martes, febrero 01, 2011

¡ ES VERGONZOSO CELEBRAR EL PACTO SOBRE LAS PENSIONES !



Mañana firmarán en La Moncloa el llamado Pacto Global sobre Economía (PENSIONES) acordado por los llamados agentes sociales. A algunos participantes, sobre todo del Gobierno,  ya se les está haciendo la boca agua. Los responsables sindicales pondrán cara de circunstancias, pero  presumirán de haber dado la cara y los empresarios respirarán tranquilos. Todos los protagonistas, felices. Los dirigentes del  PP se quejarán de no haber participado, pero reirán por lo “bajinis” porque les están haciendo el trabajo sucio y pasando la aspiradora por la alfombra roja para que asciendan a La Moncloa con los zapatos impolutos. Ya hay quien compara estos pactos con los de la Transición...Y hasta es posible que algunos ciudadanos  - los menos - se lo crean...

Estoy convencido, sin embargo, que la mayoría de las personas, a poco que piensen,  no se van a dejar tomar el pelo.  Y es una auténtica tomadura de pelo celebrar que la jubilación se retrase y que las pensiones que se cobrarán sean más bajas. Dicho lo mismo, pero de otra manera: se pagará durante menos tiempo (porque eleva la edad de jubilación) y se pagará menos mes a mes (se reduce la cuantía de la prestación). Estas son las dos claves esenciales de la reforma acordada.

¿Qué pasará con las mujeres que se han incorporado tarde al mercado laboral por hacerse cargo temporalmente de sus hijos o porque lo han interrumpido por la misma razón?

¿Qué pensión les quedará a ese 48 % de jóvenes que están en el paro durante varios años?

¿Qué les quedará a  todos esos desempleados de más de cincuenta años que tienen muy cruda la posibilidad de volver a trabajar?

Insisto: ¡Es vergonzoso celebrar el pacto sobre las pensiones!



24 comentarios:

  1. Estoy contigo, es totalmente vergonzoso, no hay nada que celebrar, mañana serán las jubilaciones, y pasado, será la sanidad?????....mientras aquí el pueblo llano no diga basta, estarán quitándonos derechos ganados por nuestros padres y abuelos con la sangre y el sudor de su frente. Me duele que un supuesto Gobierno de Izquierdas y unos sindicatos se presten a tomar medidas tan en la línea de las derechas más extremistas y de los empresarios......el obrero está hoy en día totalmente indefenso y abandonado a su suerte.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Un gobierno nunca puede ser de izquierdas. Ni un alcalde, ni un presidente de ningún tipo.
    También dependemos de los podreosos de Europa, los ricos, los empresarios, nunca repartirán el dinero, la riqueza, para que haya ricos tiene que haber pobres... para comparar...

    ResponderEliminar
  3. Un gobierno está respaldado por los parlamentarios de su grupo que a la vez son los representantes de sus votantes, y en su día obtuvieron sus votos llevando un programa en este caso socialdemócrata y no conservador. Si la situación económica es insostenible por supuesto deben acometer reformas que la sostengan, pero si esas reformas son a costa de ir totalmente en contra de su programa antes deberian haber convocado elecciones llevando ese nuevo programa por delante. Las reformas que están llevando a cabo no son pequeños cambios que influyen ligeramente en la sociedad, son decisiones fundamentales que atañen a todos los ciudadanos.

    Para que haya nuevas alternativas tiene que haber quien las represente y no el mismo perro con distintos collares.

    Si tanto dependemos de las decisiones de Europa y de los mercados para que queremos tantos políticos cobrando sueldos astronómicos, si lo único que hacen es plegarse a lo que les mandan desde fuera. Acaso no están ahí para defender nuestros intereses y buscar el bien general de los ciudadanos y no de cuatro empresarios. La fuerza de una nación está en sus obreros, ellos son el valor que rentabiliza cualquier empresa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Miedo me da leer lo que nos anuncias. Vamos a ver ... y ahora te cuento .
    Pues no me lo quería creer, pero me lo tengo que creer, que nos van a hacera ir a trabajar cuando lo que teníamos que hacer era estar tomando el sol en la playa.

    Vamos, hombre. En lugar de firmar podían meterse el boli por el c...

    ResponderEliminar
  5. Completamente de acuerdo. Los casos de desempleados mayores, jóvenes que no se emplean antes de los terinta y tantos años, mujeres que generosamente deciden criar y educar a su hijos en detrimento de su puesto de trabajo,... Y llegar a los 65, 70 años ¿trabajando?
    Porque según el trabajo, con esa edad uno estorba más que produce, sobre todo después de 20, 25, 30 años o más de no tener tiempo más que para dedicarse a trabajar. ¿A quien interesa ésto? En mi trabajo, los que tienen más de 55, más vale que lo dejaran (con alguna prodigiosa excepción) y sin embargo hay un empuje de jóvenes de 25-35 años quemados a base de becas o sin ellas que rendirían 100% más que los maduritos. Les dejarán trabajar cuando ya "no sirvan".
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Luis Antonio, decir que es una vergüenza es poco. Alargar dos años más la jubilación en ciertos trabajos y sectores es muy peligroso.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Por cierto, llevo cotizando y trabajando sin descanso desde los 16 años. Tengo 40 y cuando me jubile a los 67 años habré cotizado unos 50 años...genial...

