lunes, diciembre 09, 2013

Reivindicación de las ONOMATOPEYAS



Transmitir normas y reglas académicas sobre el lenguaje, además de pesado, provoca actitudes encontradas, pero casi siempre predomina el rechazo. Es muy habitual recurrir al consabido argumento de que atentan nuestra libertad de expresión y de que carecen de lógica para justificar tales actitudes de desacato... 

Hoy, sin embargo, quiero abordar un tema lingüístico muy abierto a la participación activa y creativa de todos los hablantes, pero que apenas se practica. Me refiero a las onomatopeyas. Los que tenemos la fortuna de recibir comentarios de María (EL SACO DE MIS PENSAMIENTOS) ya estamos acostumbrados a recibir sus "Muaaaaaaaaaaaaakss !!!" (1) que, todo sea dicho de paso, nos colman de satisfacción. A ver si cunde el ejemplo... 

La onomatopeya, como es bien sabido, es la imitación o recreación de un sonido para designarlo o referirse a él. Ejemplos clásicos: “guau guau”, “tic – tac”, “riiiing”, etc.


Uno de los recuerdos más gratos que conservo en la memoria es el de haber impartido una clase en un aula de niños de 3 a 4 años (niñ@s, para Cristal). Resulta que el Parvulario de mi colegio se había quedado en cuadro porque la mayoría de las maestras habían enfermado de gripe a dos días de iniciarse las vacaciones de Navidad. Los profesores de las demás etapas nos repartimos las sustituciones en función de nuestras horas de guardia. Pasar de BUP-COU a Eduación Infantil fue una experiencia tan grata como inolvidable. Al menos, para mí... Me dijeron que les enseñara vocabulario de las cosas y seres de su entorno más próximo. Se me ocurrió que trabajar de forma lúdica con las onomatopeyas podía responder a este objetivo.

Tras preguntarles si tenían animalitos en casa, les animé a que dijesen el nombre de los mismos e imitasen los sonidos que emitían. La propuesta fue tan bien acogida que enseguida se montó un auténtico “guirigay” coral. A duras penas conseguí distribuir el uso de la palabra pues todos tenían a algo o a alguien para imitar: perros, gatos, canarios, peces, hámsters, loros, pollitos, cerdos... Una auténtica granja. Pero lo más divertido fue cuando algunos, por iniciativa propia, pasaron a reproducir señales acústicas asociadas a los padres, abuelos, hermanos... Tuve que reconducir el tema hacia objetos domésticos, tales como el despetador, la batidora, el teléfono, etc. Las imitaciones que hicieron de algunos familiares son tan irreproducibles que harían sonrojar a los protagonistas de las mismas y pusieron de manifiesto algo ya sabido: los mayores olvidamos que los niños asimilan y reproducen lo que ven y escuchan... Tras aquella experiencia, harto divertida, cuando coincidía con alguno de aquellos parvulitos en el ámbito escolar, me saludaban con alguna que otra onomatopeya. 

Muchos consideran que hacer uso de las onomatopeyas resulta un tanto infantil. Nada más incierto. 

Grandes escritores, sobre todo  poetas,  han echado mano de estos recursos para lograr efectos sonoros de gran belleza. Por eso, en las clases de  literatura  procede abordar el tema de las onomatopeyas, puesto que se trata de figuras retóricas muy expresivas. Me viene a la memoria la conocida de Garcilaso de la Vega: “En el silencio solo se escuchaba un susurro de abejas que sonaba”. Genial aliteración de las “eses”, ¿no? 

No resisto la tentación de citar esta otra de A. Machado:

"Rechinó en la vieja cancela mi llave; 
con agrio ruido abrióse la puerta 
de hierro mohoso, y al cerrarse grave 
golpeó el silencio de la tarde muerta"


Existen onomatopeyas en todos los idiomas aunque generalmente difieren de uno a otro, a veces radicalmente, ya que la mayoría de los sonidos no se pueden articular fonéticamente. 


