domingo, septiembre 07, 2014

EL ESTADO ISLÁMICO, AL-ANDALUS Y OCCIDENTE



José Luis Corral

Tiempo habrá para expresar lo que me ha deparado la desconexión casi total de Internet y algunas de sus redes sociales durante un mes y a dónde me han llevado las reflexiones sobre el grado de dependencia que pueden generar en sus adeptos. Adelanto algo: he sobrevivido sin atisbos de  "mono" y sin apenas esfuerzo. Atribuirme mérito alguno sería envanecerme sin fundamento.  Quizás ha contribuido mucho tener la convicción de que el desenchufe tenía fecha de caducidad...

Como les ocurre a otros amigos blogueros, abordar temas ajenos a la conflictiva actualidad que nos embarga puede resultar frívolo. Tengo algún escrito sobre mi reciente viaje a Jordania y Jerusalén, que tuvo lugar días antes de que estallara el cíclico conflicto entre Israel y Palestina, y también el resultado de algunas reflexiones que me ha permitido llevar a cabo el tiempo estival transcurrido en un pequeño pueblo encerrado en una peculiar orografía del Sistema Ibérico, cuyo Parque Geológico - uno de los tres más importantes de Europa - de singulares formas constituidas  por estratos pétreos y opacos   despierta la admiración y el pasmo de los que saben apreciar estos dones de la Naturaleza. Además de las imágenes geológicas, en mi memoria y en mi retina todavía perviven otras más vivas de buitres, cabras hispánicas, bosques de enebros y sabinas, ríos sedientos, guillomos, gamones, pinares calcinados y chopos cabeceros sin podar y abandonados a su suerte desde hace largos años...

Iremos dando salida a estos asuntos y a los que se tercien sin apenas planificación. El tiempo y las circunstancias marcarán la pauta. Personalmente, tengo necesidad de escribir sobre lo que me preocupa y que pueda ser compartido por los más cercanos. Las cuestiones íntimas de carácter personal acostumbro a compartirlas con alguien que sabe soportarme y  guardar las confidencias. Me refiero a mi almohada, claro...

La multiplicidad de conflictos de Oriente Medio y sus aledaños sigue ahí. Y nadie, aunque mire hacia otros lado, puede ignorarlo. Poco podemos hacer desde nuestra humilde esencia y morada, pero todo lo que pueda contribuir al conocimiento es bienvenido. Y ahora entro, por fin, en el tema de esta larga y ¿tediosa? entrada...

De José Luis Corral podría escribir largo y tendido. He leído docena y media de sus libros, sobre todo del género narrativo histórico y he tenido el honor de presentarlo en dos conferencias que impartió en Barcelona hace unos años. En la primera de las presentaciones me extendí tanto rato glosando sus novelas y sus méritos como catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Zaragoza que Cruz Barrio, la bibliotecaria organizadora del acto, tuvo que hacer gestos ostensibles recomendándome que pasara el micrófono ya al  protagonista del acto cultural...

Por cierto, José Luis Corral anuncia con las palabras que transcribo a continuación un artículo que no dejará indiferentes a sus lectores tanto si son soberanistas como si no...

"Algo está cambiando en Cataluña y en España; es probable que se esté empezando a perder el miedo a la verdad. El Periódico de Cataluña me ha pedido un largo artículo sobre el tricentenario de la conquista de Barcelona con motivo de la Diada del 11 de septiembre. Ya está escrito: allí denuncio la manipulación ultranacionalista de la historia de Cataluña. Saldrá publicado en los próximos días, y creo que lo harán todos los diarios del grupo Zeta. Si la prensa pierde el miedo que ha tenido hasta ahora a la libertad, las cosas pueden empezar a cambiar para mejor. Quizás el caso de Pujol haya abierto los ojos a muchos que o los tenían cerrados o miraban hacia otra parte. Claro que siempre hay alguno, como el patético Felipe González, que todavía cree que Pujol no es un corrupto; debe ser el único. No sé a qué esperan los renovadores del PSOE para expulsar a este señor de un partido que se dice "Obrero y defensor del proletariado" en su programa máximo. Como dice el refrán, "Cree el ladrón..."

