lunes, mayo 18, 2015

"IMITACIÓN SIMIESCA".


El individualismo y la comodidad que caracterizan a gran parte de nuestra sociedad cuestionan el concepto bien entendido de la libertad individual. El deber y el derecho de decidir por sí mismos nos abruma. Ser  verdaderamente autónomos cuesta mucho... La contradicción entre lo que decimos y lo que hacemos es el signo de nuestro tiempo.  Siempre alardeando de que necesitamos ser libres para decidir por nosotros mismos y  a la hora de la verdad resulta que claudicamos a la comodidad porque es más fácil recibir órdenes y que nos digan qué hacer o cómo ser.  Cuando algo funciona mal, exigimos nuevos mandatos y normas que lo resuelvan y regulen. Por supuesto, si tales órdenes o leyes no resultan de nuestro agrado, acabaremos rechazándolas y exigiendo otras. Así podemos culpar siempre a los demás...

Y aquí viene a cuento una cita de John Stuart Mill:

"Quien deja que el mundo escoja por  él su plan de vida no necesita de otra facultad que la de la imitación simiesca. En cambio, quien elige su propio plan pone en juego todas sus facultades"

22 comentarios:

  1. Depende de la capacidad y características de percepción de cada cual, simiesca o/y genéticamente+espacialmente condicionada en su mayoría, al menos durante "el grueso" de su existencia. Pero agradecidos y doloridos al caer en la cuenta. Demasiado abultada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo la sensación, y ojalá me equivoque, que predomina más la actitud simiesca...

      Saludos, emejota. Un placer volver a contar con tu presencia

      Eliminar
  2. Anónimo12:30 a. m.

    En algunos planes de vida es fácil ser autónomos. Otros, por nuestra naturaleza social, implican la participación de otros, y ahí se complica. A veces, hasta los proyectos estrictamente personales, se frustran por condicionamientos impuestos desde afuera.
    Besitos no imitados.
    Su

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El entorno, como bien dices, lo complica, lo limita y lo condiciona...Y los temores personales, también.

      Besos auténticos, Su

      Eliminar
  3. Estimo que la gran mayoría de nosotros nos llenamos la boca de palabras libertarias pero no sabemos qué hacer con nuestra libertad cuando por fin la obtenemos. Nos aburrimos como gusanos en maceta vacía cuando nos jubilamos, sin ir más lejos...
    Muy buena la cita y la reflexión.

    Un abrazo y buena semana, estimado Luis Antonio.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, así es. Por eso muchos optan por lo más fácil: dejarse llevar por lo que sugieren o mandan. Ser del rebaño es aburrido, pero cómodo. Tomar decisiones personales a título personal cuesta...

      Muchos abrazos, estimada amiga

      Eliminar
  4. El recipiente humano no puede contener todas las perfecciones.La cultura evoluciona pero no por eso es, más perfecta.-Los griegos progresaron respecto a los egipcios, en ciertos aspectos(la libertad política o el sentido artístico de la proporción).El sentido de lo numinoso en la religión , el fascinante hieratismo de la plástica egipcia.No se puede tener todo al mismo tiempo.Por eso tenemos que echar mano del sentido común y saber escoger lo que esta más acorde con nuestra forma de pensar.Aun a riesgo de equivocarnos pero tenemos que ser uno mísmo.Mira el profesor de filosofia(que era un cerebro).Decía :los modernos hemos desarrollado otras dimensiones y aptitudes, al precio de desprendernos de aquellas virtudes antiguas.

    Disculpa el rollo pero es lo que de verdad siento.

    Un fuerte abrazo feliz día..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre invocamos al sentido común, como si fuese fácil hallarlo, pero hay quienes dicen que es el menos común de los sentidos. Y así nos va...

      Muchas gracias por tu interesante aportación, Bertha Ojalá todos los "rollos" fuesen como el tuyo...

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Y toda esta comodidad, y falta de preocupación, y responsabilidad... es la puerta de oro para los perversos, que no lo pensarán dos veces para mentir y enriquecerse, sin importarles las necesidades ajenas...
    ... como lo hacen desde hace mucho tiempo...
    ... a tal punto que se hicieron poderosos, y tienen en sus manos las voluntades de mucha gente...
    ... como la que describes en, "Imitación Simiesca".


    Luis Antonio. Cómo estás.
    Un gusto encontrarme con tu blog. Un gusto conocerte, saludarte.

    Que tengas un buen día.

    ***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poseen la voluntad de mucha gente porque es más fácil seguir a los demás que tomar decisiones propias... Invocamos a la libertad y a veces nos da miedo el ejercicio de la misma.

      Muchas gracias por tu visita y por tu interesante aportación.