    ResponderEliminar
  8. En el banquete de la desvergüenza los trabajadores somos el plato principal sazonado con el repugnante guiso de sus justificaciones. La élite política económica y sindical nos seguirá chupando los huesos hasta que seamos correosos ancianos y podamos ser lanzados al muladar sin mayores escrúpulos.

    ResponderEliminar
  9. Es vergonzoso y es muy irritante y preocupante. En los últimos que han pensado es en los trabajadores, como siempre. Siempre pagan los mismos los platos rotos. Siempre. Los más débiles, los más indefensos, los que tienen menos poder.

    Un beso, Luis

    ResponderEliminar
  10. El próximo Marzo, cumpliré un año de mi jubilación. Voy camino de los 66. Me hubiera gustado continuar trabajando, pero mi querida empresa, lisa y llanamente me dijo que no. Mis cotizaciones han supuesto 44 años. Hace dos días, la Seguridad Social, me ha comunicado de forma oficial que mi pensión queda congelada para todo el año 2011, aparte del incremento en un punto el IRPF. Y no me quejo.
    Esta solución, con el PSOE o con el PP, tarde o temprano debería de tomarse. ¿Alguien piensa que otro gobierno distinto va a cambiar de parecer?. Apostemos.
    Chile, en la época de "Chicago Boys", bajo la dictadura de Pinochet, liberó las pensiones. Propuso seguir con el sistema que tenian o bien optar por uno privado. ¿Hacemos en España algo parecido?.
    ¿Que pueden hacer los sindicatos? ¿Alguno de los participantes paga cuota sindical?. ¿Con que derecho se les pide una defensa a ultranza? ¿Donde están los sindicatos "clasistas" de los empleados públicos? ¿No les va a afectar el problema? ¿Tienen acuerdo distintos?.
    ¿Cuando iniciamos una protesta como la de Túnez o Egipto?. ¿Enarbolamos la bandera de la justicia social?
    Yo personalmente, estoy dispuesto a ello. ¡Venga!. ¡Un paso al frente!.

    ResponderEliminar
  11. El problema es que este sistema es perverso: o tragas o nada.

    ResponderEliminar
  12. Esta vez parece que estamos la mayoría de acuerdo en que es una vergüenza. Y, como tú bien dices el PP se tiene que estar frotando las manos porque, una vez más, los "socialistas" les están haciendo el trabajo sucio, las políticas que les correspondería hacer a la derecha.

    No hay derecho a retrasar la edad de la jubilación hasta los 67 y que los jóvenes accedan cada vez más tarde al mercado de trabajo.

    Todo es un despropósito y una tomadura de pelo monumental.

    ¿Hasta cuándo seguiremos entrando por todos los aros?

    Un abrazo bien fuerte, Luís Antonio.

    ResponderEliminar
  13. Pues estoy contigo. Están abusando de los trabajadores (y de los que están en el paro) delante de las mismísimas narices de los sindicatos. La huelga general, dicen triunfantes los sindicatos, fue la causa que propició estos acuerdos???. Explícamelo, que no lo entiendo...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Lo peor del asunto es que se nos vende como un éxito por los sindicatos y la izquierda que gobierna. Ello imposibilta la reacción de la calle que no acaba de entender el alcance de lo pactado. Nuestra única forma de protestar es saber que no volveremos a votarles, pero la consecuencia será que vendrán otros peores y que ahora se están frotando las manos porque estos están haciéndoles todo el trabajo sucio. Me asombra nuestra docilidad, nuestra pasividad... que los que gobiernan llaman "responsabilidad". ¿No nos queda sangre en las venas? ¿Qué será lo próximo? ¿Sindicatos? Bah.

    ResponderEliminar
  15. En estos tiempos de crisis no creo que esté justificado celebrar nada. Dicho esto creo que el modelo de hace 20 años ya no tiene sentido y la población que hoy en día se jubila vive bastantes más años. Esto unido a la situación de crisis y las pocas expectativas laborales de los jóvenes en los próximos años hace que las cosas estén bastante crudas para todos. Si los dos sindicatos mayoritarios tuvieran más puntos de encuentro entre ellos su fuerza sería mayor, pero los intereses partidistas hacen que en muchos casos cada uno vaya por su lado. Estoy sindicada en Comisiones Obreras desde que empecé a trabajar y no puedo quejarme. En alguna ocasión he necesitado del sindicato y ha respondido oportunamente, de otra forma habría tenido que buscarme la vida por mi cuenta.

    No me agrada jubilarme tres años y medio más tarde pero sí creo que si los sindicatos tuvieran más respaldo su fuerza sería mayor.

    ResponderEliminar
  16. Solo puedo, Luis-Antonio, unirme a tu indignación. Es lo de siempre, siempre la pagan los mismos....

    ResponderEliminar
  17. Anónimo9:06 p. m.

    Hoy ha venido Angela Merkel, a hacer el papelón que tocaba. Al final en este estudio cinematógrafico en el que quieren vivir los políticos, saben perfectamente que es obligada esa representación.

    Como una mamá a su hijo travieso, dice que las cosas se están haciendo bien. ¿Qué se está haciendo bien?

    Algo que no podía hacerse en tiempos de brindis y despipote. En tiempos de pucherazo y especulación urbanística. En tiempos de pelotazos, y absurdas alegrías infundadas.

    Ahora, todo el mundo tragará, porque se le han visto las orejas al lobo. Mientras se baila, nadie quiere saber nada. Y resulta extraño en un mundo como el nuestro en que se ansia tener todo atado y bien atado (memorable frase que hoy viene al pelo)

    España no es competitiva. No tiene una industria que pueda exportar. No puede dedicarse a economías productivas porque ya la tienen los asiáticos. Y el famoso sueño de la tecnología, investigación y desarrollo, no es asequible por ahora a nuestro país. De hecho, Angela Merkel quiere ofrecer trabajo a los jóvenes españoles preparados, básicamente ingenieros, para llevárselos a su país.

    Aquí están en el paro, o cobrando dos reales. Aquí la mayor lotería es ser funcionario, un sector laboral que no genera riqueza, que no ofenda a nadie. No producen riqueza. Pagan sus impuestos y cotizan, pero sus salarios salen del erario público. Y no sirve de nada la cantinela de que en otros países hay más funcionarios. La comparativa no puede ir por el número, sino por la competitividad, o la rentabilidad, como prefieran.

    Que nadie se abrace al romanticismo del bienestar social. Ese no lo regalan. Se conquista. Pero no puede conquistarse a nivel general, hasta que las diferencias abismales que separan a la "supuesta" clase trabajadora estén al mismo nivel.

    Zapatero ha retrasado lo más que ha podido estas medidas, pero no le ha quedado otra. Ante la hucha en la UVI no hay ideologías que valgan.

    Este mundo es así, no se ha inventado nada alternativo.

    Juntarnos con los grandes, como Alemania, nos fue muy bien, mientras llegaron las subvenciones, pero ahora se han cansado de la idiotez española.

    Sí, idiotez con todas sus letras. No se ha aprovechado todo ese capital para modificar el modelo productivo, como cacareaban, la formación subvencionada ha sido una vergüenza, otro pucherazo más para instituciones, centros elegidos a dedos...

    La lista es interminable. Por no hablar de las comunidades autónomas y su salvaje despipote, justificándolo siempre contra el "malo" centralismo.

    Todo eso, unido a lo que ya sabemos todos, y que se ha dicho por activa y por pasiva: que la gente vive más, que la gente cobra más años la jubilación, da como resultado ese acuerdo "por narices"

    ¡Y gracias! Porque dilatarlo hubiera sido darle más carnaza a los mercados y a esas agencias estrambóticas de cualificación, que hunden un país, en el mismo tiempo que Carpanta se zampa un pollo...

    ResponderEliminar
  18. Anónimo10:05 p. m.

    Ah, y para más inri, Angela Merkel ha dado un cabezazo a Zapatero y ni siquiera le ha pedido disculpas. Puede hacerse la tonta y decir que no se ha dado cuenta, pero en el video, parece que ella tiene que haber notado el golpe.

    http://www.lne.es/espana/2011/02/03/angela-merkel-da-cabezazo-zapatero/1028802.html

    ResponderEliminar
  19. A ACRÓBATA:
    No sé si las medidas acordadas son inevitables o si tienen o no alternativa. Lo cierto es que se ha dado un paso hacia atrás y me temo que no será el último. Celebrarlo o posar para una foto con la sonrisa a flor de piel y las manos enlazadas entre los participantes en ese acuerdo me parece una inmoralidad.
    Un abrazo, amigo

    A P. Vázquez “ORIENTADOR”:
    Lamentablemente todos dependemos de unos o de otros. Si al menos quienes nos manejan tuvieran un punto de dignidad...

    A YURIA:
    Esperemos que, aunque un poco más arrugaditos, aún tengamos tiempo de disfrutar de la playa...

    A JOTA MATE:
    Veo que tú tampoco celebras el tan cacareado acuerdo del Pacto Social que, sin duda alguna, significa una especie de emulación de los cangrejos...
    Un abrazo

    A ROSALÍA:
    Con tantos años cotizados tú sí podrás jubilarte a los 65 o incluso prejubilarte con el 100 %, salvo, claro está, que en el futuro se introduzcan más cambios.... Pero a nivel personal, no debe preocuparte.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. AL DR. KRAPP:
    Hoy comparto todo lo que expones, aunque transpire desazón, malestar e indignación. Lo de “arrojarnos al muladar”, muy acertado. Así, al menos, nos podrán utilizar para fecundar la tierra...

    A NOVICIA DALILA:
    Algunas veces, los paganos podrían ser otros, ¿no?. Pues, como bien dices, siempre son los mismos. Y esto, me temo, no lleva visos de cambiar...
    Besos, Novicia

    A BENJAMÍN:
    Es posible que esta “solución” – no me gusta nada la palabra – haya sido inevitable. Tampoco sé si había o no otra alternativa, pero caminar hacia atrás no gusta a nadie. Yo pienso más en lo que este proceso va a significar para nuestros hijos que para nosotros mismos, los que ya tenemos la coronilla al aire libre... Lo de justificar a los sindicatos no me gusta nada, aunque dependan de las subvenciones y tengan que someterse como todo “quisqui”. Sin embargo, insisto, donde yo quería poner el acento es en el hecho de que aunque haya acuerdo, no es para celebrarlo ni muchísimo menos, ¿no?

    A PEDRO OJEDA ESCUDERO:
    De momento, nos toca tragar. Veremos hasta cuándo...

    A CRISTAL:
    No sé si la mayoría estamos de acuerdo en que es una vergüenza de acuerdo. Observo mucha comprensión resignada. Y eso es preocupante porque propicia que nos den otra bofetada por el otro carrillo...
    Un fuerte abrazo, Cristal

    ResponderEliminar
  21. A MIGUEL:
    Yo tampoco lo entiendo. ¿Nos estaremos haciendo mayores?
    Un abrazo, amigo

    A JOSELU:
    Me temo que lo de la sangre aguada en las venas puede ser real y...bien que lo lamento. La pasividad del conjunto de nuestra sociedad equivale a dar carta blanca para que sigan tomando medidas que nos conduzcan poco a poco hacia el pasado en blanco y negro...

    A ANGIE:
    Pues en esta ocasión los dos sindicatos hay ido de la mano, han marcado el mismo paso y han bailado al mismo compás... Supongo que las subvenciones, a falta de más sindicados, tienen algo que ver, ¿no? ¿Qué apoyo se puede dar a unos sindicatos dóciles?

    A SUJARI BEJARIVE:
    Aunque la indignación no conduzca a nada, sentirse acompañado la hace más llevadera....

    ResponderEliminar
  22. A ANÓNIMO:

    El bienestar social ha sido una conquista que ya se está evaporando. Y si aplaudimos los recortes o los aceptamos como un mal menor, vendrán otras medidas en la misma línea. ¿Hasta cuántas? Y lo malo, como bien dices, es que no hay alternativa y parece que nadie está por la labor...

    Respecto al cabezazo entre la Merkel y Zapatero, tengo mis dudas de quién se ha hecho más daño. Me da que esta señora la tiene bien dura...

    Te agradezco tus largos, profundos y amenos comentarios.

    Un cordial saludo, Anónimo

    ResponderEliminar
  23. Luis Antonio:
    No es que acepte esta "decisión" de buen grado, indepdientemente de que a mi personalmente no me afecte, no es para celebraro. Lo que realmente me desencanta, es ver como un edificio "social" que tanto costó levantar, (incluso con muertos, -acordemonos de Vitoria, por ejemplo-), se proceda a su demolición, aunque sea lentamente.
    Me duele profundamente ver, incluidos mis hijos, lo poco que se involucran en la defensa del mismo. Se de muchos jóvenes que están iniciando el camino laboral y ya están pensando en que va a pasar con ellos. ¿Cuando se darán cuenta que nadie regala nada? ¡Hay que luchar!. En mi vida laboral he pasado por infinidad de provincias. He tenido que cambiar a mi primera hija, dos veces de colegio en el mismo año. ¿Que es realmente lo que esperan los jóvenes y los menos jóvenes?. No se si me explico ...

    ResponderEliminar
  24. A BENJAMÍN:

    Te explicas como un libro abierto. Por mi profesión siempre he tratado con jóvenes de BUP,COU, etc. Ahora también asisto como alumno oyente a alguna clase universitaria y me quedo pasmado viendo la diferencia que hay entre esta generación y la mía, pero no hay que olvidar las circunstancias de una y otra. Los padres los hemos sobreprotegido demasiado con la mejor de las intenciones, pero no sé hasta qué punto ha sido educativo.

    ResponderEliminar