El texto que presento a continuación lo he sacado del Facebook y creo que vale la pena dedicarle unos minutos. Comparto la mayoría de las ideas expresadas y por eso me presto gustoso a divulgarlas...

JOSÉ LUIS CORRAL: EL ESTADO ISLÁMICO, AL-ANDALUS Y OCCIDENTE

Hace unos meses que en el norte de Irak y el noreste de Siria se ha instalado el llamado “Estado Islámico” (ISIS en las siglas en inglés). Su líder, Abu Bakr al-Baghdadi (que ha tomado el nombre del sucesor de Mahoma) se ha autoproclamado “califa de todos los musulmanes” (califa significa “el primero de los creyentes”).

Dirigen ese Estado Islámico una panda de fanáticos escindidos de al-Qaeda, herederos de grupos ultraislamistas que abogan por la práctica del “yihad” (palabra que no significa “guerra santa”, sino “esfuerzo”, y en árabe es un término masculino), es decir, “defender el Islam por todos los medios”. Practican el islam según la doctrina sunnita (mayoritario entre los musulmanes), y son enemigos acérrimos de los chiítas (el segundo grupo más numeroso en el islam), y lo hacen según la interpretación más radical y extrema.

En uno de sus últimos comunicados reclaman la posesión de al-Andalus, es decir, el territorio que en alguna ocasión estuvo bajo dominio político musulmán en la Península Ibérica (casi toda a mediados del siglo VIII y sólo el reino musulmán de Granada en el XV).

Desde luego, este grupo de criminales alunados no tienen ni idea de historia (y si la tienen lo disimulan muy bien) y, además, dudo que conozcan los principios fundamentales del islam (a pesar de que algunos de sus líderes son licenciados y doctores en derecho), y si los conocen los conculcan gravemente. Mahoma en el Corán (a pesar de las contradicciones que encierra el libro sagrado del islam) afirma que la paz y la vida humana son los valores esenciales de su religión, y al profeta del islam se le atribuye esta afirmación: “La tinta del sabio es más preciosa que la sangre del mártir”.

El problema es que el islam no ha evolucionado desde hace siglos. Sus últimos grandes intelectuales (Avicena, Avempace, Averroes) vivieron en los siglos X, XI y XII, y el ultimísimo, Ibn Jaldún, murió en Túnez en 1404. Desde entonces, los intentos de renovación y modernización del islam han resultado fallidos.

Al-Andalus no fue un país poblado por árabes. Desde el año 711 y a lo largo de los siglos siguientes llegaron a la Península Ibérica varias decenas de miles de árabes, sirios y norteafricanos musulmanes, pero la inmensa mayoría de la población de al-Andalus era indígena. Esa población se fue islamizando mediante la conversión a la religión de Mahoma y la arabización cultural en los siglos VIII, IX y X. Del total de habitantes de al-Andalus (alrededor de unos 5 millones) ni siquiera el 5% era de procedencia árabe. De modo que España (y Portugal) no es “la tierra de los abuelos” de los fanáticos miembros del nuevo Estado Islámico.

Ahora bien, el problema entre el Islam (con mayúscula cuando se trata del territorio de mayoría musulmana y no de la religión) y Occidente es mucho más complejo de lo que algunos simplistas plantean como una mera guerra entre culturas, señalando a los musulmanes como los malos y a los occidentales como los buenos.

En los últimos doscientos cincuenta años las potencias imperialistas europeas (Reino Unido, Alemania, Italia, Francia, incluso España), a las que en el último siglo se ha sumado entusiásticamente Estados Unidos, han robado, saqueado, violado, colonizado, esquilmado, humillado y decidido el futuro de cientos de millones de musulmanes, en vergonzosa colaboración con las elites dirigentes de esos países.

En Londres, París o Nueva York se ha trazado el destino de los países de mayoría musulmana, repartiéndolos a su antojo y diseñando sus fronteras en función de los intereses económicos y políticos de los occidentales.

