miércoles, noviembre 30, 2011

No basta con el “Conócete a ti mismo”...



El aforismo griego, “Conócete a ti mismo”, que estaba inscrito en el frontis del templo de Apolo en Delfos (1) pretendía orientar a los seres humanos a que explorasen su realidad interior. Recuerdo que en clase de Filosofía nos animaban a ponerlo en práctica para,  mediante el propio conocimiento, poner fin a los males que nos acosaban y alcanzar la anhelada plenitud. Aunque intenté llevarlo a cabo, tengo que reconocer que fracasé rotundamente porque  se trata de una tarea ímproba que si  sirve de algo es  para poner de manifiesto las propias limitaciones, prejuicios, miedos e inseguridades. El alto nivel de autoexigencia, más que de condescendencia, que nos aplicamos algunos a nosotros mismos propicia que el nivel de autoestima, modesto de por sí, quede bajo mínimos...

Después de esta fallida experiencia, impropia de esa edad,  uno ha preferido perderse  en realidades exteriores que distraen y divierten, pero que  de ninguna manera llenan el vacío existencial que queda en las entrañas.

Pasados los años uno va superando esa etapa egocéntrica, cambiante y quebradiza, hace algún que otro ejercicio mesurado de introspección y  se va conociendo y aceptando, con más o menos resignación,  en todas sus carencias que, bien llevadas, hasta pueden agudizar el deseo de aprender y de luchar... El compromiso con este propósito y con el entorno pueden contribuir a nuestro desarrollo personal y a una trasformación interior de carácter espiritual que ayude a vivir la vida.

De todas formas la dificultad de llegar al conocimiento de uno mismo, más en la juventud que en la supuesta madurez,  es evidente. A mí me ha serenado bastante saber que en la lejana China y en la misma época que los griegos escribieron dicho aforismo en su templo, Lao Tsé,  autor del Tao Te King, libro de la sabiduría, escribía: “Quien conoce a los hombre es sabio; quien se conoce a sí mismo es un iluminado 

Y llegados a este punto, y obviando más circunloquios, quiero manifestar,  y esto lo hago con bastante convicción, que es un error tratar de conocerse a uno mismo a través de uno mismo. Lo que manifiesten los demás de uno mismo - por delante y sobre todo por detrás -  no puede caer en saco roto. Creo. El problema es disponer de esa información, saber dimensionarla en su justa medida y conjugarla con la generada por uno mismo...


 (1).- Hay quienes lo atribuyen a Sócrates

domingo, noviembre 27, 2011

R.I.P. SINFONÍA TUROLENSE


“My Heart Will Go On”  (Celine Dion)


Cuentan que un singular gallo tenía soliviantado al gallinero porque acostumbraba a cantar arias de Verdi a partir de las 3.30 a.m. Las  gallinas, ojerosas y estresadas,  dejaban de poner huevos y nombraron una comisión para parlamentar con el granjero con el fin de que éste exigiese al gallo que se comportara como el común de los gallos. Tras arduas negociaciones, el gallo aceptó cambiar el repertorio, pero mantuvo el horario. A partir de aquel día el gallo interpretó baladas románticas. Las gallinas se despertaban igual, pero daban media vuelta sobre el palo, se acurrucaban, ponían la cabeza entre las alas y tenían sueños románticos...

Algo parecido me ha ocurrido esta mañana cuando mi vecina del 5º ha subido el volumen de “My heart will go on” de Celine Dion.

Está fue la última entrada que colgué en Sinfonía Turolense”, recientemente eliminada, y de cuyo hecho ya di cuenta el pasado 9 de noviembre. Rebuscando entre correos que recibí durante mi estancia en México descubrí este, remitido por support@blogger.com.  

