domingo, julio 15, 2012

NUBES: HAZ Y ENVÉS...




Ayer, tendido en la arena junto al mar tembloroso y contemplando el cielo y la pugna silente o el divertido escarceo – vete tú a saber - entre un sol timorato y las nubes en caprichosa mudanza, me afloraron mil ideas y experimenté otras tantas sensaciones sobre el espectáculo poético y gratuito que nos brinda la naturaleza a todos, sin distinciones... En la exigua gragea de palabras que precede a este texto las he condensado todas.

44 comentarios:

  1. Creo que es de las pocas cosas que podemos ver todos, sin diferencia de clases ni de razas o culturas sin tener que pagar por ello.
    Quizá los humanos, debiéramos de aprender en nuestro comportamiento, mucho de la generosidad de la Naturaleza.
    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier día nos cobran IVA para poder contemplar la naturaleza con todos sus enigmas...
      Un abrazo, Carlos

      Eliminar
  2. La tranquilidad y la naturaleza nos traen momentos de euforia y creatividad.
    Un feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salvo cuando muestra su ENVÉS...
      Un abrazo

      Eliminar
  3. La paz del alma se deleita en la naturaleza y trae efectos verdaderamente
    gratos. Me alegro de tu alegria. Feliz dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alegría con el HAZ...pero también existe el ENVÉS...
      Un cordial saludo

      Eliminar
  4. Es verdad que el movimiento de las nubes forman unos dibujos que son muy similares a la flora y fauna de la madre natura.

    -Esto de la generosidad de la naturaleza:en arquitectura tienen una aprensión a esta frase hecha y siempre suelen decirse que la naturaleza no es generosa que cuando estalla se lleva todo por delante.Por eso se el arte no imita a la naturaleza...

    Me encanta esta reflexión transmite mucho sosiego y ya hace falta que aprendamos a sosegarnos y a disfrutar de nuestro entorno natural que es gratis!(de momento).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La naturaleza, como las personas, tiene una doble personalidad y alguna que otra máscara...

      Un abrazo, Bertha

      Eliminar
  5. la Natura es el ejemplo gráfico de la Democracia
    felices los que saben observarla y más aún ...aplicarla


    besitos y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, la Naturaleza se pone al alcance de todos y todavía no cobra peaje alguno...
      Un abrazo, Lichazul

      Eliminar
  6. Esos momentos en soledad... o en compañía de la naturaleza dan para mucho, a mí sobre todo me dan mucha paz, minimizan todo, me hacen sentir pequeña y grande a la vez.

    Me gustan esas nubes caprichosas que de tanto en tanto tapan el sol. Nada que ver con el día que te levantas con nubarrones sin haber visto siquiera si hay nubes en el cielo.

    Cielo y tierra... y nosotros en el medio.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que estos días la estés disfrutando a manos llenas...y que esos "nubarrones" que nos enturbian la visión alguna que otra vez y la vida se hallen lejos de ti y de todos os que te estimamos. Como mínimo....

      Besos, Angie y disfruta de la paz y del sosiego de ese pueblo anónimo...

      Eliminar
  7. La nauraleza es una fuente inagotable de lo que entendemos por felicidad y equivocadamente vamos a buscar a las tiendas. Está ahí afuera, es absolutamente gratuita y resulta una metáfora vital de lo más esclarecedora e inspiradora.

    Te mando un beso con el deseo de que sigas disfrutando y compartiendo tus disfrutes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero de vez en cuando también muestra sus fauces... Quizás se deba al trato que le dispensamos.

      Un abrazo y a mejorarse, Fer

      Eliminar
  8. Las nubes nunca son las mismas.
    Como nosotros, siempre cambiantes.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si cambiáramos para mejorar...
      Besos

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Llevamos un verano con nube de envés, debe andar el haz confundido anta tanta perturbación mental. Tiene algo de dramático vivir en Julio a menos de 800 metros de una playa y no poderse dar un baño aunque siempre es el lugar ideal para el paseo y la contemplación sobre todo en esos atardeceres grandilocuentes y abrumadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, últimamente el "ENVÉS" lo domina todo. Siento que sólo puedas contemplar el mar durante este estío un tanto bochornoso y espero que pronto se subsane ese impedimento.

      Eliminar
  11. Yo cuando miro al cielo no acostumbro a fijarme demasiado en las nubes. Me gusta mirar más lejos. Me da más en lo que pensar, y en lo que pensarme.

