jueves, julio 19, 2018

Bertrand Rusell: "Nunca moriría por mis ideas ya que podría estar equivocado"




Nuestras convicciones, las que sean, conforman nuestra manera de pensar y actuar, pero también pueden convertirse en nuestra prisión y nuestra derrota cuando se ejercen con intransigencia inmovilista  ante una realidad, que nos guste o no, siempre será cambiante.
Apena verificar que exista un rechazo sistemático al cambio de opiniones que se deriva de las circunstancias cambiantes... Que, en general, somos contradictorios es una obviedad difícilmente contestable. Detesto a las personas intolerantes, incapaces de adaptarse a los cambios que el tiempo y el entorno nos provocan. Estas personas ignoran que las contradicciones ennoblecen a quienes las practican. Ser flexible no es, en modo alguno, signo de debilidad y frivolidad sino de inteligencia. Serlo demuestra capacidad de adaptación a cuanto ocurre en nuestro entorno.
También es cierto que instalarse en la improvisación permanente supone riesgos y relativa dignidad, pero evitar que la realidad cambiante aplaste nuestras convicciones no es lo mismo. Al contrario, pone de manifiesto que preferimos la lección de los hechos a mantenernos a merced del inmovilismo que generan las doctrinas. Bertrand Rusell lo expresó de forma clara y lacónica. "Nunca moriría por mis ideas ya que podría estar equivocado"

22 comentarios:

  1. V. Verdú2:37 p. m.

    [19/7 14:05] Verdú Vicen: He leído tu blog, y tienes mucha razón en lo que dices, pero tengo mis objeciones a que esas ideas “per se” puedan ser útiles.

    La posible transmisión, y su puesta en marcha requiere de un soporte y éste es, llámalo como quieras, partidos políticos, etc.

    Y las ideologías de cualquier tendencia tropiezan en su puesta en marcha por el egoísmo de poder de sus líderes.

    Podemos definir ejemplos:

    -Nazismo.
    -Comunismo.
    -Si quieres otros menos absolutos pero igual de manipuladores.

    Yo admiro tu espíritu llamemos filosófico, ético, de concordia o pon tú el calificativo pero creo que se requiere ser más práctico,
    [19/7 14:11] Verdú Vicen: Todavía no quería acabar, pero se ha ido el dedo....

    Hay muchos estratos:

    Dictaduras:
    -Comunismo, nazismo.
    -Arribistas del sí, no quiero, apologéticas de lo anterior.
    -Nacionalismos que tienen mucho que conseguir a nivel de “reyezuelos”
    -Entre medias personas de buena voluntad que requieren una sociedad atea pero ética.


    Y después una serie de mortales que recibimos en el “culo”, las patadas de “todos” los anteriores.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, soy muy teórico. No puedo ocultar mi inclinación por las humanidades y tal. A lo mejor tú, que ere técnico y de ciencias, puedes ayudarme a ser más pragmático. Espero tus sugerencias, Vicente.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Casualidad, o no, momentos antes de leer tu entrada había adquirido un ejemplar de esta magnífica Colección Orbis, volviendo a casa, en una papelería-librería tenían un estante repleto de títulos a un euro, me he llevado uno de Pascal, “Pensamientos”, (ya poseo varios de la colección).

    Pretender que sea la propia realidad, nada menos, la que haya de encajar en nuestra ideología… dice mucho de la estupidez y el fanatismo que tanto nos asola.

    ¿Cabe más egocentrismo?

    Trump es un buen exponente.

    Un abrazo, amigo Luis Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo recuerdo un pensamiento célebre de Blas Pascal porque una y otra vez lo recordamos unos u otros: "El corazón tiene razones que la razón ignora" Nadie puede cuestionar su vigencia tras cuatro siglos...

      Lo del fenómeno Trump no tiene nombre. Y amenaza con volver a presentarse. Cuando me pregunto por qué se vota a este hombre me surgen dudas sobre las bondades de la democracia...


      Abrazos, Paco

      Eliminar
  3. Cada día que pasa veo más inmovilismo, intransigencia y xenofobia. Te hablo desde un pequeño pueblo, en la ciudad queda más difuminado. En un pueblo pequeño se muere por sus ideas y sin plantearse que puedes estar equivocado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si los pueblos brindasen las oportunidades de las ciudades y una muestra mucho más amplia de personas sin perder sus bondades localistas, muchos retornaríamos a ellos. Fijo.

      Saludos

      Eliminar
  4. Anónimo2:46 p. m.

    Intento ponerte una nota en tu blog, pero no sé cómo hacerlo. La nota es una advertencia que decía Antonio Blay Fontcuberta: “No hay nada peor que una idea. Por ella se puede morir y matar”. Blay era un maestro de yoga que yo tuve hace casi 50 años. Murió de un derrame cerebral. Un abrazo.

    Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Antonio Blay
      Un apunte sobre su vida
      Bibliografía
      Audiciones de cursos
      Jornadas: Antonio Blay





      Web realizada por FRM Formació i Programació, S.L.

      Bienvenido a la web de Antonio Blay

      ANTONIO BLAY. (Barcelona 1.924 - 1.985)

      Actualmente se le considera el psicólogo precursor de la Psicología Transpersonal en España. "Su obra abarca desde los aspectos académicos de la psicología moderna, incluyendo los aspectos humanísticos, hasta la experiencia trascendente de los místicos occidentales y orientales" (Def. Gran Enciclopedia Catalana).


      Somos muchas las personas que estamos interesadas e implicadas en atender un anhelo, una inquietud interna. Le ponemos distintos nombres y tratamos de desarrollarlo por distintas vias. Somos muchas las personas que compartimos la vivencia de que la aportación de Antonio Blay resulta fundamental en nuestra búsqueda, en el desarrollo de nuestra demanda. Compartimos la vivencia de que con su aportación nos sitúa, nos ordena y orienta, a un nivel que sentimos resonar internamente como muy auténtico o genuino.

      Antonio Blay nos habla de un modo claro, concreto, directo; pero sobre todo nos habla de un modo sincero. Nos habla desde su experiencia. Su interés, nos dijo en muchas ocasiones, nunca fue crear adeptos, hacer escuela. Él estaba interesado en transmitir su Experiencia, con el fin de que nos fuera útil, con el fin de que nos estimulara y orientara en nuestro proceder. Puedo afirmar, sin miedo a equivocarme, que su aportación cumple sobradamente tales objetivos. Veinte años después de su muerte, el impacto de su aportación sigue extendiéndose. Cada vez somos más los que nos interesamos por sus planteamientos y sus propuestas. Por otro lado, aquellos que las conocemos, fácilmente tendemos a implicarnos progresivamente más en ellas.

      En esta página Web, pretendo colaborar un poco más en el acercamiento y difusión de su trabajo. Este espacio puede ser también un espacio más de contacto, de comunicación e intercambio.

      Y, en otro orden de cosas, es también para mi una oportunidad para poder dar testimonio de mi profundo agradecimiento hacia mi padre,

      Carolina Blay

      Eliminar
  5. ES curioso: leí ese texto en esa misma edición.
    Yo sí moriría por alguna de mis ideas. Apenas tres. O dos.

    ResponderEliminar
  6. Amarrarse a una forma de pensar es un forma de supervivencia que evita riesgos y las molestias de las diferentes oleadas ideológicas que soplan por todas las esquinas.
    La realidad es cambiante pero nace y se desarrolla bajo los mismos principios y los principios son los que generan las diferentes formas de pensar. Lo malo es cuando las creencias se convierten en vicio o en religión, lo cual es lo mismo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que añadir, salvo manufestar mi total acuerdo con lo que expones.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Nunca aceptaría seguir unas ideas que me condujeran a morir.
    Para mi las ideas son muy importantes, me han ayudado a entender e interpretar la vida y esas ideas rechazan los dogmas, el esencialismo y lo absoluto. He procurado que esas ideas se vayan actualizando al compás del paso del tiempo y de los cambios producidos, pero no renuncio a ellas, son mi faro. Si he sido intolerante alguna vez no ha sido por las ideas sino por mi carácter que llevo años intentando domar.

    Espero haberme explicado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Te has explicado bien y con claridad.
    Dejar la puerta abierta a matizar o cambiar algunas ideas es muestra de flexibilidad y apertura. Rechazar dogmas, verdades "absolutas" y discrimina iones por ser diferentes forma parte de mis principios.
    Un abrazo estimada amiga

    ResponderEliminar
  9. Bueno, creo que nadie muere por sus ideas, sino por lo que sus ideas cree que le proporcionan y eso es subjetivo, es decir, un dia puedes creer que el socialismo es la solución a tus problemas y con el tiempo ver que el socialismo es la anulación del individuo, es decir de ti mismo.
    Yo solo me sacrificaría por mis hijos, porque creo que ellos deben morir después que yo y eso lo tengo grabado y asumido. Lo demás es casi todo negociable, creo yo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dudo que los padres en general cuestionen lo que dices de los hijos. Por supuesto, me sumo a lo que manifiestas. Haría extensible lo que expresas a los propios padres.

      Saludos cordiales

      Eliminar
  10. Vamos a ver, si no moriría por sus ideas porque podría estar equivocado, es que no lo tiene muy claro. Así que yo en su caso, tampoco.
    Una cosa es nuestra adaptación a situaciones nuevas y cambiantes a través del tiempo lo cual puede hacer cambiar nuestra percepción del mundo y otra los que nos convierte en personas humanas y dignas. Eso pienso yo.
    Un abrazo muy fuerte, Luis Antonio. Ya sabes que me gusta mucho leerte. Espero que estés pasando un feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy bien lo que piensas, Angie.
      El verano ha sido tranquilo y ajeno a los calores agobiantes. Las montañas de Teruel tienen estas virtudes veraniegas. El invierno es otra cosa...

      Un gran abrazo, Angie. Espero que sigamos en contacto aunque sea on.line...

      Eliminar
  11. Comparto la idea q entiendo subyace del comentario de nuestra querida Angie. Una cosa son las ideas en el sentido de ideologías o creencias ( ahí estoy totalmente de acuerdo contigo ... Otra, los principios en los que se asientan nuestra manera de ser y vivir, ideas como la paz, solidadridad , igualdad social, dignidad humana etc, etc.. gravias a tifto los q han muerto por esas ideas, la humanidad no se ha deshumsnizado ...del todo.

    Un beso grandísimo desde mis vacaciones hasta las tuyas ...
    Hasta otro ratito mi querido profe !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer saber de ti, estimada María. Comparto, sin matiz alguno, todo lo que expresas. Lástima que muchos no estén en las mismas coordenadas...

      Muchos besos y espero y deseo que mantengamos la comunicación

      Eliminar
  12. maravilloso que mas puedo decirte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adjetivo excesivo que dice mucho de tu prodigalidad.

      Besos

      Eliminar