En esta Página Web  hallaréis ejemplos divertidos de onomatopeyas de animales. No te la pierdas, además de aprender idiomas podrás observar la crisis del gallo español: ha perdido la cresta, el orgullo y el tono musical...Intuyo que la crisis también le está afectando... 

Según dicen, el idioma japonés es posiblemente la lengua más rica en onomatopeyas, ya que éstas se encuentran incorporadas en el habla cotidiana y son utilizadas tanto para describir sonidos como figuras o para enriquecer acciones. Para referirse al acto de caminar existen alrededor de diecisiete onomatopeyas diferentes para describir esta acción según lleven a cabo esa acción unos u otros... 

Podría extenderme mucho más sobre este tema, pero lo dejo abierto por si alguien se anima a hacer aportaciones. De niños, todos hemos disfrutado con los cómics (antes, tebeos), dibujos animados, etc. En estos géneros, las onomatopeyas alcanzan gran protagonismo. De mayores, sin embargo, parecemos haberlas olvidado...Lamentablemente.


(1).- Traducción libre: “Beso largo, apretado y cálido” 


33 comentarios:

  1. Las onomatopeyas son juego y creatividad. Una forma de sacar el jugo al idioma, desde luego, Me ha gustado mucho esta entrada, que puede ser utilizada en clase. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, profesor Ojeda.

      Eliminar
  2. A mí algunas me van y otras, no, no sé bien por qué. El "Je, je", tan abusado como respuesta, me resulta un tanto infantil, para serte honesta. A la hora de mandar besos, digo "Besos", y acá los porteños diríamos "Chuick". Me gustan mucho los "Bicos", por ejemplo. Me gusta también el saludo de Krapp, "Muchos besos", y el de Spaghetti, cuando escribe "Bsazo", aunque no sean onomatopeyas. Las de Quino son simplemente geniales, porque verdaderamente reflejan el modo de hablar de los niños. Los niños son los grandes creadores de onomatopeyas. De niña, hacía llorar a mis muñecas de diversas formas, de acuerdo a qué era lo que les sucedía a cada una en mi imaginación. Luego, cuando me hice madre, me dijeron que debía prestar atención al tipo de llanto del crío para saber por qué lloraba, y nunca logré decodificarlo correctamente, por lo cual cambiaba el pañal, le hacia hacer "el provechito", le daba mamadera, lo paseaba, hasta que caía redonda yo. Cuando con mi hermana menor y las chicas del barrio jugábamos a ser La Mujer Maravilla o Los Ángeles de Charlie, nuestras armas sonaban algo así como: "Piuj", aunque los caricaturistas lo escribirían como "Bang". Ni hablar del Hombre Nuclear y La Mujer Biónica corriendo en cámara lenta...
    Tenemos una fuerte influencia del idioma en inglés en esto de las onomatopeyas, me temo, porque creo que es una de las lenguas más prolíficas en ese área lexical. Sin duda las más divertidas son las que no te animas a reproducir. En inglés, los verbos para referirse a esas acciones suenan tal cual las registramos: "burp", "belch", "fart", "cough", "snort", "poo", "pee", etc. No pienso traducir ninguno, pero ya se podrán imaginar.

    Te mando un "Chuick" entonces y te agradezco el buen rato que me has hecho pasar.

    Bicos!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fer, por lo que me toca. El gallego, como el italiano quizás, es un idioma que alcanza su cenit con palabras que expresan amor y ternura y en camboio no es demasiado rico en expresiones belicosas y violentas.
      Bicos

      Eliminar
    2. Con aportaciones como las tuyas, ya está más que justificada esta entrada. Es lo que pretendía. Tus conocimientos, estimada Fer, enriquecen los propios y los ajenos. Esta es la grandeza de sumar unas y otras opiniones. Y todas, sin obviar ninguna, son la mar de interesantes

      Se nota la experiencia educativa que tienes como profesora de Inglés. También tengo muchas referencias positivas del japonés en lo referente al tema de las onomatopeyas. Lástima que sea una lengua tan desconocida...

      Un fuerte abrazo con mis mejores deseos, Fer.

