También se comenta que existen nuevas pruebas y testimonios sobre los hechos que provocaron el triste estado en que quedó el guardia urbano al que haces referencia...

      Saludos

      Eliminar
    4. Como comento anteriormente hay dos sentencias. No sé si has leído alguna de las dos, yo sí. Podría entender que no estuvieran de acuerdo con la de la audiencia provincial, aunque eso de que policías, médicos, jueces y políticos mintieran me parece mucho decir, pero el supremo también estuvo en connivencia? Eso es mucho decir.
      El documental no es una prueba y si ellos consideran que la imagen de una persona (al parecer del sexo masculino) encapuchado, que oculta la cara y distorsiona la voz que dice que después de no ver a alguien que había sido compañero suyo de trabajo durante no se cuantos años un día se lo encuentra por casualidad y este le dice que el había sido el que tiró el tiesto al guardia urbano es un testimonio, me río yo de ese testimonio.
      Hay algo que en el documental ponen como prueba de que lo que lesionó al agente fue un tiesto, unas imágenes de un númeroso grupo de guardias que se están acercando al lugar de los hechos y de fondo se oyen voces de algunos de ellos diciéndoles a los demás que no se acerquen sin casco, que están arrojando cosas desde la casa.
      Eso pasó, pero desde que el agente fue herido hasta esas imágenes ha pasado un buen rato. Para los que no lo sepáis y ya que el documental no se ha encargado de dejarlo claro, al lugar de los hechos llegó una patrulla, un coche con cuatro agentes requeridos por los vecinos que no podían descansar ya que en el susodicho edificio se estaba celebrando una fiesta (por la que se cobraba entrada) que no tenía permiso para celebrarse. Esto fue sobre las tres o tres y media de la madrugada. Estos agentes se limitaron a no dejar entrar a nadie más en dicha fiesta. Sobre las seis o seis y media de la madrugada un grupo de personas intentaron entrar en la fiesta y ante la negativa de los agentes se marcharon para volver a los pocos minutos con la intención de enfentarse a los agentes para poder entrar. A raiz de ahí hubo un enfrentamiento de los agentes con este grupo de gente, y fue entonces cuando se hirió al guardia. Una vez que el guardia había sido herido sus compañeros, primero lo protegieron con sus cuerpos mientras los de la calle seguían arrojando objetos e increpando y después lo retiraron para protegero y pedir refuerzos y una ambulancia. Fue después de todo esto cuando llegaron el resto de los coches patrulla, el resto de los agentes e incluso la ambulancia que también se ve en las imágenes. Por todo este follón, los que estaban dentro de la casa también empezaron a arrojar objetos, pero eso fue después. Todo lo que yo he visto y he leído iba referido a unos guardias urbanos que fueron a desalojar un edificio y al enfrentarse con la gente que había dentro fue cuando los de dentro hirieron al guardia.
      Alguno habíais leído, visto o escuchado esta versión? Porque fue lo que pasó, aunque en el documental lo tergiversen todo.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Agradezco tu valiosa aportación, Azuloscuro, pero me sorprende que no hagas referencia alguna a muchos aspectos negativos de este lamentable episodio que han calado fuertemente en la conciencia social, tales como la tortura de los encausados; el porqué de la condena de Patricia Heras y su acompañante; las dos versiones de Joan Clos sobre si el daño causado al policía urbano se produjo por algo que cayó de arriba o desde la misma calle; la conducta de los dos policías incuestionados por la jueza, tiempo después, apaleando a un muchacho que no hizo nada más que defender a su acompañante; los prejuicios racistas puestos de manifiesto por policías y demás, el silencio de los medios catalanes...¿Todo eso fue real o ficticio? ¿Se trata de un documental o de una película de ficción? ¿Los testimonios son de actores que interpretan su papel o de personas reales?

    También albergo serias dudas sobre que se reabra el caso. Estoy de acuerdo con lo de que un testimonio anónimo no tiene valor jurídico. Solo la inculpación del causante real de esos daños, si es que existe, podría quizá obligar a replantear este asunto.