    Un beso, Luis Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero a veces las nubes se interponen, reclamando protagonismo, delante de ese lugar más lejano y etéreo...

      Besos, Vero

      Eliminar
  12. Lo cierto es que todo en la naturaleza es una metáfora...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cada uno interpreta las metáforas en función de su circunstancia, ¿no?
      Saludos, mj

      Eliminar
  13. Imagínese, tal cual están las cosa cualquier día tenemos un nuevo impuesto añadido pos la luz solar.
    Los gallegos serian los menos afectados con el gravamen, pero en el sur...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O por la contemplación de la poca naturaleza virgen que aún queda...Mejor que no les demos ideas a los recaudadores insaciables del PP

      Eliminar
  14. Las nubes siempre me han seducido. Las miras. Y las vuelves a mirar, y ya no son las mismas. Metáfora del paso de la vida. Razón para aceptar aquello que dijo el filósofo de que uno no puede bañarse dos veces en el mismo río. Razón para seguir contemplando el paso de la vida...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que dure esa curiosidad innata por seguir contemplando el paso de la vida con su mudanza habitual y el entorno más próximo...
      Un abrazo, Miguel

      Eliminar
  15. cielo, como cada uno lo ve,
    paraíso o confín
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay tantos cielos como miradas...Para todos los gustos
      Saludos

      Eliminar
  16. No basta con mirar... hay que saber ver.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Es más difícil mirar que ver, pero lo prefiero...
      Abrazo

      Eliminar
  17. Por desgracia amigo, aquí, este nuestro paraíso de las metáforas, se nos quema y no afloran precisamente palabras con buena concordancia, mas bien algunas de mal gusto dirigidas a estos energúmenos que castigan este entorno.
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He vivido incendios forestales en las mismas carnes y sé lo que es eso...Sigo las noticias del vuestro y espero que se extinga totalmente su voracidad cuanto antes...
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Me encantan la foto y las palabras. Me gusta la manera q tienes de decir mucho con poco.
    No hay nada como estar sola mirando de frente la naturaleza.
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú también dominas la técnica de la condensación de palabras...y la amplitud y profundidad de sentimientos.
      Besos, Vanessa

      Eliminar
  19. A veces creo que la gente que se hunde en su oscuridad oscura, es porque es incapaz de disfrutar, de verdad, de todo lo que nos rodea, de la naturaleza a lo bestia. Puede que la vean, e incluso se fijen o la escudriñen, pero no la siente. Como quien escucha música y no le hace vibrar por dentro. Se lo pierden todo, como autistas incapaces de conectarse. Por eso se sienten tan terriblemente solos.



    Es imposible que cuando estás tumbado en la arena, o sobre la hierba, no te quedes colgado viendo pasar las nubes o en la noche, las estrellas. Mirar el cielo es uno de los espectáculos más estremecedoramente hermosos que existen.

    Siempre me han encantado las nubes, son como las letras con las que el cielo escribe sus historias... sus formas, su manera de deformarse, estirarse, encogerse ¡¡qué maravilla!

    Y de todos los momentos, el más mágico es justo el que muestras en tu preciosa fotografía, con tu exigua grajea ¡¡qué suerte!! ¡¡tú eres capaz!! a mi sólo me salen melones intragables tamaño familiar:-)

    Justo cuando el sol, enfoca por detrás de las nubes haciendo que sus bordes brillen, dejando que se escurran algunos de sus rayos fuera de ellas... como si se pelearan a ver quien puede más...meeencanta cuando gana el sol y explota brillante en medio del cielo.

    Mejor corto el rollo, que me pasaré... como de costumbre.

    Mil gracias LUIS ANTONIO, como si hubiera estado allí sentada a tu lado viéndolo :))

    Un beso muuuy grande tamaño, ya sabes, como todo lo mío jajaja... XXL

    ResponderEliminar
  20. Veo que hay sintonía...
    Estoy convencido, María, que contigo al lado...nubes cambiantes de unos y otros colores, sol que pugna por hacerse ver y sentir, olas bravas, arena gruesa de la Costa Bravaa, bosque testimonial, etc., habrían pasado a un segundo plano de interés. Fijo.

    Besos del mismo tamaño

    ResponderEliminar
  21. La metáfora, pura, sin verbos de por medio. Pero al fin telúrica. Concisión, precisión, y sobre todo intuición.

    ResponderEliminar
  22. Hummm, lo bueno si breve... magnífico texto. A tu director de Tesis, le hubiese gustado :)

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar