sábado, octubre 11, 2014

Creyentes y creídos


26 comentarios:

  1. Yo tampoco los soporto, aquellas personas que se creen más que nadie, que todo lo saben, o que todo lo tienen, aquellas personas que son engreídas, o que humillan a los que menos tienen, porque todos somos iguales, todos. Adoro la humildad, la sencillez, el ser cada uno siendo como es, sin querer ser más que nadie, simplemente, ser naturales sin más.

    Me alegra ser la primera.

    Un beso y feliz sábado, amigo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces pienso que para dialogar o debatir con alguien se necesita tener dudas. Por eso es tan difícil hablar, tan solo, con los que se creen poseedores de la verdad absoluta...

      No creo que la vanidad agrade a nadie. El problema es tener o no percepción de ella...De la ajena y de la propia...

      Besos, estimada María

      Eliminar
  2. Ja,ja,ja
    Buenísimo.
    No es lo mismo para nada. A mí los creídos me matan y con los creyentes sean cuales fueren, debatir puede matarme, pero al menos debato.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema insoluble es cuando tropiezas con un creyente creído...Lo más inteligente y saludable es salir corriendo...

      Besos

      Eliminar
  3. Acertada reflexión a la que me sumo, sabiendo que de tras de esos..., aparece el pedante más necio e insoportable, cuando a la par no tiene nada que ofertar. Un abrazo
    http://dialtri.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aportación y apoyo, Dionisio.

      Otro abrazo

      Eliminar
  4. Lambert9:23 p. m.

    Creyentes y creídos muy buena analogía. A los primeros les interesa más el proselitismo que el debate, aunque si son creyentes de verdad (no de golpes en el pecho falsos) suelen ser respetuosos y educados.

    En cuanto a los segundos cada cual tendrá su umbral para soportarlos. Es difícil desde luego cuando su alarde es muy descarado, y no te digo ya, cuando literalmente son despreciativos, en ese momento lo que daría por tener un insecticida desaparecedor. No solo hay creídos en el debate, o sea, a nivel intelectual o cultural, también los hay a nivel pecuniario, físico, de raza, genealógicos y de todo tipo. Estar encantado de conocerse debe ser una gran experiencia, que personalmente, al menos en esta vida, será una sensación que jamás conoceré. Y no es mérito. Es talante predestinado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los creyentes pueden ser excelentes personas. Faltaría más... Lo que he intentado manifestar es la dificultad de mantener un diálogo o debate racional con ellos. Ejemplo: es muy difícil debatir con un nacionalista converso...Podría decir lo mismo de un creyente religioso. La fe que mueve al uno y al otro choca frontalmente con todo intento de análisis racional...

      Los creyentes creídos son intratables. A veces encuentran interlocutore que les escuchan y hasta aplauden. Por eso existen, ¿no?

      Saludos cordiales ,Lambert

      Eliminar
  5. Y si además de creyentes y creídos son fanáticos...

    ResponderEliminar
  6. Estaba pensando en que grupo encajarme y la verdad es que no lo se, a tu eleccion, pero para mi que soy de los creyentes... y no hablo de religion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No seré yo quien te catalogue ni juzgue. Lo que sí puedo decirte es que contigo se puede debatir haya o no disparidad de criterios.

      Saludos

      Eliminar
  7. A mí me pasa lo mismo. No los soporto. Y es que, se diga lo que se diga, la humildad es una gran virtud y un signo de inteligencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La humildad solo es rechazable cuando se presume de ella...

      Un abrazo, Miguel

      Eliminar
  8. Un pensamiento brillante con el que estoy de acuerdo. También es cierto que los creídos solo creen en si mismos y si se entregan a otras creencias es solo porque allí su yo puede pastar con todas la ventajas en un territorio acotado.
    Saúde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro coincidir contigo. No todo ha de ser discrepancia...Aunque a ti te va la "marcha", ¿eh?

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Siempre se presume de lo que se carece.Creo que en si, producen rechazo a la inmensa mayoría.Se puede ser vanidosillo que es una forma de prepotencia y se les regala bien los oidos si quieres seguirles el juego. Pero fanáticos, ya eso es una bomba.

    Una reflexión muy acorde con los tiempos en que vivimos.

    Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa es ser vanidosillo alguna que otra vez y tener autoestima - nadie es perfecto - y otra muy distinta es vanagloriarse de ello de forma ostentosa y hasta desafiante.

      Abrazos, Bertha

      Eliminar
  10. Me da tanto miedo un creyente ferviente como un ferviente descreído, llámese exceptivo...con ambos es difícil el debate si se refiere a sus creencias o su imposibilidad de creer ... con los creídos, bueno, con ello mejor no debatir nada.. como si no existieran.. bastante tienen con soportarse a ellos mismos .. bufff!!


    Montón de besos LUIS ANTONIO, tienes unas grajean muy ricas en tu farmacia ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo soy hombre de poca fe, sin llegar al ateísmo, y multitud de dudas....Y esta peculiaridad me induce a provocar temas de debate con una finalidad clara: aprender. Y te aseguro que funciona.

      A veces me gustaría ser creyente porque facilita los sueños. Creo...

      Muchos besos, María

      Eliminar
    2. Crees bien y además te creo! :))

      Sé que tú LUIS ANTONIO crees en la palabra, yo también y más que nada en los hombres. Creo que hasta en el peor siempre hay algo bueno, por increíble que parezca a veces y creo que todos necesitamos que crean en nosotros y que si alguien lo ha hecho .. si alguien ha creído un vez en nosotros sin merecerlo a lo mejor, eso nos obliga a hacer lo mismo por los demás. Es en esto en lo que creo y en más cosas ... muchísimas más y no lo creo.. jaja estoy segurísima:))

      Abraaaazo enooormeeeee!! esta vez te he escrito abrazo en vez de beso.. es igual de verdad que mis muaaaaaaaakss!! pero comprendo que para los no creyentes es más creíble ;)

      Eliminar
    3. Cuando digo que me cuesta dialogar con los creyentes, no excluyo a ninguno, ¿eh?

      Me creo tanto lo de tus largos besos como lo de tus cálidos y enormes abrazos, pero no dejan de ser virtuales....Si el destino nos hiciera coincidir de forma real, ¿esas muestras de afecto serían de la misma dimensión?

      Ahí van los míos....

      Eliminar
  11. pero entendidos o no, se empeñan por entreverarse en el camino
    saludos

    ResponderEliminar
  12. muy acertado pensamiento.
    Abrazos
    Carlos

    ResponderEliminar
  13. Hola, Luis Antonio.
    Pienso que todos somos, de una u otra forma, creyentes. Pero está claro que es muy difícil hablar con los creídos. Porque están 'embebidos' de sí mismos, y en realidad son incapaces de dialogar; sólo monologan...
    ¿Qué sentido tiene hablar con alguien que se cree en posesión de la verdad absoluta? Es como hablar con una pared...
    Saludos, profesor.

    ResponderEliminar