    Insisto, gracias por tu colaboración. Esto pretendía ser debate y todas las aportaciones y opiniones son bienvenidas.. Creo que hay más sombras que luces en este episodio del 4F y en la calle se palpa un deseo de claridad... Quizá nos quedemos con las ganas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. En primer lugar empezaré por lo de los dos urbanos condenados por torturas. Es bien cierto y bien condenados están, pero no fueron los dos únicos guardias que declararon, uno de ellos ni estaba en el momento de los hechos del 4F, llegó después. Así que no es cierto que el testimonio de esos dos guardias fue crucial para la condena.

    Te refieres también a las torturas que sufrieron los jóvenes. Ese tema, que por cierto se archivó no sin antes investigarse, es muy relativo. Cuando te enfrentas a un grupo de policias corres el riesgo de que, al igual que tu puedes herir a algno, ellos te puedan herir a ti más aún cuando encima te resistes a ser detenido. Es válida la palabra de los agredidos-agresores, pero no es válida la palabra de los policías a los que agredieron?
    No sé a que se debió que Clos diera dos versiones, puedo ser la desinformación del momento, no sé.
    Y por último, a Patricia y a su acompañante se les condenó porque en el juicio dieron tres localizaciones diferentes del lugar de la caída. Según las pruebas periciales, dicha caída no se pudo producir como ellos contaban ya que al volcar la bicicleta cada uno declaró haber caido para un lado (uno hacia la derecha y otro hacia la izquierda para justificar las lesiones que tenían, que según también pruebas periciales, no se debían a arrastre, como ellos decían, sino a contusiones, las contusiones que les habían producido algunos de los guardias en el altercado. Tampoco hubo nadie que viera la caída, y el conductor de la ambulancia declaró que el no había llevado ninguna bicicleta, como ellos aseguraban.
    La otra versión es que ellos después del altercado, en el que habían arrojado algún objeto y una valla amarilla a los agentes, y como consecuencia de las heridas que estos les habían infringido con la porra fueron a que los curaran, pero los policias a los que habían arrojado los objetos ya habían dado la descripción de ambos por radio. No creo que chicas con una mitad del pelo cortado a cuadros abundaran esa noche. Otros compañeros se dedicaron a pasar por los diferentes hospitales para ver si podían localizarlos, y los localizaron.
    No es un tanto raro que los guardias vayan por la sala de urgencias de los hospitales así como así y que porque vean a dos jóvenes con estética diferente le pidan el teléfono a una de ellas y al leer un mensaje el el móvil de esta que decía: "Te vienes a batear" los detengan? Es una pena que la chica se suicidara, pero yo no tengo nada claro que fuera causa-efecto.
    Creo que hay que hacerse más preguntas de las que la mayoría de la gente que ha visto el documental se ha hecho.
    Las personas que salen en el documental, son reales, pero lo tienen que ser sus testimonios? Y por supuesto, parece que cuando una mentira se repite muchas veces, termina convirtiéndose en verdad, y no es así.
    No sólo se pueden juzgar los hechos viendo el documental que presenta hechos, algunos inciertos y otros tergiversados. Hay que intentar llegar más allá.

    Saludos.


    ResponderEliminar
  10. Sigo considerando que tienes una información privilegiada y no quiero ocultar la curiosidad que me despierta el quehacer al que te dedicas...

    Si el documental es un montaje, ¿Por qué se censura un fragmento que cuestiona la imagen de cierto personaje? ¿Por qué no se denuncia a los que lanzan tales infundios sobre policías, jueces, etc? ¿Por qué se ha venido obstaculizando la visión del mismo en Cataluña?

    Te adjunto una entrevista que han hecho recientemente a un sargento de la Policía Urbana. Ya me darás tu opinión...

