lunes, diciembre 13, 2010

“Los cornetas del Apocalipsis”, ¿para tirios y troyanos?

El título se inspira en "Las trompetas (cornetas) del Apocalipsis"

“El País” de ayer (12-XII-2010) publicaba unas páginas de un libro que saldrá a la venta el próximo día 15, titulado “Los cornetas del Apocalipsis” del periodista José Mª Izquierdo, colaborador de dicha publicación y de las cadenas “Cuatro” y “CNN+”. Aunque he leído alguno de sus artículos, no lo conozco a fondo y por eso recabo información. Aterrizo por error en “Libertad digital” y veo que lo ponen a  parir por su  blog y esto ya me supone un aval para interesarme , pues el mismo autor lo describe de esta guisa: “El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor de este blog asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. El catador, ya inmunizado por la ingestión de dosis homeopáticas a lo largo de sus muchos años, se limitará a descubrirles una muestra del sapo o la culebra, y simplemente les advertirá de los graves daños que puede comportar para su equilibrio sicológico la lectura completa de tal o cual artículo. La decisión, enteramente suya”.

El libro al que hacía referencia al inicio de esta entrada, como señala Izquierdo, “nace como una continuación, ampliada y corregida de aquellos jinetes que publicó EL PAÍS en los cinco domingos de agosto de 2010”. Retrata a Alfonso Ussía, Carlos Dávila, Pío Moa, César Vidal, Federico Jiménez Losantos, Fernando Sánchez Dragó, Hermann Tertsch, Juan Manuel de Prada, Antonio Burgos e Isabel San Sebastián.

Un capítulo de este libro se titula: “Sánchez Dragó, un taoista vestido de azul”, que como bien es sabido se autodefine como "anarquista de derechas", se considera un picha brava, "siempre he follado lo que me ha dado la gana ¡muchísimo!", y vive postrado a los pies de Esperanza Aguirre (la "thatcher" de España), "impecable e implacable inteligencia política" que será "la primera mujer en presidir el Gobierno de España", tras defenestrar a Rajoy y Gallardón por pecar de socialdemócratas. No son pocas las lindezas que se podrían citar de este inefable escritor que recoge este artículo, pero voy a obviar las que hacen referencia a su afición por las “lolitas japonesas” que ya protagonizaron titulares en los medios recientemente.

Sánchez Dragó, además de su tierno afecto por las "bollicao de buena factura" y propagandista del medicamento de milagros afrodisíacos, “Cialis", del que se considera adicto y que recomienda a los que ya tienen cierta edad, también se confiesa enamorado de Sarah Palin y bebe los vientos por Ana Botella. Por supuesto, Aznar, “un hombre capaz de jugar al pádel, de leer a Borges y de ir al teatro mientras capea tempestades o lo que se tercie con las zapatillas plantadas en la boca de riego de la pupila del ojo del tifón de la res publica" y Berlusconi, “único líder europeo que no es clónico ni lúgubre y que, en vez de pastelear, gobierna”, son los “nambarguan” de la política europea. Tampoco tiene desperdicio su concepto de la democracia:

"Mi voto no vale lo mismo que el de quienes ven los programas de telebasura. Deben votar solo los ciudadanos, no los súbditos". Y abunda en su opinión: "No es lo mismo el tam-tam de una tribu africana, que la Novena Sinfonía de Beethoven, ni un grabado celta que las Meninas de Velázquez".

Así como el PP, ante la crisis que estamos padeciendo, no muestra sus cartas por razones harto conocidas, Sánchez Dragó, que no tiene pelos en la lengua, lo tiene más que claro, además de privatizar todo lo público... considera que fuera del capitalismo, rectamente interpretado, no existe salvación para nadie ni sin mercado libre hay libertad que valga.

"Los ricos, por su perspicacia e iniciativa, merecen un premio; los pobres, un castigo fiscal, ligero, para que espabilen''

Dicen que con el tiempo dulcificamos los recuerdos del pasado. Sánchez Dragó, que siempre presume de haberse enfrentado al franquismo, recuerda aquella época de esta guisa:

“Mis recuerdos lo son de un país abierto, alegre, divertido y más libre, en lo menudo, que el de ahora. Basta de mentiras. No reabra trincheras. No dé vivas a la República, que lo fue de infamia".

