miércoles, febrero 21, 2018

INMERSIÓN LINGÜÍSTICA EN CATALUÑA: POLÉMICA EN CIERNES


El sistema de inmersión lingüística convierte al catalán en la única lengua vehicular en la enseñanza no universitaria, en la escuela pública y concertada. Vehicular quiere decir que el catalán es el idioma que se usa para impartir todas las asignaturas, excepto las dos o tres semanales que se dedican al castellano y al idioma moderno.
El País de hoy (21/II) publica que, según los resultados de las pruebas de competencias y diagnósticas realizadas por la Generalitat y el Ministerio de Educación, el nivel de castellano de los niños catalanes está dentro de la media española e incluso por encima de otras comunidades. 
Confieso que cada vez me muestro más incrédulo con muchas cosas que se publican, aunque estén avaladas por organismos públicos. Tal es el caso del artículo mencionado. Va a resultar que los niños catalanes son superdotados porque, cursando sólo dos o tres horas de clases semanales en lengua castellana, obtienen mejores resultados académicos que los que tienen esta lengua como única vehicular...Flagrante mentira.
Los que palpamos la realidad docente cotidiana desde hace muchos cursos, como es el caso del profesor Félix Ovejero, sabemos que tal inmersión perjudica, sobre todo, a los alumnos castellanoparlantes, al nivel de dicha lengua y a la cohesión social. Pedir un ligero incremento en dos o tres horas más  semanales  está más que justificado. Y eso no está reñido con seguir discriminando positivamente al catalán adjudicándole  las más de veinte restantes...Como lengua minoritaria, y tan digna como todas, las necesita.
El sistema d'immersió lingüística converteix el català en l'única llengua vehicular en l'ensenyament no universitari, a l'escola pública i concertada. Vehicular vol dir que el català és l'idioma que es fa servir per impartir totes les assignatures, excepte les dues o tres setmanals que es dediquen al castellà i l'idioma modern.

El País d'avui (21 / II) publica que, segons els resultats de les proves de competències i diagnòstiques realitzades per la Generalitat i el Ministeri d'Educació, el nivell de castellà dels nens catalans està dins de la mitjana espanyola i fins i tot per sobre d'altres comunitats.

Confesso que cada vegada em mostro més incrèdul amb moltes coses que es publiquen, encara que estiguin avalades per organismes públics. Tal és el cas de l'article esmentat. Resultarà que els nens catalans són superdotats perquè, cursant només dues o tres hores de classes setmanals en llengua castellana, obtenen millors resultats acadèmics que els que tenen aquesta llengua com a única vehicular ... Flagrant mentida.

Els que palpem la realitat docent quotidiana des de fa molts cursos, com és el cas del professor Félix Ovejero, sabem que tal immersió perjudica, sobretot, als alumnes castellanoparlants, al nivell d'aquesta llengua i la cohesió social. Demanar un lleuger increment en dues o tres hores més setmanals està més que justificat. I això no està renyit amb seguir discriminant positivament al català adjudicant les més de vint restants ... Com a llengua minoritària, i tan digna com totes, les necesita.




12 comentarios:

  1. Estoy seguro de que el hablar es IMPORTANTISIMO para las personas , por lo tanto el idioma es imprescindible , entonces parece mas que CLARO que hay que conocer cuantos mas idiomas mejor , pero dando prioridad al que hablen MAYOR numero de personas y así facilitar la comunicación entre el mayor numero posible de hablantes¿ o no ?. Por lo tanto el Ingles , el Español y el Chino serian los que mayor facilidad darían a todos de poder entendernos . Otra cosa es el tema cultural , nada despreciable , pero lo MAS IMPORTANTE es poder hablar con cuantas MAS personas mejor. Y no quiero aquí y ahora entrar en que en este CASO concreto catalán haya alguna " intención " de adoctrinamiento político . Saludos cordiales LUISANTONIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo. Las lenguas son dones inapreciables. Cuantas más se conozcan y usen, mejor que mejor...Confrontarlas es un tremendo error.
      A pesar de las lógicas interferencias que pueda haber entre ellas, vivir en una sociedad bilingüe es un privilegio.

      Cordialmente

      Eliminar
  2. Luis, me gusta como siempre lo que comentas y cómo lo expresas. Trabajo en una escuela en GRacia , como bien sabes . Aunque la lengua vehicular es el catalán, mi percepción es que no es la primera lengua del instituto en la que todos nos comunicamos.
    Además, justamente el otro día leía un artículo en el que se comentaba que no existía diglosia gracias a la Constitución y a las reformas lingüísticas que ha habido. Yo , personalmente no lo creo así. Como tampoco creo que haya una imposición del catalán, o personalmente no la siento (entiéndeme, te hablo de la mayoría, sí que como en castellano , encuentro a los "súper defensores", pero yo los ignoro un poco, creo en la libertad de lengua y sobre todo en la de expresión) .
    Creo además, que viviendo en CAtaluña todavía hay mucha gente que no utiliza las dos lenguas, de manera bilingüe. Creo que las lenguas igual que son libres , son identitarias y se han de cultivar. Creo que "allá donde fueres, haz lo que vieres" es un gran lema para aprender lenguas por motivación propia, sin pensar en la frontera de lo que me separa con el otro, sino más bien pensando en lo que me puede unir si yo puedo llegar a comprenderlo en profundidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, si estamos de acuerdo en que el catalán es la lengua vehicular de la mayoría de los centros educativos de Cataluña, aunque el castellano también sea considerada lengua oficial, ¿a qué se debe que esta última esté relegada? Supongo que casos particulares como el que mencionas hay muchos, pero la generalidad es lo expuesto en la entrada.