    Ex sargento de la Guardia Urbana: “Lo más triste del 4F es que no es un caso aislado”

    Entrevista al Sargento jubilado de la Guardia Urbana de Barcelona (GUB), José Martínez: “Tras ver ‘Ciutat Morta’ lloré de rabia, indignación y de verguenza ajena”

    En alusión a los agentes Bakari Samyang y Víctor Bayona: “No puede ser que tengamos torturadores en la GUB y mucho menos que sean estos agentes los que imparten la formación”

    "Hay demasiadas manzanas podridas en el cuerpo, sobre todo entre los antidisturbios, miembros de la Unidad de Policías de Administración y Seguridad (UPAS), una unidad que habría que disolver"
    Jordi Molina - Barcelona
    21/01/2015 -

    José Martínez, ex Sargento de la Guardia Urbana denuncia abusos policales / Jordi Molina
    MÁS INFO

    • Andrés García Berrio: "Muchos juzgados no investigan adecuadamente las torturas a detenidos"
    • Los afectados del 4F defienden la reapertura del caso en una rueda de prensa multitudinaria
    • ‘Ciutat Morta’, una historia de periodismo a contracorriente

    • Xapo Ortega: "Es triste ver la respuesta nueve años más tarde cuando la información del 4-F ha estado ahí"
    • ETIQUETAS: Ciutat Morta, 4F

    ¿Quieres ver 'Ciutat Morta'?

    Reparte su tiempo libre entre la familia, sus paseos por Cambrils, donde reside, y su blog. Sin embargo, hasta hace unos años, cuando se jubiló, fue sargento de la Guardia Urbana de Barcelona. Primero en Ciutat Vella, más tarde en Nou Barris y finalmente en la Estación del Norte, su último destino. En esta entrevista, José Martínez (Barcelona, 1944) relata algunos casos de tortura que sucedieron durante su ejercicio y su lucha estéril por erradicar del cuerpo a “las manzanas podridas”. Tras la dimensión pública que ha tomado el 4-F a raíz del documental Ciutat Morta, cuenta el ambiente de esos días que pasó en la UCI, junto a la familia del agente malherido, y carga sin tapujos contra la manipulación policial, judicial y política que marcó el caso.

    Perdone la ignorancia. ¿Exactamente, cuál es la función de un sargento?

    Conducir una brigada. Y dejar claro a tus agentes que velen, siempre, por la protección de los derechos y libertades de los ciudadanos. Para eso estamos. O para eso deberíamos estar.

    No siempre es así…

    La Guardia Urbana parece que sea una policía muy cercana al pueblo, pero muchos agentes no lo son, otros sí. Cuando yo daba el servicio en el aula siempre les decía a mis chicos: “cuidado con la calle, que es peligrosa”. Y, sobre todo, les insistía para que cuidaran sus actuaciones, con las manos quietas. Un detenido es un detenido, y hay que respetarle sus derechos fundamentales. Nos ha de dar absolutamente igual si es antisistema u okupa. ¿Quién somos nosotros para dar una paliza a alguien? ¿O para tocar un solo pelo? Quién hace eso no merece estar en una patrulla. Siempre he procurado llevar a los agentes por el camino del compromiso con la ciudadanía.

    (Continúa)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (2a. Parte de la entrevista):

      Usted estaba de servicio la noche del 4 de febrero de 2006…

      Esa misma noche estaba patrullando en Nou Barris, entonces era mi zona de influencia. Cuando me enteré de lo que ocurrió fui al hospital a dar apoyo a los compañeros. No conocía al agente herido, él era de la brigada de los Antidisturbios, pero como sargento me quise acercar a dar apoyo a los familiares. La verdad es que no le pudimos ver porque estaba en la UCI.

      ¿Qué recuerda de los días y semanas posteriores al 4-F?

      Estuve muchos días visitando a la esposa. Y la verdad es que he seguido visitándola puntualmente y ella siempre me lo ha agradecido mucho. El compañero herido tenía cuatro hijos, era una
      situación complicada, muy difícil. Insistí al jefe de la Guardia Urbana que no le dejaran aislado y que el sueldo se le respetará al 100%, independientemente de lo que durara la invalidez. Lamentablemente él se quedó y sigue parapléjico. En aquella época llegué hablar con el entonces concejal de Seguridad, Jordi Hereu, y me garantizó que así sería.