      Eliminar
  3. Lo que está claro, es que apoyado en la gesticulación, es uno de los orígenes del lenguaje... además de un gran recurso entre hablantes de diferentes lenguas. Y así lo recogen casi todas las teorías sobre el tema.

    Sólo destacaría la 'motivación fonética' de cada idioma... que las hace variar bastante, pero por más distintas que en principio sean, siempre son de una claridad meridiana. No hay más que ver los ladridos del castellano 'guau guau' tan diferentes de los del catalán 'bup bup' y sin embargo, en ambos casos se ve claramente a que animal representan...Y estoy de acuerdo con la amiga Fer, actualmente, hay una fuerte influencia del inglés (¡como no!) en este tema, amén de muchos otros... al final será verdad lo del spanglish. En fin! Cosas veredes Sancho, que non crederes!!

    Un montón de 'muas' de Crystal (la de la @)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Echo a faltar que nos hables de la dulzura acústica de tu estiamada lengua gallega...Doy fe de ello.

      Entre el "aprecio" que me has manifesado alguna que otra vez y el "muas" onomatopéyicos de este comentario, me quedo con el último y me congratulo de tal logro.

      Gracias mil, estimada Cristal

      P.D. Los "bicos" también me encantan, ¿eh?

      Eliminar
  4. Admito y me someto el califato de las Onomatopeyas aunque siempre queda el peligro de que lleguen a convertirse en un reino de Taifas si son usadas sin ton ni son.
    Otro asunto a considerar es que hacer cuando uno viene al mundo con un apellido muy cercano a alguna conocida onomatopeya y se pasa toda la vida, al menos en la pujante vida infantil y juvenil, escuchando juegos de palabras con su etiqueta familiar. Sé de gente que se ha propuesto seriamente cambiar de apellido y no es coña.
    Unha aperta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De los apellidos singualeres también podría decirte algo. En Segur de Calafell (Tarragona) hay una tienda que se llama CASA TETAS. No veas... Pero lo que muchos ignoran es que el segundo apellido del dueño es GRANDES...

      Un abrazo, amigo Krapp

      Eliminar
  5. Bueno, he sonreído para mis "adentros", por aquello de los "Muaaaaaaaaaaaaakss !!!" de Maria...
    Puede ser que las onomatopeyas sean el origen del lenguaje, los principios de la transmisión de información entre los humanos, aunque dudo de que los gallos cambien de idioma en su cacareo...jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que el clima, la alimentación y el ambiente del gallinero también influyen en el "kikiriki" de los gallos...

      Un cordial saludo, Temujin

      Eliminar
  6. los uruguayos tenemos el ta
    que significa muchas cosas,
    por ejemplo: ta claro (está claro)
    ta (basta)
    tá? (quedamos así o suficiente o terminala y otras acepciones)
    ey, ya sé, es difícil de comprender
    pero así es
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto lo del "ta" y más si sirve tanto para un roto como para un descosido...

      Un abrazo, poeta amigo

      Eliminar
  7. Peroooo.. ¿¿tú sabes lo feliz que me has hecho en este instante LUIS ANTONIO?? no, seguro que no. Jo! mil gracias, de corazón. Muuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakss!! ;)

    No sé, para mi las onomatopeyas, como cualquier cosa que sirva para dar expresión a las palabras me es imprescindible cuando quiero expresarme a gusto, tal cual necesito. Se me quedan cortas las palabras ( puede que no sepa elegirlas) necesito que tengan el gesto y tono que me falta al no tener cara, ni manos, que lleguen a donde necesito que lleguen, lo consiga o no. En la vida normal, no necesito nada de esto, aquí no puedo sonreír, ni mirar, ni estrujar a nadie entre mis brazos, no es que vaya por la vida haciendo eso a todas horas ¡¡ para nada !! pero sí a la gente que quiero, soy cariñosa, besucona, sonrío todo el tiempo mientras hablo y aquí escribo igual que hablo, eso intento al menos... ¿qué puedo hacer? lo que hago, ¿resulto exagerada? ¿no muy ortodoxa? ¿parece que me gusta dar el cante o llamar la atención?... en absoluto, soy tímida en general, en letras no lo soy nada y meencanta... hubo un tiempo que me daba rabia parecer mari repollo aquí, usando estas cosas, ahora me da exactamente igual, lo necesito, es así y que cada uno piense lo que le parezca. No me vale adoptar lo de otros o me suena a mi, o no me vale... por ejemplo, los ingleses y americanos, se ríen en letras con su hahaha!! y a mi eso no me suena risa, si acaso me suena a la risa de Papá Noel, no a la mía:-)