      Utilizar las dos lenguas indistintamente sería lo ideal, pero los intereses políticos e identitarios no están po la labor.

      Un abrazo y bienvenida a este espacio

      Eliminar
  3. Creo que la "inmersión" no está en cuestión. Lo que con razón se exige, es aumentar las horas de castellano a un 25% como regula la ley y que nunca se aplicó.
    La alarma que esta exigencia provoca es prueba del fanatismo independentista y del intento de relegar la lengua castellana.

    Y eso de que todo el mundo lo habla perfectamente no es verdad. Una buena prueba la aportó Clara Ponsatí, ¡Consejera de Enseñanza!, cuando en una entrevista no le salían las palabras en castellano y tuvo que disculparse diciendo que lo conocía perfectamente, pero que como no lo practicaba le resultaba difícil hablarlo con fluidez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con lo que expones, Fanny. La enseñanza del castellano está muy marginada en la labor docente de la mayoría de los centros escolares públicos y privados concertados. Si es lengua cooficial merece coherencia y mejor consideración. En la vida social, hoy por hoy, el uso de ambas lenguas está establecido y la convivencia es loable.

      Abrazos

      Besos

      Eliminar
  4. LO fastidiado del caso y es que aquí la razón debe ceder el paso al sentimiento, como casi todo lo que está pasando en Cataluña.
    Debería a ver dos lenguas vehiculares a opción de los alumnos pero pedirlo hoy en día tal como está la cosa es decirle que sí a la política represiva y de recortes del PP. Lo más alucinante del caso es que se permitiera al honorable Pujol en su tiempo actuar como virrey en Cataluña y dejarle que montase su chiringuito para tener a las masas aplacadas. Lo peor es que nadie se diera cuenta de sus tropelías, las económicas y las educativas con la complacencia de una pseudoizquierda que pensaba que defender la inmersión era lo guay y no hacerlo ser un cerdo españolista. Lo peor es que se obligue a poner el nombre de los negocios en un idioma bajo peligro de multa y que todo el mundo mirase para otro lado. En fin, como decía herr Goebbels "una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad" y cuando se llega a una verdad incuestionable ya es cosa fe y de religión. Oponerse es ser infiel y apóstata.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La situación actual es fruto de la desidia de todos estos últimos años. Ahora, reclamar algunas horas más de enseñanza del castellano es pecar de franquista. Por cierto, en la última etapa de la dictadura franquista se impartían en la mayoría de los centros escolares de Cataluña hasta 5 horas semanales de/en lengua catalana. Hoy, con la dictablanda, sólo son dos o tres...Ya ves.

      Veo, amigo Krapp, que estás bien informado de lo que acontece por estos lares.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. No resido en Cataluña, por tanto mi opinión sobre su sistema de inmersión lingüística no está muy formada. En cualquier caso, si es como afirmas tú, que lo vives a pie de calle, y además te considero una persona ecuánime y con mucho sentido común, la situación es claramente injusta para los castellanoparlantes, y en especial para los menores y jóvenes estudiantes pues ellos se están formando, y al esfuerzo que esto ya implica... pues nada, ¡se les incrementa la dificultad!

    Nadie duda de que las lenguas son un patrimonio y un derecho, la catalana, el castellano, el euskera, cualquiera. Convertirlas en instrumento político para marginar a personas retrata a muchos de "nuestros" políticos.

    Un abrazo, Luis Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La situación es tan injusta que no pocos ya se han cansado de tener la boca cerrada o de mirar hacia otro lado. Creo que todo el mundo, como bien dices, aprecia el valor que entrañan las lenguas. Cuantas más se conozcan y usen, mejor. Sin embargo, los políticos las confrontan y las contagian de intereses que nada tienen que ver con la comunicación, la cultura y la solidaridad.

      Hoy por hoy, la inmersión está provocando que la mayoría de los alumnos que no alcanzan las competencias deseables sean castellanoparlantes. Hay también otras razones, lo sé...

      Abrazos, Paco

      Eliminar
  6. Esto es la pescadilla que se muerde la cola.-Y, en Canarias son los segundos en nota.Eso, no se lo cree nadie mi estimado profe...

    Ya es hora, de qué se destapen tantas mentiras.Las comparaciones son odiosas; como el caso que expongo arriba.-Soluciones y que la enseñanza sea una vía de unión no de confrontación.

    A estas alturas de Curso ya esta bien de tensar tanto la cuerda leñe; que los que estamos en medio, no somos de cartón piedra...

    Un fuerte abrazo:)








    ResponderEliminar
  7. ...a este gremio de politiquillos les hace falta que se les ponga un examen cada tres meses para ver como evolucionan...

    ResponderEliminar