      Sin embargo, a diferencia de la mayoría de sus compañeros, a usted no le encajan las piezas…
      Empecé a investigar por mi cuenta. Me sorprendía la tensión que había en la Guardia Urbana, que no ayudaba nada a encontrar la verdad. Los colectivos policiales son muy corporativistas y había realmente una tensión muy fuerte por lo que había sucedido con uno de los nuestros. Era habitual que se refirieran a los presuntos autores como “el sudaca”, o “los moros de mierda”. En fin…
      ¿Cómo reaccionó?

      Cuando llegó el juicio me presenté en los juzgados. Estuve los tres días que duró la vista. Desde el primer minuto que empezó ya supe que habría cinco cabezas de turco. Cinco inocentes que iban a palmar. Solo se aceptaron las declaraciones de los dos policías, Bakari Samyang y Víctor Bayon. Los que posteriormente serían condenados e irían a la cárcel por el vergonzoso caso de Yuri, otro ejemplo más de abuso. La jueza Carmen Garcia Martínez no admitió a trámite ni siquiera las pruebas de los abogados defensores.

      Dicho en otras palabras: ¿Fue un montaje?

      Y una venganza. Las dos cosas. El edificio donde estaba la gran fiesta era propiedad del Ayuntamiento. Y, por lo tanto, el consistorio era el subsidiario de lo que ahí estaba pasando. El entonces alcalde, Joan Clos, hizo unas declaraciones en las que afirmaba que el objeto responsable del impacto en la cabeza del agente era una maceta. Su informador, estoy casi seguro, que fue Victor Gíbanel, aunque él lo niega. Él era el que informaba siempre y, además, era el jefe de asuntos internos, la unidad que investiga cualquier tipo de corrupción que pueda cometer el cuerpo. Él metió la pata, se dio cuenta, y cambiaron la versión. Estoy seguro que le debieron decir que había que dejar de hablar de la jodida maceta.

      Martínez siente "verguenza ajena" hacia algunos de sus ex compañeros / J.M.

      Eliminar
    2. (3a. Parte):

      ¿Qué hizo usted?

      Hablé con CCOO y me dijeron que elaborarían un escrito. Pero también me aconsejaron que no me metiera mucho. Me dio la sensación que se podría hacer más bien poco y fui a hablar con Gonzalo Boyé, el abogado de Rodrigo Lanza. Me agradeció mucho el interés, y le dije lo que pensaba: los chicos van a pringar. Ambos sabíamos dónde nos habíamos metido. En mi caso, soy activista, pero no soy tonto. Me encontraba muy solo y recurrí a alguien a quién jamás hubiera planteado pedirle nada.

      ¿A quién?

      Le escribí un correo a Pilar Rahola. Creí que por una cuestión de audiencia podría ser útil. Le dije que en un escrito que iban a caer cinco persones inocentes. En el correo decía que estaba avergonzado. Me respondió su secretaría y me dijeron que verían que se podía hacer. Nunca más me dijeron nada.

      ¿Qué es lo que más le duele de todo el caso?

      La muerte de Patricia Heras. Hay que ser muy miserable por tomarla con alguien únicamente por su aspecto. Ella se encontró allí con el marrón de los chicos, uno con la cara destrozada y el otro con la mano rota. Pero no tuvo nada que ver, ni siquiera estuvo en la fiesta. Para mí siempre fue compatible estar al lado de mi compañero y su familia y tratar de evitar que se cometiera la injusticia que se iba a cometer.

      ¿Les conoce?

      No, no les conocí, pero sí a su jefe. Prefiero no decir su nombre, pero no me gustaba ni un pelo. Era un tipo muy abusivo, excesivamente agresivo en los interrogatorios y en las detenciones.

      El documental Ciutat Morta relata que uno de los agentes encarcelados, Bakari Samyang, también tenía cargo de formador.