Al culto y pacífico Occidente jamás le ha interesado que los países musulmanes evolucionen hacia formas de gobierno democráticas. Lo que siempre han pretendido es que esos países sean dominados por minorías autoritarias y dictadores sin escrúpulos que sometan a sus pueblos a costa de hacerse enormemente ricos y que se presten a colaborar con Occidente. Los que han formado militarmente y los que han fabricado y vendido las armas a los taliban afganos y a los yihadistas del Estado Islámico no son los imanes de las mezquitas de La Meca o los ayatolás de las madarsas de Teherán, sino los empresarios de los complejos industriales militares de Moscú, Detroit, Londres, Madrid o Toulouse, los “educados” defensores de la civilización occidental que no dudan en bombardear Bagdad, Mosul, Kabul o cuanto se ponga por delante en “defensa de los valores de la libertad que siempre ha encarnado Europa”, siempre que con ello hagan un próspero negocio vendiendo sus misiles y sus bombas a diestro y siniestro.

Sí, con un par, como si el criminal Hitler, el fascista Mussolini, el dictador Francisco Franco, el asesino Leopoldo rey de Bélgica, el genocida Stalin, los generales asesinos de la guerra de los Balcanes, los jueces británicos que aplicaban la pena de muerte a fines del siglo XIX a un niño de doce años por robar un caramelo o la Inquisición que llevó a miles de seres humanos a la hoguera no hubieran sido occidentales sino extraterrestres.

Las “brillantes” mentes que dirigen la política europea y norteamericana (menudo bluff el impostor Barak Obama), aplauden, estrechan la mano e incluso agachan la cabeza ante dictadores como el rey de Arabia Saudí (donde rige por cierto el wahabismo, la más férrea de las doctrinas del islam –aunque para algunos el wahabismo salafista no es islam-) o como los golfos emires del golfo (Qatar, Kuwai, Dubai), en cuyos países se conculcan día sí día también los derechos humanos básicos, especialmente los de las mujeres. Pero se crecen como pavos reales cuando tratan como parias a los palestinos encerrados en Gaza o a las poblaciones campesinas de Afganistán, Irak y Siria, que sufren la violencia de tirios y troyanos.

Y lo peor, al menos desde mi óptica, es que algunos “intelectuales” españoles proclaman que “con esta gente –se refieren a los musulmanes, como si todos fueran iguales- sólo se puede ir a la guerra”. Esos son los que a quienes abogamos por la paz nos llaman “idiotas”, como poco. Pues nada, hagamos como en tiempos de las cruzadas: cojamos una espada (ahora será un fusil automático, supongo) y vayamos cantando alegres como soldados borrachos a la guerra santa. Eso sí, ya no en el nombre de Dios (del dios cristiano) sino en el de la libertad de Occidente. No sé quien saldrá victorioso, lo que sí sé es que así no se solucionará nada y el rencor seguirá creciendo y creciendo.

Porque la violencia, la opresión y el odio sólo generan deseos de venganza, y una espiral de salvajismo interminable. Y si seguimos así, lo único que nos espera es un futuro de muerte, destrucción y barbarie. Claro que, desde Occidente lo aplicaremos en nombre de nuestra libertad, en tanto los ultraislamistas lo harán en el nombre de Alá. Y así seguimos desde hace catorce siglos.

¿No será que lo que interesa a los poderosos del mundo –para así seguir manteniendo su poder, sus enormes privilegios y su riqueza- es que siga latente este enfrentamiento secular para que la gente de bien de ambos lados crea que el enemigo es el de enfrente cuando a lo mejor lo tiene a su lado?

34 comentarios:

  1. Antes que nada; felicitarte por esta entrada y ,sobre todo muchas gracias por compartir tus vivencias y reflexiones.

    De esta crítica constructiva creo que somos mayoría los que la compartimos.

    También he regresado con los ojos saturados de imágenes y sobre todo de vivencias unas mejores que otras pero sí muy reconfortada en cuanto a comenzar el curso con más bríos.Porque viendo lo que hay; nunca mejor dicho que en todos los sitios cuecen habas.

    Feliz inicio de curso Luis Antonio, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus gentiles palabras, Bertha.