Date: Tue, 1 Nov 2011 10:46:15 -0700
From: support@blogger.com
To: lperezcerra@hotmail.com
CC: blogger-dmca-notification@google.com
Subject: Notificación de retirada de un blog de Blogger

Queremos informarte de que hemos recibido otra reclamación relacionada con tu blog (http://sinfonaturolense.blogspot.com/). Tras revisar tu cuenta, hemos detectado que tu blog ha incurrido repetidas veces en infracciones de las Condiciones del servicio de Blogger (http://www.blogger.com/terms.g).

Teniendo en cuenta que te hemos enviado varios avisos sobre estas infracciones y que te hemos informado acerca de nuestra política relacionada con los infractores reincidentes, nos hemos visto en la obligación de eliminar tu blog.

Gracias por tu comprensión.

Atentamente,

El equipo de Blogger

Como no tengo constancia de tales avisos y reclamaciones, solicité y rogué en dos ocasiones que se me explicase qué irregularidades he cometido en dicha bitácora para ser eliminada. Nadie me ha respondido. Los servicios gratuitos, por lo visto, no permiten reclamaciones. Como tantos otros me he limitado a colgar vídeos musicales de YouTube y a escribir breves entradas sobre los mismos. He echado un vistazo a las Condiciones del servicio y no me ha solventado las dudas.

Así pues, doy por eliminada definitivamente dicha bitácora. Sólo tengo posibilidades de recuperar las entradas sin comentarios y nada más. De hecho, acostumbro a guardar copias de las mismas. Fue bonito mientras duró. Quiero manifestar mi agradecimiento  a los escasos, pero selectos,  comentaristas de “Sinfonía Turolense”.

En el fondo, está bitácora era un baúl de bellos recuerdos musicales que alimentaban la nostalgia. Evitaremos derramar lágrimas, aunque sean cibernéticas, viviremos el presente sin descartar alumbrar las incertidumbres que nos depara el futuro con algún sueño romántico... como el de las gallinas del relato.


El padre de la bitácora finada da por despedido el duelo...


P.D.:No me mostraría tan estoico si la bitácora eliminada hubiese sido ésta...




viernes, noviembre 25, 2011

sábado, noviembre 19, 2011

MÉXICO: EL ENCUENTRO DE DOS MUNDOS, TODOS LOS SANTOS Y EL DÍA DE LOS MUERTOS



Cartel: El Día de los Muertos


Mercadillo    
                                                                                                                                

Altar con ofrendas



En algunos cementerios exhuman los cadáveres a los siete años y exhiben los restos.


Vuelvo a publicar esta entrada por segunda vez.  Si algo me impresionó de México (2011) fue la experiencia de vivir El Día des los Muertos in situ. Me consta que la mayoría de los amigos ya dejaron en su día sus respectivos comentarios. Huelga decir que están exentos de volver a hacerlo. Gracias por vuestra comprensión... 

Mi estancia en México ha coincido con una de las celebraciones más singulares de este extenso y variopinto país, El Día de los Muertos. México es un país rico en cultura y tradiciones. Uno de los principales aspectos que conforman su identidad como nación es la concepción que se tiene sobre la muerte y todas las tradiciones y creencias que giran en torno a ella. Para los antiguos mesoamericanos, la muerte no tenía las connotaciones morales de la religión católica, en la que las ideas de infierno y paraíso sirven para castigar o premiar. Por el contrario, ellos creían que los rumbos destinados a las almas de los muertos estaban determinados por el tipo de muerte que habían tenido y no por el comportamiento en la vida.

Cuando llegaron los conquistadores a América impusieron sus celebraciones como es el caso del Día de Todos los Santos en el que se recordaba a los muertos. Al convertir a los indígenas del Nuevo Mundo se dio lugar a un sincretismo que mezcló las tradiciones católicas europeas y las prehispánicas, haciendo coincidir las festividades del Día de Todos los Santos con la fiesta similar mesoamericana, creando lo que ahora se llama Día de los Muertos.