      Imagínate los que recibían esa disciplina… No puede ser que tengamos torturadores dentro del cuerpo y mucho menos que sean estos agentes los que imparten la formación. Me consta que le dieron cancha.

      Usted que ha pasado una vida en la Guardia Urbana, hay muchos como él o Víctor Bayona?

      La Guardia Urbana de Barcelona hay que regenerarla. Empezando por la Unidad de Policía Administrativa y de Seguridad, los UPAS, el ala más dura en la aplicación de la tolerancia cero en las calles y donde hay más manzanas podridas. Una unidad que se debería de disolver. Se han hecho auténticas barbaridades. La trayectoria del escuadrón de los UPAS está plagada de violencia, malos tratos y heridos.

      ¿Todavía se dan este tipo de infracciones?

      Sí. Por lo menos hasta que yo me jubilé. Y el Ayuntamiento tiene conocimiento de todo esto. Joan Clos y Jordi Hereu son responsables de encubrir el 4-F. Y, desgraciadamente, lo peor del 4-F es que no es un caso aislado. Hay otros muchos casos que ponen los pelos de punta.

      Eliminar
    3. (Final)

      ¿Todavía se dan este tipo de infracciones?
      Sí. Por lo menos hasta que yo me jubilé. Y el Ayuntamiento tiene conocimiento de todo esto. Joan Clos y Jordi Hereu son responsables de encubrir el 4-F. Y, desgraciadamente, lo peor del 4-F es que no es un caso aislado. Hay otros muchos casos que ponen los pelos de punta.
      Le escucho.
      Dos años antes de jubilarme me pasó algo que todavía no he podido olvidar. E intenté llevarlo ante la Justicia, pero mi confidente se echó atrás. El caso es que apalearon a tres detenidos. El agente que vio lo que sucedió me lo contó. Dieron una paliza a unos muchachos, les metieron a patadas en el calabozo y, al cabo de un rato, le dijeron a mi confidente que les llevara un mocho para recoger la sangre derramada.

      ¿Qué hizo?
      Fui a hablar con el jefe Xavier Vilaró y se lo conté todo. Intenté convencer a mi compañero para que declarase, pero no quiso venir. Vilaró me dijo que sin pruebas no podía hacer nada. Que me quedaría, de nuevo, solo. Sí tengo constancia que se habló con los mandos de los Antidisturbios, pero nada más que un toque. Pero lo de siempre… Los agentes que cometieron esa paliza dijeron que era mentira.

      ¿Las cámaras en los calabozos evitan estos abusos de poder?
      Des de que se pusieron las cámaras no hemos visto tantas imágenes atroces. Fue un avance y me consta que no sentó nada bien. Se dijo entre los compañeros que el entonces conseller de Interior, Joan Saura, se había pasado tres pueblos.


      ¿Cree que se reabrirá el caso 4-F?
      No lo sé. Lo que sí le pido a la persona que lanzó la maceta, o al testigo que sabe quién es, que salga. Por favor, que no se muera con esa carga de conciencia. Rabia contenida. Hay seis víctimas: el agente y los otros cinco. Víctimas producidas por las instrucciones políticas y judiciales.

      ¿Qué cambiaría en el cuerpo de la Guardia Urbana?
      Se ha construido una mentalidad que viene a decir que contra más denuncias hagas, mejor agente de policía eres. Y no es mejor guardia el que más denuncias pone. El mejor guardia es aquel que sale a la calle, que hace prevención, que conoce a la gente, que es flexible y que si ve una infracción leve es capaz de informar y advertir.
      ¿Por qué no se hace?
      Muy fácil. Por el llamado ‘plan por objetivos’. Des de la Jefatura se confecciona un listado de las denuncias que se han de hacer al mes. Se llama a todas las unidades y se les dice que hay que procesar, por ejemplo, cinco mil denuncias al año de semáforos rojos. O veinte mil de motoristas que no llevan casco. Y las veas o no las veas, las has de hacer. Si no, no eres un buen agente.

      Entonces, es sólo por una cuestión de recaudación.
      Totalmente. Nada más que eso.
      Cómo valora la gestión de Felip Puig y Ramón Espadaler al frente de Interior?
      Mal. Les mandé una carta diciéndoles que según la Ley todos los policías de este país han de ir debidamente identificados. Ese ha sido mi uno de los objetivos de mi activismo durante diez años. Contra la impunidad hay que ir identificado. Les advertí que, bajo su mandato, la represión, la brutalidad y la indefensión contra los ciudadanos habían aumentado.

      No son especialmente atentos cuando se les pide la placa…
      Pruébalo un día. Te van a dar un par de tortas y si te resistes quedarás detenido por desacato a la autoridad. Si te dan una paliza o te vacían un ojo, lo mínimo es que puedas saber quién te lo ha hecho.

      Eliminar
  11. La información de la entrevista, en este diario:

    El Diario.es

    http://www.eldiario.es/catalunya/Ex-Sargento-GUB-triste-aislado_0_348216152.html

    ResponderEliminar
  12. Yo ya he visto esa entrevista y algua otra de este mismo señor.
    Si tantas cosas sabe que vaya al juzgado y denuncie. Sobre esto no tengo nada más que decir.
    No tengo información privilegiada, todo lo que comento y más cosas, están en las sentencias, no hay más que leerlas y todos tendríamos la misma información.
    No sé porque no denuncian a los que hablan de torturas, es todo muy reciente, me refiero a la repercusión que está teniendo la difusión del documental, igual de ahora en adelante empiezan a tomar medidas.

    Me gustaría hacer una pregunta a ver si alguien puede contestarme. Hubo, si no estoy equivocada bastantes más condenados de los dos que salen en el documental. Entiendo que Patricia, desgraciadamente, no pudo participar pero ¿cómo es que en lugar de participar su amigo Alfredo que fue al que detuvieron con ella en el hospital del mar no aparece y si que lo hacen algunas amigas de ella que ni estaban allí, ni los vieron caerse, ni saben lo que pasó? ¿Dónde están el resto de los detenidos que tampoco aparecen, por qué no participan en el documental? Y no me digáis que dos de ellos han vuelto a sus paises y cosas así, hoy en día, en la era de la información y la informática, no hay distancias.
    Es curioso, o por lo menos a mi me lo parece que no aparezcan ni la mitad de la mitad de los condenados.
    Esto no se lo ha planteado nadie?
    Y por último, a lo que me dedico, mi trabajo, no tiene nada que ver con el hecho de que no me crea todo lo que veo y me preocupe de saber para poder forjarme una opinión, a ser posible, lo menos contaminada que pueda.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. La actidtud de dicho sargento me parece muy valiente. Seguro que le ha granjeado muchos enemigos dentro de la Policía Urbana de BCN. Pienso...

    ¿Son asequibles a cualquiera esas sentencias?

    Por lo que he leído es muy improbable que se reabra el caso. Tendremos, por lo tanto, que quedarnos con las dudas...

    Yo también eché a faltar la participación de más condenados en el documental. Ignoro el porqué de su ausencia.

    Azuloscuro, reitero mi agradecimiento por tu aportación, aunque sea discrepante. En los blogs es habitual que los comentaristas estén más o menos en las mismas coordenadas. Por eso se agradece la controversia y más si tien solidez y fundamento.

    Me gustaría seguir contando con tus aportaciones y también me agradaría saber si tienes algún blog o participas en alguna red social donde acostumbres a volcar tus opiniones.

    También tengo interés por llegar al fondo de los temas que me interesan, pero disponer de fuentes fiables de información no es fácil. Los medios adolecen de la independencia deseable y esto nos hace navegar a la deriva en busca de lo imposible .Por eso me agrada plantear temas de debate. Para escuchar otras voces. Como la tuya, en este caso...

    Un saludo muy cordial y hasta cuándo te apetezca, Azuloscuro

    ResponderEliminar