      Me alegra que inicies el curso con energías renovadas. Aquí comienza hoy, lunes 15. Más tarde que en el resto de comunidades.

      Besos

      Eliminar
  2. José Luis Corral es uno de mis autores favoritos, no se los libros que he leido de él pero muchos, son agradables de leer y muy bien documentados, te enseñan cosas.
    Sobre el tema arabe pasa como con todo, se dice musulmanes, pero son "algunos musulmanes" no todos, es como si los musulmanes hablan de los cristianos y me meten en el mismo cajon a mi que Aznar o Bush. Ocurre que este tipo de estados islamicos oprimen a sus habitantes y les hacen comulgar si o si con el "credo oficial" , de esta forma la gente normal no puede acudir a su gobierno porque son unos canallas y tampoco fuera porque su nacionalidad supone casi siempre un desprecio casi automatico, ¿la solucion?, no se, pero creo que los paises democraticos no debieramos tener relaciones con paises como Arabia Saudita, mientras no respeten los derechos humanos de las personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que estás de acuerdo en que las generalizaciones son injustas. Me alegro.

      También pienso lo mismo sobre lo de mantener o no relaciones con según qué países, pero ya sabes que priman los argumentos económicos o políticos...

      Al ex-rey Juan Carlos le iba muy bien mantener estrechas relaciones con Arabia Saudita y países vecinos. Ya sabes por qué, ¿no?

      Saludos

      Eliminar
    2. Lo sabia tambien un tal Quevedo, que decia "Poderoso Caballero es Don Dinero.."

      Eliminar
    3. ¡ Cuánta razón tenía el inefable Quevedo...!

      Eliminar
  3. El verdadero poder mundano siempre resulta manipulador. Así nos va, no es de extrañar que en el inconsciente colectivo de las civilizaciones siempre subyaciera el temor a la deidad harta de tanta estupidez que acabara arrasándolo todo. Luego el consciente interpreta el papelón "a su corta manera."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy sutil, tu comentario.

      Mientras no seamos capaces de huir de toda suerte de manipulación seremos dóciles ovejitas que caminan por donde indican los esquilos....

      Saludos, emejota

      Eliminar
  4. Me alegra mucho verte de vuelta, Luis Antonio, y por lo que veo vienes pisando fuerte. Me ha parecido muy interesante la lectura de este artículo de José Luis Corral. Lo expresa con una claridad cristalina, se nota que es profesor. Imagino que debe de ser un lujo tenerlo como profesor.

    El enemigo normalmente está dentro pero se disfraza tan bien, es tan sutil y su capacidad de manipulación es de tal calado que es difícil cazarlo. Además, es cierto lo que dice, quien osa aventurar una interpretación diferente enseguida es cuestionado y aislado en un rincón. Así nos va.

    Me alegra mucho de que ya estés enchufado a todo voltaje.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La alegría es mutua, Angie. José Luis Corral, al que conozco muy bien, utiliza la novela histórica para hacer pedagogía y...caja, también, claro. Está en su derecho.

      De acuerdo con todo lo que dices sobre el enemigo y la soledad del que discrepa...

      Estoy enchufado, pero con el voltaje muy mesurado, ¿eh?

      Muchos besos y feliz comienzo de curso

      Eliminar
  5. Subscribo lo que dice Corral plenamente.
    Veo que tu desconexión ha sido rica, intensa y variada y que vuelves con fuerzas. Es bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre comienzo los cursos con ilusiones renovadas. La duda es hasta cuándo durarán...

      Otro abrazo, Pedro

      Eliminar
  6. Antes que nada muy bienvenido a casa Luis Antonio!

    Me alegro que ni te haya costado la desconexión ni el volver a conectarte.. a mi la primera parte nada ... pero me está costando un poco conectarme en condiciones .. debo tener los fusibles acostumbrados a la baja tensión que me da no se qué las altas ..por eso ando danzando por cables de la luz ajenos.. noo jaja es que septiembre me impresiona mucho ...a ver si se me pasa el susto ;)

    Del tema que nos traes hoy de entrante te diré que no me cabe ninguna duda que los grandes poderes económicos, ideológicos y de presión no tiene ningún interés en instaurar canales de disensión entre la cultura islámica y la occidental.. demasiados intereses, demasiadas reticencias seculares y sobre todo y más que nada demasiados pescadores interesados en seguir pescando en ese inmenso río revuelto que es el próximo y medio oriente.. una pena.

    Por cierto que hace un ratito me he acordado de ti al escuchar en la TV que Teruel tiene uno de los cielo mas propicios para la exploración del universo que existen y por eso os están instalando el mejor y más potente telescopio de Europa... ah! y por si no lo sabías decían tb en la información que va a tener una cámara súper potente la de más millones de pixeles que existe hasta la fecha así que ¡enhorabuena!! seguro que te sentirás súper orgulloso de esa ventana al cielo que os están haciendo en tu tierra ..


    Muuuchos besos mi querido turolense Mmuuuaaaakkss! enoorme de revuelto a casa :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me sorprende que te cueste comenzar. Te entregas con tanta pasión y denuedo que debes acabar exhausta. Dosifícate, pero no tardes en comenzar el nuevo curso, ¿eh?

      Todos que vienen por Teruel o contemplan sus imágenes se pasman del azul intenso y nítido de su cielo. Me informaré sobre lo que me cuentas porque en mi tierra natal estamos ansiosos de novedades positivas. Casi todo el mundo nos ignora. Por eso damos la tabarra con lo de "Teruel existe"

      Muchísimos besos, estimada y admirada María

      Eliminar
  7. Te decía ayer-que no sé por qué demonios no ha salido- que a mí me daba una pereza enorme conectarme de nuevo, que tuve lapsus de añoranza por la gente de aquí y que tal vez eso es lo que me ha hecho volver a pesar de no sentir ese mono que en principio pensé que sentiría.
    Decía también, que seas bienvenido de nuevo y que cualquier cabeza amueblada en orden, más o menos, es incapaz de pensar otra cosa respecto a este tema del islamismo...
    Los poderes globales, político-económicos tienen un magnífico caldo de cultivo en estas guerras sangrientas, crueles por demás, por lo que no les interesa lo más mínimo que acaben.
    Que importa el mundo si ellos están apoltronados en su poder????
    :(
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que, a pesar de la pereza y las dudas, hayas optado por seguir. Todos pasamos por esos trances.

      Ese es el drama, que a los que manejan los hilos de este mundo les traiga sin cuidado lo que pueda ocurrirles a sus criaturas con sus decisiones egoístas...

      Muchos besos, Marinel

      Eliminar
  8. Me alegra mucho tu regreso, además, veo que has venido con muchas energías porque has escrito una interesante entrada, eso está bien, significa que has descansado y te has oxigenado para seguir deleitándonos con nuevas entradas, y no veas lo que me alegra.

    Yo no sería capaz de desconectarme totalmente, porque como tengo móvil, aunque me fuera de vacaciones seguiría, no mucho, pero sí algo conectada, yo creo que mi grado de dependencia a blogguer es adicción total jajaja.

    Mil gracias por volver.

    Un beso enorme, amigo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi pueblo, aun con móvil, tendrías que desconectar porque apenas hay señal...Sobre todo en verano, cuando viene más gente. O sea, que desconectar allí no tiene ningún mérito.

      Eres un cielo, María. Agradezco mucho tus palabras. De verdad.

      Muchos besos

      Eliminar
  9. Celebro tu regreso, estimado Luis Antonio. Has hecho tu vuelta con un tema interesante y sumamente complejo, Los seres humanos tenemos naturalmente una tendencia al maniqueísmo. Y este caso en particular no escapa la regla. Coincido plenamente con la opinión de Corral, que sabe del tema y enseña.

    Un fuerte abrazo.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El maniqueísmo, como bien dices, no distingue matices.Y si no recuerdo mal está presente en nuestro mundo desde la aparición de esa secta en el siglo III...