      Un saludo muy cordial, Remo

      Eliminar
  6. Creo que nadie es libre, los pocos que se acercan a la libertad tienen que ser muy valientes para ejercerla. Para ejercer el derecho a la libre elección hay que tener la capacidad, la convicción y sobre todo la valentía de asumir sus consecuencias y... no hablo de toda una vida, que eso ya es solo para super héroes, solo elecciones concretas con coherencia porque hacerlo supone primero un trabajo de análisis en profundidad y contratado de las opciones, una elección y finalmente una decisión cuyas consecuencias hay que asumir...

    ...Así que me temo que la inmensa mayoría de las veces más que como simios ( tiramos más a borregos :-) actuamos por inercia y a topetazos, dejándonos arrastrar sin pensar, huyendo de cualquier tipo de compromiso, renuncia e implicación personal o simplemente ... no decidimos, nada y FIN. Nos instalamos en la inactividad ...criticamos, refunfuñamos y protestamos pero sin hacer nada que ponga en riesgo nuestra zona de confort por pequeña que sea y por mucho que deseemos que las cosas cambien...pero que las cambien otros, se impliquen y sea a costa de otros, nosotros, en el mejor de los casos ...a mesa puesta :)


    Muchos besos LUIS ANTONIO, elegidos con todo el cariño, conscientemente y con absoluta convicción:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces pienso que las redes sociales nos permiten desahogarnos y poco más. La culpa no es del instrumento, sino nuestra...

      Como bien dices, el nivel de libertad que alcanzamos es relativo y limitado. Depende de nuestro valor, de los condicionamientos del entorno que nos amordazan, del miedo que nos provoca, etc.

      Ahí van mis besos, María, con el deseo de que votes con ilusión este fin de semana y tengas claro a quien adjudicar tu confianza...

      Eliminar
  7. Como bien dices Luis Antonio, o acaso dejas reflejado entre líneas, aquel que antepone el libre albedrio miméticamente, sin mostrar consecuentemente lo propio, puede que se pierda el virtual aplomo y su enjundia en aras de un hacer impersonal, vacuo o inútil.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, como bien dices, que en general la mayoría pecamos de impersonalidad y falta de criterio propio. Y luego nos quejamos de las consecuencias que genera la misma...

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Es así, a veces toda la vida, no nos percatamos de ello y seguimos esclavos, simios, sin pensar que todo está en nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor la vocación simiesca es algo genético... Eso lo explicaría casi todo.

      Gracias por tu visita, Alicia

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Sartre decía que estamos condenados a ser libres, la idea misma de libertad es hermosa, asumir plenamente su significado, a veces, provoca la renuncia a ella, el miedo a la libertad que señalaba Erich Fromm. La libertad está íntimamente ligada al individualismo, se alcanza en la medida en la que somos capaces de renunciar a factores que nos protegen, implica asumir la posibilidad de equivocarse. El proceso de individualización, de aceptar la verdadera personalidad a costa de desligarse de la dirección de la sociedad, da miedo, el aislamiento moral que conlleva es muy duro.

    Algo parecido a esto escribía hace poco haciendo referencia a la libertad individual.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la libertad es una especie de condena, queda claro el porqué de que le tengamos miedo.
      No creo que pueda presumir de ejercer un grado de libertad satisfactorio porque también tengo mis debilidades y condicionamientos que me superan. Sin embargo, sí lucho contra todo tipo de pertenencia a cualquier modalidad de rebaño...Hace siglos que no asisto a ningún tipo de concentración, la convoque quien la convoque...

      Abrazos

      Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario, Luna

      Eliminar
  10. Exacto. La libertad es algo que cuesta, no lo regalan. Y la verdadera condición de ciudadano libre implica la lucha diaria para mantenerla. Bien traído, bien explicado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa necesidad imperiosa de luchar para conseguirla es la que, con harta frecuencia, nos supera...

      Eliminar
  11. La libertad hay que ganársela y para mi punto de vista cae dentro de esos conceptos tan relativistas como la relatividad de Albert E. Para unos la libertad depende de algo que no es lo mismo que la misma libertad vista desde otro sistema de referencia.
    Vuelvo al caso de Cuba ( y no quiero cansar caray) pero según los Castros el pueblo de Cuba es libre desde el 1 de enero del 59. Bendita libertad.

    abrazos y como siempre pones el dedo en el gatillo jajajaja

    Carlos

    ResponderEliminar
  12. La palabra LIBERTAD y el concepto que entraña están prostituidos. Se usan con ligereza y sin fundamento. Si lo que hay en Cuba es libertad, yo no la quiero para nada...

    Un abrazo, Carlos

    ResponderEliminar