En el estado de Oaxaca se celebra esta fiesta de manera singular y tuvimos oportunidad de palpar el ambiente en las vísperas de estas fiestas, pero fue en San Cristóbal de las Casas (Chiapas), una de las ciudades más bellas por su armónica composición urbana y la mezcla de estilos colonial e indígena, donde viví y disfruté intensamente de este acontecimiento festivo. Reitero lo de festivo... Creo que el poeta y ensayista Octavio Paz sintetiza, como nadie, el significado de esta fiesta:

“El mexicano está familiarizado con la muerte, se ríe de ella, la acaricia, duerme con ella, la festeja"

No es lírica, es la realidad expresada con pocas, pero certeras palabras. La celebración de El Día de los Muertos tiene un carácter eminentemente festivo y familiar,  fruto del mestizaje, como expresaba anteriormente,  entre los rituales indígenas y la liturgia de la religión impuesta por los conquistadores. La animación bulliciosa y abigarrada de los mercados durante los días que preceden a estas fechas auguran que algo gordo se está preparando. Esqueletos que realizan tareas cotidianas - elaborados con  azúcar, papel maché, azúcar, latón, madera, arcilla, hueso -  panes especiales, caléndulas o flores de los muertos, juguetes, velas e incensarios, vasos de agua, mezcal, tequila, pulque o atole, cigarros e incluso juguetes para las almas de los niños, aroma de cempasúchil, la flor naranja de esta festividad. estampas, catrinas (la gran dama de la Muerte, doña Catrina, siempre elegante con sus trajes largos y sombreros sofisticados), ataúdes con inquilino incluido, fantasmas de caramelo, monjes espectrales, piruletas calacas... Muchas de estas cosas se colocan en los altares junto a retratos de los difuntos.   Los colores vivos de toda esta suerte de objetos tiñen los altares y las tumbas. Las figuras elaboradas con azúcar están a caballo entre lo macabro, lo pintoresco, lo artístico y lo humorístico...

Las noches que transcurren entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre son por lo general períodos de velación que se destinan a entonar himnos y plegarias. Se cree que las almas de los niños regresan de visita el día primero de noviembre y las almas de los adultos regresan el día 2. Las familias se reúnen al pie de los altares con ofrendas florales, comidas, bebidas, velas e incienso que han montado en sus propias casas y convocan mediante palabras a los familiares que han fallecido en años anteriores, con el fin de que acudan a los hogares para recibir las donaciones. Se cree que los muertos se llevan las esencias y el aroma de las ofrendas que los vivos consumen después. Los muertos poseen una característica ambivalente que condiciona a los vivos. Por un lado son agradecidos y retribuyen con creces las ofrendas, pero por otro se presentan como seres un tanto envidiosos y rapaces ante la vida que perdieron. Las ofrendas constituyen una obligación ineludible de sus descendientes porque el incumplimiento podría acarrearles desgracias. De la misma manera que es obligado colocar ofrendas sobre el altar para que las almas de los difuntos acudan a las casas, los familiares deben corresponder con sus visitas a los cementerios. Por esta razón, entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre, los cementerios se convierten en centros de reunión de las familias y en las tumbas, profusamente decoradas, se comparten bebidas y alimentos. Las plegarias y melodías musicales del gusto de los difuntos se suceden a lo largo de estos días y noches. Algunos, con más medios, contratan a mariachis o conjuntos musicales que interpretarán sus sones en pleno cementerio.

Desde la época prehispánica hasta la actualidad, las celebraciones anuales de los muertos han constituido un momento privilegiado del encuentro de las personas con sus antepasados y con los miembros integrantes de la comunidad. Seres reales y almas conviven con naturalidad. Curioso, ¿no?


Más imágenes


jueves, noviembre 17, 2011

REFLEXIONES PREELECTORALES...


Estoy más que hastiado de la prima... de riesgo, del déficit público  y de la campaña electoral que venimos sufriendo desde que se anunciaron las elecciones para el próximo 20-N. Durante la estancia en Méjico conseguí abstraerme de estas epidemias, pero ahora vuelvo a sentir la picazón de su virus. ¡ Y de qué manera...! Casi está  consiguiendo que las vivencias mexicanas que hace unos días bullían por salir atropelladamente se difuminen en una especie de nebulosa que me embarga la memoria y entibia el ánimo.