      Me alegra mucho reanudar el intercambio, María Paz

      Besos y abrazos para ti y mis mejores deseos para los tuyos

      Eliminar
  10. Me encantan esa sanas intenciones como de profesor en inicio de curso escolar porque tú sabes y yo también que las circunstancias de cada momento les harán moverse de un lugar a otro. La realidad es que soplan vientos fuertes capaces de llevar a su propio terreno las más acabadas intenciones.
    Respecto al artículo de JL Corral, al que pocas objeciones se le pueden hacer, siempre hemos sabido que los más poderosos son los que fabrican esos cálidos nidos de serpiente para que crezcan en el ambiente más adecuado y puedan morder a los más poderosos que fabricarán otros nidos de serpiente para que muerdan a las que ellos han ayudado a crecer.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé muy bien que las circunstancias nos harán variar del rumbo a pesar de nuestras intenciones. Así y todo hay que seguir en la brecha y afrontar las incertidumbres que nos depara el futuro con la guardia alerta...Por si sirve de algo.

      Un fuerte abrazo, amigo Krapp

      Eliminar
  11. Gracias a ti conocí a este escritor y hasta en mi facebook lo tengo. He anotado unos cuantos libros que me encantaria leer pero aquí en mexico no los encuentro. Y por desgracia como ya hablamos hace un tiempo, todavia soy frenado para las compras por internet...

    saludos y que buen regreso

    Abrazos
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente me alegro del reencuentro tras el período estival. Muchas incertidumbres en el futuro de este viejo país que periódicamente tiene que entrar en crisis y conflictos entre hermanos. Es nuestro sino...

      Abrazos, Carlos

      Eliminar
  12. Sin "a lo mejor" ni "a lo peor". Creo que está, muy claro, los verdaderos enemigos no es que estén a nuestro lado, es que están dirigiendo nuestras vidas y, paradógicamente, están ahí porque así lo hemos decidido nosotros mismos, o al menos eso es lo que nos hacen creer.

    Muy interesante tu entrada, me ayuda a ver más claro aún lo que antes sólo intuía.

    Besitos y bien vuelto, poco a poco nos vamos incorporando todos a este mundo bloggero del que no viene nada mal descansar de vez en cuando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces llego a pensar que esos gobernantes inútiles, que sí hemos elegido nosotros con relativo criterio, también son manejados, a su vez, por hilos de los que tiran los auténticos mandamases...

      También te doy la bienvenida, estimada y admirada poeta

      Besos y feliz inicio de curso

      Eliminar
  13. Nada nuevo bajo el sol. La 2 de TVE ha emitido dos -en la hora del almuerzo- veces la serie de Oliver Stone "La historia no contada de Estados Unidos": http://vimeo.com/search?q=Oliver+Stone+-+La+historia+no+contada+de+Estados+Unidos

    Son diez capítulos desde terminada la II Gerra Mundial hasta la actualidad. Setenta años de conflictos auspiciados por las llamadas Grandes Potencias. No cambiaran nada sus formas, Solo tenemos que comprobar algo tan próximo como el conflicto de Ucrania. ¿Quien ganará?. Nadie. Por lo pronto los agricultores españoles ya han salido malparados. Y los ucranianos -que mania de llamarles ahora ucranios- cuando llegue el invierno y Rusia les cierre el gas, se quedarán todos tiesos. Veremos si ello no le afecta tambien a Alemania y su industria. ¿De verdad es tan importante Ucrania para la UE?.

    Por último: A los indenpendentistas catalanes les encanta poner como ejemplo a Escocia. Pues ya me encantaría que de verdad predicaran con el ejemplo y pudieramos ver juntos a los partidarios del SI y el NO juntos como hacen los británicos.

    Abrazos Luis Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, como siempre, por las informaciones que acostumbras a adjuntar, Benjamín.

      Lo de Escocia es ejemplar en todos los sentidos. Nada que ver con lo que ocurre aquí... También tengo la certeza de que encajarán el resultado que sea con espíritu democrático. ¡ Cuánto nos queda por aprender !