Decididamente, Sánchez Dragó ya ha encontrado la horma de su zapato y no da más tumbos de una ideología a otra, porque las cosas por fin están más que claras:

"No puedo ser de izquierdas porque es una secta del cristianismo, ya que recoge la más delirante idea que jamás se haya formulado: el igualitarismo".

Algunas otras opiniones relacionadas con la política: emigración, euro, oenegés, Zapatero, etc. no se libran de sus desafueros a cual más chusco y altisonante.

CONCLUSIÓN: No descartaría que este libro resulte atractivo tanto a partidarios que disfrutarán con las perlas ideológicas que manifiestan sus protagonistas como a los detractores – entre los que me encuentro – que confirmarán el porqué de sus distancias de tamaña fauna. En cualquier caso quiero hacer constar que nada más lejos de mi ánimo que el de publicitar este libro. De Sánchez Dragó me dejó buen recuerdo el programa Encuentros con las letras (1979-1980) y del único libro que compré de él, Gárgoris y Habidis, no puedo opinar porque sigue durmiendo el sueño de ¿los justos?

Artículo completo de “El País”:

http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Sanchez/Drago/taoista/vestido/azul/elpepusocdmg/20101212elpdmgrep_6/Tes

25 comentarios:

  1. Menudo post has hecho amigo, necesito reflexionar en lo escrito. Por cierto, preciosa fotografía de bienvenida has puesto.
    Besos Luis Antonio.

    ResponderEliminar
  2. Luis Antonio, la derecha existe y los intelectuales de derecha también aunque no nos gusten. Son tan sectarios como muchos intelectuales de izquierda. Lo siento pero yo no puedo leer tampoco a Almudena Grandes. Creo que la derecha es una opción legítima y forma parte de la lucha ideológica que se plantea en las sociedades que alternan periodos en un sentido u otro. Aznar, Esperanza Aguirre, Camps, pues no son de mi gusto está claro, pero tampoco otros muchos que encuentro a la izquierda me llenan de pasión. Este reguero de intelectuales de derecha tienen su derecho a reescribir la historia, basta con no escucharles. Nunca veo Interconomía y soy asiduo de CNN+, que por cierto deja de emitir para mi desconsuelo. Su punto de vista, estrafalario en algunas ocasiones o casi siempre, a veces alumbra aspectos que El País no deja ver ni informa. Pienso que es bueno que se manifiesten sin pelos en la lengua. La República fue un fracaso como sistema político. Le he dado muchas vueltas. Me gusta la bandera tricolor pero en este país cainita siempre producirá desastres. En ese sentido tiene razón Sánchez Drago.
    Yo suelo revisar los titulares de los periódicos de derecha en el kiosko. Son interesantes. El País sólo ilumina aquello que entra dentro de su tribu. Lo he leído desde el día de su aparición, pero en muchos sentidos es tan sectario como los otros, pero más fino en las apariencias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Te recomiendo que lo oigas todos los días, temprano, en la SER. Una forma excelente de comenzar el día.

    ResponderEliminar
  4. Luis, espero no distanciarnos, pero este tipo a sueldo de PRISA, como que no me cae bien

    ResponderEliminar
  5. No lo conocía a este hombre. Gracias por "presentármelo".
    En cualquier caso, parece que han descubierto hoy a Sánchez Dragó, o quizás no tienen nada más interesante de qué hablar. Es un hombre que le gusta provocar y parece que ha encontrado la veta, después de llevar años diciendo gilipolleces que se aplaudían en todos los ámbitos. Yo le tengo "ignorado" desde hace años y años.

    Un beso, Luis.

    ResponderEliminar
  6. Hay personas, o lo que a mí me llega al menos de ellas, si es que no las conozco, que simplemente da... asco. Esa es la palabra. Asco.

    Muchos besotes, Luis Antonio.

    ResponderEliminar
  7. Qué alguien, por favor, nos libre de semejantes jinetes y especialmente del señor Sánchez Dragó.

    Ninguno de los mencionados son santos de mi devoción, no sé cuál de ellos me produce más urticaria, Luís.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  8. Este personaje es contradictorio. Tiene inteligencia y la sabe usar. No sé si miente, pero no me da confianza. Sus bravatas no hacen más que desconcertar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Solo te puedo decir que tiene buena pinta el libro y que venderá.

    En cuanto a Dragó, tengo una contradicción personal. Lo detesto en su persona y manifestaciones públicas como me encantan sus libros, sobre todo las novelas y también Gárgoris Y Habidis. Me he leido 6 libros suyos y me falta el de Soseki, que parece también interesante. Eso, sí, como personaje público, una basura.

    ResponderEliminar
  10. A ROSALÍA:
    Gracias, Rosalía, por tu visita y espero que las reflexiones no te perturben para nada.
    Besos

    A JOSELU:
    Aborrezco a todo lo que tenga tufo a sectarismo, sea de una u otra ideología y, por supuesto, no niego el derecho a tener el espacio que le corresponda a ningún partido. Sin embargo, pensar que estos personajes tan “relevantes” puedan influir en el próximo gobierno, que pocos dudan que será del PP, me quita cualquier asomo de esperanza...También me gusta ojear todos los diarios, aunque sea a través de Kiosko.net. La falta de independencia obliga a satisfacer este tipo de curiosidad. No se puede criticar al adversario sin conocerlo...En mis preferencias, no incondicionales, están “El País” y “La Vanguardia”.
    Un abrazo

    A PEDRO OJEDA ESCUDERO:
    Acostumbro a escuchar la cadena SER, sin enclaustrarme en ella...

    ResponderEliminar
  11. AL DR. VITAMORTE:
    Cualquier ideología es aceptable si no se exige compartirla a nadie. En ese caso no tiene por qué haber distanciamiento alguno. La inmensa mayoría de los periodistas o comentaristas políticos están a sueldo de alguien. Si conoces a alguno independiente, no te lo guardes para ti...Los personajes que protagonizan el mencionado libro, por supuesto, están bastante lejos de mi manera de pensar. En estos momentos cuestiono a casi todos, sean tirios o troyanos, tal es el escepticismo en el que me hallo...

    A NOVICIA DALILA:
    Sánchez Dragó es uno, entre varios, de los que protagonizan este libro.
    Entre las gilipolleces que dice también se puede encontrar alguna idea a compartir. Las cosas, además de blancas y negras, también pueden ser grises...
    Besos, Novicia

    A V (VERO).
    Se puede decir más alto, pero difícilmente tan claro como lo has hecho tú.
    Más besazos para ti, Vero

    ResponderEliminar
  12. A CRISTAL:
    Lo mejor para la urticaria es alejarse de quienes la provocan. A lo mejor así nos encontramos tú y yo...Je, je.
    Otro abrazo, no menos fuerte, para ti

    A MIGUEL:
    Todos somos contradictorios, lo que pasa es que el eco nos diferencia. Este personaje es inteligente y sabe hablar y escribir, pero no siempre pone estas virtudes al servicio de valores universales. Creo.
    Un abrazo

    A SUJARI BEJARIVE:
    Seguro que venderá porque va dirigido, creo, tanto a partidarios como a detractores. Hasta me tienta a mí y mira que tengo escasa, por no decir, nula simpatía por todos los que conozco un poco...
    Me fío de tu opinión por sus libros, pero creo que alguna de las perlas mencionadas también se halla en alguno de ellos...
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. La exagerada locuacidad, antaño (y digo antaño porque ya me cansé) a veces brillante, de Dragó, como la de tant@s otr@s que no pueden parar de hablar ni bajo el agua... me aburre...

    Me ocurre diferente con la exagerada opulencia de las luces de Navidad... quizá excesivas, pero...

    Besitos de colores, ale!!!

    ResponderEliminar
  14. A BORRAESO:

    A falta de otras "luces"...buenas son estas, aunque las sombras sigan siendo más que sombrías...

    Mejor que ese artificio luminoso es tu visita que por no prodigarse como antaño es...más deseada.

    Besos de música, ¡ale!

    ResponderEliminar
  15. No les creas, el tal Izquierdo con cada comentario jocoso justifica a sus contrarios para que siga prevaleciendo esa dualidad mortífera a la que nos quieren entregar. Se alimentan mutuamente y disparan al otro con nuestros despojos.
    Hay que huir del tinglado de la farsa y no dejarse contaminar.

    ResponderEliminar
  16. A mi me parece que todo vale con tal de vender. Si Sánchez dragó ya tenía publicidad por todo lo que ha dicho recientemente ahora un poco más. No leería a ninguno de ellos, ni de coña, que sean más creativos, que sean más constructivos, nos sobra toda esa basura.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. AL DR. KRAPP:

    Una hipótesis muy plausible la tuya...Todo es posible. Seguiré tu consejo.

    A ANGIE:

    También tienes razón, Angie. Me alegra saber de ti. ¿Todo bien?

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Lles, lless, eberizin is OK, luis anzoni.
    Bueno, igual estoy perdiendo un poco de inglés. Ahora mismo no sé si eberizin va con z o con c.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Pues ya te puedes imaginar mi opinión sobre este "individuo", que para mí roza la delincuencia en sus últimas declaraciones, sobre las "lolitas japonesas. Pero, desgraciadamente, como ese, hay unos cuantos más en los medios. De derechas, de centro y de izquierdas...

    En fin, paso de diatribas, que bastante le has dado tú ya. Y me gusta además de esta entrada, que le "das" con sus propias palabras, que le descalifican de per se.

    Sólo en una cosa le doy la razón a este papanatas y es que, más allá de tendencias, "niveles" los hay, los ha habido y siempre los habrá. Por poner un ejemplo de su estilo de comparación, diré que no es lo mismo un intelectual de derechas como Sánchez Dragó, que como Vargas Llosa. ¿Verdad?

    Bueno, pues eso. Un abrazo Luis A.

    ResponderEliminar
  20. A CristalOOk:

    Intuyo, como bien dices, que lo bueno de ese libro es que no opina, sino que se limita a seleccionar determinadas frases de esa selección de "pensadores" que se "retratan" a sí mismos...

    Me quedo con Vargas Llosa, sin dudarlo para nada...

    Como bien dices, el papanatismo no es patrimonio de ninguna ideología. Igual que las dictaduras...

    Besos, CristalOOk

    ResponderEliminar
  21. De nuevo el dilema: Derecha-Izquierda, Izquierda-Derecha, Buenos-Malos, Malos-Buenos.
    ¿Todo ésto tiene el mismo significado hoy que hace 30 ó 40 años?.
    Pienso que no se trata del lado por el que uno circula. Debería ser honesto-deshonesto, digno-indigno y otras similares.
    Sánchez Dragó siempre me ha parecido un pedante intentando convencer al público de lo inteligente que es. Lo que nunca entenderé que pinta a su lado Albert Boadella.
    Todo debe de ser analizado con mucho detenimiento. Sigo siendo fiel al El País. El País es Prisa. Prisa era CNN+. CNN+ se ha ido al garete por decisión empresarial, alegando enormes pérdidas que nadie desde fuera puede discutirle. ¿No se puede mantener un medio informativo deficitario en beneficio de la independecia?. Está visto que no. Vi completo el discurso de Vargas Llosa previo a la entrega del Premio Nóbel. Me emocionó sobre todo cuando hablo de su esposa. Condenó los Nacionalismos y las Dictaduras, especialmente Cuba, pero no hizo ninguna mención a China. ¿Por que?. ¿Tiene algo que ver la posibilidad de traducir al chino sus obras?. Siempre nos debería quedar la duda de todo. Absolutamente de todo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. A Benjamín:

    Coincido contigo en que los conceptos de izquierda/derecha están superados. Personalmente, y al margen de las siglas, no tendría apuro alguno en dar mi voto a un partido democrático, honesto, buen gestor, constructivo, capaz de generar empleo y con sensibilidad social. Un mirlo blanco, vamos... Dadas las circunstancias actuales. Miro a un lado y a otro y...no lo encuentro.

    Otro saludo cordial

    ResponderEliminar
  23. Anónimo5:34 p. m.

    Cuando el PP gane las próximas elecciones nos acordaremos de los medios de comunicación públicos en la era ZP. Si con este TVE ha alcanzado los niveles más altos de independencia y pluralidad en muchos años (premiados internacionalmente) será muy duro volver a los tiempos de Urdaci y compañía, de la era "Ansar". Den una vuelta por Telemadrid o Canal 9 (de gobiernos del PP) para darse cuenta de lo que vamos a perder. Volveremos a los tiempos de C-C-O-O y manipulación grotesca de la realidad. Miedo me da de pensarlo, pero la derecha no entiende los medios de comunicación de otra forma.

    ResponderEliminar
  24. A Anónimo:

    Es cierto que TVE ahora es más independiente que cualquier canal privado y en cuanto a lo que se nos va a venir encima...también me temo lo peor.
    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Anónimo8:48 a. m.

    Yo pienso que este Sánchez Dragó es de derechas por que la izquierda no admite personajes como el, para mi es una persona desfasada y desqiciada.

    ResponderEliminar