domingo, septiembre 04, 2011

"La ilusión alienta..."


19 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. La ilusión por llegar dura más que el goce de la llegada.
    ¡Tanto desear las vacaciones, y dura más su deseo y su recuerdo que las vacaciones mismas! Quizás deberíamos hablar más de intensidad que de duración....

    (filosofía barata de la depresión domingoporlatardemañanatrabajo)

    ResponderEliminar
  3. luchemos porque la espera sea lo más corta posible...

    ResponderEliminar
  4. La llegada de cada cosa, el momento, si esto alienta, si lo vivimos a tope, es más que la ilusión.

    ¿Qué tal estás? Aquí, regresando,...

    ResponderEliminar
  5. Y qué larga se hace la espera, pero si al final ha valido la pena se nos olvida ese tiempo de espera.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Acabo de ver una película maravillosa de Martín Scorsese titulada La edad de la inocencia. Un hombre casado renuncia al amor de su vida en el Nueva York de finales de siglo XIX. Cuando muchos años después, ya con hijos mayores, tiene ocasión de volver a verla en París…

    Es lo que he pensado al leer este poema. El anhelo y el cansancio de esperar y esperar… sin solución nos puede llevar a la apatía. No sé si es así, pero tú lo has plasmado y sabrás lo que revela este enigma.

    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  7. Escribio Ramón de Campoamor:
    "No rechaces tus sueños. ¿sin la ilusión el mundo que sería?"

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. La espera desespera pero si es buena la llegada, se olvida la espera. Precioso poema. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  9. Es imposible vivir sin ilusión. Yo al menos no podría. Pero a mí me pasa al revés que a algunos comentaristas.... Cuando llega el momento que me ha tenido ilusionada durante el tiempo que sea, prácticamente siempre se cumplen mis expectativas... Igual es que soy muy realista ilusionándome... No sé, pero no me suele decepcionar lo que me encuentro.

    Un beso, Luis

    ResponderEliminar
  10. La ilusión siempre desilusiona. Es el estandarte de algo que nunca llegará como un trailer de película que no vamos a ver. Estoy de acuerdo contigo en considerarla un abono que blinda el deseo que también es de material etéreo y gaseoso, como una niebla que deformando la realidad la hace más atractiva.

    ResponderEliminar
  11. Cuando se pierde la ilusión se pierde la esperanza. Para que eso no ocurra es necesario luchar para que se convierta en realidad, pues, de lo contrario, como bien dices, deviene en frustración y desencanto. No hay que ser demasiado ambiciosos en ese sentido. Basta abrigar una ilusión factible, que anime el ánimo y permita alumbrar la sonrisa para que, al final, podamos soñar sabiendo que el sueño será realidad.

    ResponderEliminar
  12. La ilusión nos mantine vivos Luis, sin ilusión la esperanza deja de existir.. Aunque la cruda realidad nos haga escépticos, siempre una manera positiva de ver el futuro nos alienta a continuar y ver las metas más claras aunque éstas sean personales o individuales. ¡Eso es lo que yo pienso claro!

    Besos y buena semanita querido Luis

    ResponderEliminar
  13. Algo no funciona correctamente en mis relaciones con Google. Dos veces te hecho un comentario y ninguna aparece. Misterio. A ver si soy capaz de reelaborarla. Decía:
    Qué hermosa cuando significa anhelo, deseo, ánimo, esperanza o utopía, salvo cuando deviene en espejismo, ficción, alucinación o quimera.

    ResponderEliminar
  14. Yo hablaría más bien de ilusiones; se materializarán o no, serán lo que esperamos o no, pero lo importante es nuestra capacidad de generar nuevas ilusiones, nuestra actitud, si unas no se cumplen, otras sí. Las cosas son la ilusión que ponemos en ellas.

    Kisses, my dear.

    ResponderEliminar
  15. La ilusión es un ingrediente indispensable para la vida, pero no aquella furtiva que nos hace esperar a alguien, sino aquella que está en nosotros mismos, que nos llena de sueños y esperanzas por ser mejores día con día y dejar huella en este mundo.

    Un cálido abrazo amigo Luis Antonio!

    Saludos,
    Diana

    ResponderEliminar
  16. El humo envuelve la nada, le otorga un cuerpo, tu palabras la desmienten.
    Un abrazo.
    Alicia

    ResponderEliminar
  17. A TODOS COMENTARISTAS:

    Gracias, una vez más, por vuestras aportaciones. Esta gragea, como la mayoría, no tiene más pretensión que expresar las sensaciones experimentadas de una vivencia personal concreta que ha durado más de lo deseado... Es tarea inútil buscar principios racionales que puedan contribuir a su compresión o a fundamentarla.

    Un abrazo para todos

    ResponderEliminar
  18. De ilusiones podemos vivir por un tiempo, pero más temprano que tarde, cuando la ilusión se desvanece, llega la decepción, y en el peor de los casos, la frustración. Muy cierto y bien expresado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. A Narci :

    Así es, Narci
    Bienvenida y un cordial saludo

    ResponderEliminar