      Abrazos, amigo

      Eliminar
  14. Me alegra que estés otra vez por aquí. Siempre es un placer leerte. Y una posibilidad de aprende cosas nuevas.
    Respecto al post te diré que la historia es solo para los estudiosos. Para los que aman la historia. Y para nadie más. Querer hacer política con la historia es eso, política. Y la política es incompatible con la historia. Un historiador que se precie de buen historiador debe ser objetivo y notario fiel de lo que pasó. Y no arrimar la sardina a su ascua. Pero la historia se ha politizado y se ha desnaturalizado. Y la historia ahora es arma arrojadiza de políticos. Mal andamos si la historia no es para uso y disfrute del amante de la historia y en cambio, se ha convertido en razón de un lema político. Ahora Cataluña está echando mano de la historia (a su antojo) y los yihadistas hacen lo propio. Esto a mí, como enseñante que soy de Historia, no me gusta. Me da asco. La Historia es otra cosa, caramba.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La alegría es mutua, Miguel.

      La historia debería ser de interés general para que permanezcan en la memoria los errores cometidos en el pasado. La historia manipulada y tergiversada solo merece repulsa. El problema es que no todo el mundo es capaz de distinguir entre un "cuento chino" y la verdad documentada.

      Yo me llevé una gran decepción cuando descubrí que casi todo lo que me enseñaron del Cid Campeador era literatura. Prefiero la verdad documentada y con fundamento aunque sea menos bonita y duela...

      Un abrazo, Miguel

      Eliminar
  15. Muy interesante el artículo.

    Es malo tener mono si nos falta la red, yo no lo tengo; pero hace unos años, si dependí algo de ella.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Negar algo de dependencia sería mentir. La tengo, pero creo que por ahora es moderada...

      Besos, Sakkarh

      Eliminar
  16. Lambert2:48 p. m.

    Impecable el artículo de un autor que desconocía (ya dije en su momento que soy persona poco cultivada, y es una verdad como un templo) y que pone al descubierto ¿la culpabilidad de todos?

    Siempre me ha dado pánico la tradición, como algo sagrado, como una sábana en la que envolverse para siempre, para justificar un inmovilismo interesado. La historia es el testimonio para explicar esa supuesta tradición.

    ¿Quién es el primero que hace de una aberración, por ejemplo la ablación del clítoris en algunas comunidades, una tradición? ¿Quién decide perpetuarla? ¿Por qué se exige respeto por una aberración así?

    Estos fanáticos se justifican en una supuesta tradición religiosa, y aunque la manipulen, les sirve como manto de impunidad y justificación de sus tropelías. Se autoproclaman califas. Como destinatarios de una revelación divina. Eso en sí mismo es ya una locura, incluso sin acudir a la historia ni a erudición alguna.

    Y necesitan enemigos de su causa. Y parece ser que esos enemigos en su momento fueron aliados de adiestramiento, unos para vender armas y garantizar una inestabilidad geopolítica que les beneficia, y otros para llevar a cabo su fanatismo.

    Ante eso ¿qué se puede hacer? ante una locura que se expande y que ya no es posible frenar por medio de diálogos y respeto, ¿hay que responder con la misma moneda? o sea, con las armas que ya muchos dicen que es el único lenguaje que entienden.

    Mientras tanto la maldad ya se ha vuelto mediática, alguien hablaba el otro día de que como los verdugos de esos periodistas, tenían previsto todo, incluso la colocación de los micrófonos, y la puesta en escena en absoluto era cosa del azar. Todo, según dicen, estaba estudiado técnicamente. Una ejecución mediática, en lugar de la plaza de antaño, volando por los cables, satélites, o lo que sea, para esparcir el horror por el mundo.

    Disparates salvajes que se repiten a lo largo de la historia, unas veces de manos de unos, y otras de otros, pero que lamentablemente se repiten. Repartir la culpabilidad tal vez sea un ejercicio de justicia, pero desgraciadamente no soluciona el problema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada que te haya gustado el artículo de mi amigo y paisano, José Luis Corral.

      Solo discrepo de una cosa que has escrito: que eres una "persona poco cultivada"

      Escribes muy bien, eres respetuoso, estás documentado y tienes criterio y personalidad para argumentar tus opiniones. Eso solo puede hacerlo una persona cultivada...

      Saludos muy cordiales, Lambert

      Eliminar