Para el Congreso votaré al partido más progresista porque no veo a ninguno  capaz de resolver el problema más acuciante que azota a este país: el paro. Si confiase en alguno para afrontar este asunto con solvencia no tendría inconveniente en otorgarle mi voto,  al margen del color... Sin trabajo, todo lo demás son quimeras.

Votaré progresista porque es ir hacia delante, avanzar hacia algo que mejore lo que hay. La libertad  y más aún la justicia social están muy necesitadas de seguir haciendo camino. Mientras las desigualdades sociales entre unos y otros ciudadanos  y la ignorancia que caracteriza a muchísimos sigan siendo tan considerables no puede haber justicia social. Progresista será quien ponga todo su empeño en luchar por la igualdad de oportunidades. No todo lo nuevo es forzosamente progresista, ni mucho menos... Y ser progresista, tal y como yo lo entiendo, no está reñido con conservar todo lo bueno ya conseguido.

Lo opuesto al voto progresista es el reaccionario. La división tradicional en derechas e izquierdas está obsoleta.  Se puede ser reaccionario desde la  derecha y desde la izquierda. De los reaccionarios de derechas sabemos mucho en este país y de los de izquierda tampoco faltan testimonios. Por ejemplo, los que quieren establecer el pensamiento único y apoyan a los regímenes de Cuba, China y Corea del Norte, entre otros,  también son reaccionarios...

Pienso emitir un voto en blanco para el Senado. La campaña que se viene haciendo a tal respecto me ha convencido. El sistema bicameral no tiene sentido en este país. El Senado, supuesta cámara de representación territorial,  no es más que un eco apagado del Congreso y sólo sirve para cobijar a  208 dinosaurios políticos que cuestan un “riñón”  a las arcas públicas. Algún día, espero, habrá que hincarle el diente a la Constitución y modificar, entre otros, el artículo 69... El numerito de marras sólo tiene derecho a permanecer por derecho propio en el  Kama Sutra.

Esta entrada no tiene más objeto que desahogarme e intentar clarifica mis ideas. Tarea harto difícil, por cierto...

domingo, noviembre 13, 2011

CANJE DE ARMAS POR COMPUTADORAS EN CHIAPAS (MÉXICO)


Se me agolpan, sin orden ni concierto, los temas que me suscita mi reciente estancia en México. Los iré abordando  tal y como se presenten... hasta que la memoria o el hastío me señalen otros derroteros.

Recuerdo una noche que el canal Televisa  daba la noticia de que el Procurador General de Justicia de Chiapas manifestaba su satisfacción por el éxito de la Campaña por un Chiapas sin Armas. La campaña consiste – sigue en activo – en canjear armas por computadoras y la ciudadanía estaba respondiendo mejor de lo previsto, pues a poco de iniciarse ya se habían canjeado más de 4.500 armas en escasas localidades.

Al día siguiente, paseando por el maravilloso Zócalo de San Cristóbal de las Casas, ciudad que conserva su armonía a pesar de mezclar los estilos colonial e indígena,  uno de los  limpiabotas, que se hallan ubicados frente al Palacio del Gobierno,  me invitó a sacar lustre a mis zapatos. Acepté a regañadientes... No recuerdo la última vez que me senté delante de un “limpia”. Que yo sepa, en Barcelona sólo se puede localizar testimonialmente alguno en las Ramblas y en la plaza Francesc Macià. Pues bien, volviendo al hilo del relato, el mencionado limpiabotas me cayó muy simpático porque, una vez que me identificó como español, ya que lo de turolense no le decía nada,  me dijo que me cobraría 20 pesos mientras que a los gringos  no les hacía el servicio por menos de 4 o 5 dólares... Ya sé que es puro marketing, pero esta consideración me compensó moralmente de lo que el guía del extraordinario Museo Antropológico de México D.F. nos había manifestado días antes sobre Hernán Cortés y sus muchachos, las órdenes religiosas que impusieron la religión a machamartillo, los “gachupines”, el origen del doble significado del verbo "coger"...

Cuando le dije que el día anterior había estado visitando las comunidades indígenas de San Juan de Chamula y Zinacantan me dijo que en ambas tenía familiares y su locuacidad se destapó de tal manera que la conversación se alargó más allá del tiempo que requería su faena.  No eludía responder a ninguna de las preguntas que le hacía. Me puso al corriente de la última aparición del subcomandante Marcos con motivo de la celebración del 15 aniversario del alzamiento zapatista que encabezó en el Estado de Chiapas, de la campaña a favor de los presos políticos indígenas que se hallaban en el Penal 4 de San Cristóbal,  del fracaso del Presidente Calderón en su lucha contra el narcotráfico, de la previsible vuelta del PRI en el 2012, de lo mucho que le gustaría que surgiese un nuevo presidente indígena como Benito Juárez, de que todavía no había visitado la basílica de la Virgen de Guadalupe y la Plaza Monumental de la capital federal,  del canje de armas por computadoras...

Cuando abordó este último tema le dije lo que había escuchado en Televisa y él me guiñó un ojo y me mostró discretamente dos revólveres envueltos en una bayeta que se hallaban camuflados debajo de unas cajas de Cohibas, rosarios y pequeñas mascaritas funerarias en el fondo de un carrito de la compra. Eran del calibre 38, que dado su bajo costo – menos de 50 dólares -  tienen la ventaja de que son muy fáciles de conseguir en  el mercado negro. Él también estaba más que eufórico con esta campaña pues con parte de la venta de la computadora que obtuvo del primer canje había adquirido estos dos revólveres que también pensaba canjear... Negocio redondo. (No sé por qué me vino a la memoria el cuento de “la lechera”) Y añadió con sorna que hasta los traficantes de armas se frotaban las manos con esta compaña. Todas las partes implicadas, contentas. ¿Se  puede pedir más?

Si Forges se ocupase de las viñetas de humor de algún diario mexicano como  “Excelsior”, “La Jornada”, “El Universal”... seguramente que también plasmaría en sus páginas su famosa exclamación: ¡Qué país!...

Ah, se me olvidaba, al final no me cobró nada por el servicio, pero me vendió una cajita de puros habanos ¿o chinos? Cohibas. Y eso que hace años que no fumo... 

miércoles, noviembre 09, 2011

S.O.S. Desaparecido mi 2º blog: sinfonaturolense.blogspot.com (Sinfonía Turolense)



Acabo de regresar de México indemne, feliz, cansado... con deseos de compartir sensaciones, vivencias y conocimientos y me encuentro con la desagradable sorpresa  de que mi segunda bitácora, sinfonía turolense (sinfonaturolese.blogspot.com) ha sido eliminada. No me afecta en demasía porque se trata de una mera colección de canciones e interpretaciones musicales, pero me habría quedado desolado si la desaparecida hubiese sido ésta, tras cuatro años de vida y más de 700 entradas...

Puestos a buscar causas, no descarto haber salido incorrectamente de la configuración. Esto habría permitido que algún “terrorista” entrase y la eliminara. Es una especulación sin fundamento... No sé.

He recurrido a la ayuda blogger y a la experiencia de otros usuarios afectados, pero no he hallado remedio o no he sabido seguir determinadas pautas un tanto complejas. Por lo visto, estas eliminaciones no son excepcionales...

Si alguien ha pasado por este trance o tiene idea de cómo resolver el problema, se agradecerá infinitamente. Gratificación a convenir...

Gracias anticipadas

P.D: Contestaré los comentarios pendientes de la entrada anterior y trataré de ponerme al día en cuanto me recupere de los efectos del chile y del síndrome de la descompensación horaria...(lo de “jet lag”  me parece una cursilada...).