    No es lo mismo poner jajaja que jijiji ... Yo me parto de risa mil veces mientras escribo... ¿qué me ocurre? que lo escribo... es casi instintivo. No es lo mismo expresar sorpresa agradecida con un Oooooooh! que con un oh! ... no es lo mismo, lo siento. Resultará todo lo infantil que se quiera, sin duda que sí. Supongo que soy una infantil mental, qué le voy a hacer, es lo que hay:))

    Un beso inmeeenso de esta infantil que te tiene muuuucho cariño..haale jaja otro.. Muaaakks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hago mía tu felicidad, estimada María.

      Mis propósitos con esta entrada eran mostrar la expresividad de las onomatopeyas, las posibilidades creativas que ofrecen y el buen uso que sabes hacer de ellas. Espero que algunos remilgados, como es mi caso, se animen a ponerlas en práctica cuando vengan a cuento, claro...

      Besos y muuuuaaaksss, estimada María

      Eliminar
  8. * Los ingleses aspiran la h... por eso les suena su hahaha! a risa...lo sé, pero para mi la h es muda:-) Como diría TEMU, me se explico ¿verdad?;) ... buuueno lo confieso, aquí y fuera de aquí soy muuuy gansa.. eso también asoma en estas tonterías onomatopéyicas mías, sorry:))


    Feliz noche...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La " f " latina evoluciona a "h" aspirada en castellano y posteriormente esta se hace muda. Queda alguna expcepción como la palabra "Sahara"...

      Felilz "finde", María

      Eliminar
  9. Aunque prefiero las palabras para expresar lo que quiero decir, algunas onomatopeyas me resultan imprescindibles así que tiro de ellas cuando me vienen bien.
    Me ha hecho gracia el comentario de Krapps... Sé a qué y a quien se refiere. :P:P:P

    Un beso, Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A quién se refiere? Dímelo," porfa..."

      Besos, estimada Novicia

      Eliminar
  10. En mi trabajo actual las onomatopeyas y la imitación de gestos o actitudes de los adultos está a la orden del día, como monitora de teatro que soy (con niños de infantil y primaria), no podía ser de otra forma; y si bien es cierto que en ocasiones resulta divertido, en otras llegas a sonrojarte, muy espcialmente cuando les propones a los chiquillos que intercambien su papel contigo y descubres en otro rostro y en otra voz tus suspiros, risas, tus muletillas, tus ademanes... esos pequeños vicios que siempre surgen en cualquier acto comunicativo y muy especialmente entre las paredes de un aula; el único consuelo es que ellos también descubren lo pesaditos que pueden llegar a ser cuando les toga bregar conmigo interpretando su personaje, jajaja.

    En fin, que no nos falten los ruidos ni las ganas de imitarlos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡ Cómo me gustaría escuchar a tus alumnos cuando te imitan, Narci !!!

      Besos, directora de teatro

      Eliminar
    2. Monitora, Luis Antonio, sólo monitora, ufffff, y a Dios gracias, tal y como están las cosas.

      Muakis muchos.

      Eliminar
  11. Me gusta utilizarlas aunque con mesura, algunas que utilizo con cierta frecuencia: ufff!!, sniff, splaf, hmmm...

    Un beso!!

    Una entrada muy divertida y esa experiencia en el aula de tres años mucho más.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deseo que tus onomatopeyas expresen, sobre todo, placer y felicidad.

      Gracias por tus palabras, Laura

      Besos o ¿prefieres muuuaaaksss?

      Eliminar
  12. Vengo de estar con el gallo, el perro, el gato, etc. Es lo primero que he hecho después de ver esta entrada tan divertida. Muy bueno lo tuyo con los tres años. ¿Y querías que hicieran turnos para hablar? Pobrecitos mis niños y niñas...

    Parece que cada lugar cada cual entiende a su manera y además hay diferencias individuales a la hora de interpretar y reproducir lo que se escucha. Por eso cuando la tía mete la cabeza por el agujero para ver cómo cae el saco de la ropa sucia desde el tercero escucha "bumba" mientras yo podría haber escuchado "plof"

    Para cuando vayas otra vez con los peques tienes que aprenderte "Old MacDonald had a Farm". The la canto:

    Old MacDonald had a farm
    Ee i ee i o
    And on his farm he had some cows
    Ee i ee i oh
    With a moo-moo here
    And a moo-moo there
    Here a moo, there a moo
    Everywhere a moo-moo
    Old MacDonald had a farm
    Ee i ee i o

    Old MacDonald had a farm
    Ee i ee i o
    And on his farm he had some chicks
    Ee i ee i o
    With a cluck-cluck here
    And a cluck-cluck there
    Here a cluck, there a cluck
    Everywhere a cluck-cluck
    Old MacDonald had a farm
    Ee i ee i o

    Old MacDonald had a farm
    Ee i ee i o
    And on his farm he had some pigs
    Ee i ee i o
    With an oink-oink here
    And an oink-oink there
    Here an oink, there an oink
    Everywhere an oink-oink
    Old MacDonald had a farm
    Ee i ee i o

    Ni te imaginas la de veces que he podido cantar esta canción, con la secuencia de sonidos añadiéndose a la lista con cada animal.

    Y para ti, hoy, besos al estilo de María: Muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkks (¿Son así los de María o van con c?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Podrías grabar esta canción y enviármela? También podrías colgarla como entrada. Animate, Angie

      Gracias por tu interesante y musical aportación

      Todos los estilos de besos me agradan. No renuncies a enviármelos auténticos...

      Ahí van los míos, Angie

      Eliminar
  13. Que divertida esta entrada... llena de sonidos...Con tú permiso Luis Antonio me agencio la canción de Angie, me encanta!.Tengo dos enanas que les encanta el inglés.

    Bueno, a lo que viene es, a dejar mí humilde comentario.Mís pupilos que ya despuntan añitos para tomarse las cosas con fundamento: cuando les pongo alguna practica en el lenguaje geométrico:"visualización de piezas": identificar las vistas que correspondan al diseño de 10 piezas...etc etc(agujeros,aristas ocultas,etc).En ese momento ya se escuchan bufidos,y todos los sonidos habidos y por haber.

    Tiene razón Amgie en inglés tienen a punta pala onomatopeyas y sobre todo en los comics

    Un abrazo y no te doy más besos porqué sino me van a llamar envidiosaaaa jajaja:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que te resulte divertida ya justifica haberla colgado, Bertha.
      Gracis por tu generosidad.

      Tú dame besos y abrazos y que rabien lo que quieran las demás....

      Ahí van los míos

      Eliminar
  14. Una excelente entrada.
    Lástima que los políticos d'acá, no sepan otra clase de discurso , ya sabe por aquello de " la segunda ya tal" uffffffffffffffffffff.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo dapazzi.

      De los políticos, mejor no hablar. Da dolor de estómago...

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Te dejo otra página de onomatopeyas, por si te interesa:
    http://losfilologos.com/portal/index.php/linguistica/881-los-cerdos-japoneses-no-dicen-oink

    Ésta no tiene audio, así que no es tan divertida como la tuya, pero podría complementarla.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Cómo me gustan esos muacksss sobre todo si vienen de mi querida tocaya que llegan tan cercanos.

    Interesante tu entrada sobre las onomatopeyas.

    Deseo que pases unas felices navidades, y, que la magia, la ilusión y la esperanza, siempre estén en tu vida, no sólo en navidades, sino todos los días del año.

    ¡Felices fiestas!

    Un beso.

    ResponderEliminar